*

Glamorama
Marco Silva y su hija Natalia hace dos años en el estelar Diana, que emitió Canal 13. IMAGEN TOMADA DE LA PANTALLA

Marco Silva habla del abuso sexual que sufrió su hija a partir de los nueve años por parte de la nueva pareja de su ex mujer: “Siguen estando juntos y tal vez ese es el mayor dolor”

Autor: Equipo Glamorama / 30 noviembre, 2019

Hace dos años Marco Silva y su hija Natalia hablaron en el estelar Diana, que entonces conducía Diana Bolocco en Canal 13, sobre los abusos sexuales que sufrió Natalia por parte de su padrastro.

Los padres de Natalia se separaron cuando ella tenía un año y la víctima contó que sufrió este tipo de abusos por parte de la nueva pareja de su madre entre los 9 y 12 años.

En 2016 la joven -hoy de 26- presentó el volumen No Abuses de Este Libro.

En tanto, esta semana en Podemos Hablar Marco Silva ahondó en esta situación.

Estas fueron las palabras del comunicador en el estelar de conversación de Chilevisión:

“Mi hija es una persona súper creativa. La primera cosa que de repente apareció es que hizo un diario para contar las cosas. Y ella, en vez de hacer un diario, hizo un cómic, porque dibuja.

“De ese cómic tuve 800 mil versiones, y en una de las versiones, me acuerdo en el momento exacto, dejó de ser ella y pasó a ser un personaje. Se desdobló y pasó a otra. Y ahí nació esta novela.

“(El hombre acusado de los abusos) Es todavía (la pareja de la ex mujer de Marco Silva). Siguen estando juntos y tal vez ese es el mayor dolor. Es una situación de la que me trato de alejar un poco. Es una situación absolutamente cotidiana, muchas mamás niegan el hecho, siguen con la pareja y esconden a la hija.

“(Mi ex mujer) Lo relativiza y eso pasa mucho. No quiero juzgarla ahora. Para mí superado porque mi hija tiene 26. Hay una cuestión que es clave: si te quedas pegado en el tema lo que te define en la vida es ser víctima. Pero lo que define a mi hija es ser artista. Y ahí hay un cambio sustancial, porque en ese momento su tema es que va a vivir con el abuso toda su vida y toda la familia vamos a vivir con eso. Pero el tema es que ahora puede ayudar a otros. Cada vez que presenta su libro aparecen cuatro casos de abusados en cada presentación.

“Fue cuando mi hija tenía entre 9 y 11 años. Como tres años. (Hubo juicio) Hubo un montón de cosas. Hay un contexto, porque la justicia cambió a partir del 2011, en donde la justicia nueva que tienen fiscales, que protege a las víctimas y toda esa cuestión, no opera en casos antiguos.

“En el sistema antiguo las víctimas son igual a los victimarios, en el sentido que tienen que probar que el otro es culpable. Por lo tanto tienen que presentarse ante el juez en igualdad de condiciones y eso revictimiza.

“El último fin de semana donde mi hija cumplía una edad y prescribía el caso teníamos dos situaciones y estábamos toda la familia, los hermanos, todos. Esto nunca lo he contado, pero estaba la novela y estaba la demanda. Y era la decisión ¿qué hacíamos?

“El tomar la decisión de presentar la demanda, que se la merece, y presentar a la justicia, yo le digo a toda la gente que lo haga, que opere a través de la justicia. Pero en ese momento para mi hija era una situación de revictimización súper potente. Volver a vivirlo una y otra vez. Y lo que ella decidió en su definición de vida, es ser artista.

“(Con mi ex) No hay relación. Nunca más (vio a la pareja de su ex mujer). El tema es muy largo de contarlo, son muchos años de proceso, pero básicamente el tema es que esa relativización del problema hace que mucha gente diga ‘oye, fue solo una pechuga’, o ‘solo lo tocó una vez’.

“Ese tipo de relativización, pero uno vive con eso. Y de repente en algún momento eso te cae, en algún momento de la vida, y tienes que tratar de resolverlo.

“(¿Y tú lo resolviste?) No. Y no creo que nunca lo resuelva. Porque lo que está en uno es una traición, porque yo no estuve atento. Esta cuestión, me lo explicaba un siquiatra, es como las ovejas, los pastores y los lobos. Yo soy pastor, yo protejo a las ovejas. Si se llegan a comer a una oveja el trauma es para toda la vida.

“A toda la gente que tenga un problema, traten de narrarlos y de conversarlos. Verbalizarlo, tratar de sacarlo. Cuando se dice que la gente se demora mucho tiempo en contarlo es que el tiempo es súper relativo. No es regular. Yo he estado en presentaciones de mi hija y hay gente de 80 años que lleva 70 años callada y habla. No la juzguen más y a las víctimas tratemos de compensar” –MIRE AQUI EL VIDEO-.