*

Glamorama
Antonella Orsini en imagen tomada de la pantalla de La Divina Comida, hace unas semanas en Chilevision.

Antonella Orsini: “No puede ser que una, para encontrar pega, tenga que ser coqueta y sonreír…”

Autor: C. Z. / 2 diciembre, 2019

Luego de figurar en teleseries como A Todo Dar o Soltera Otra Vez, Antonella Orsini se convirtió en instructora de yoga.

La actriz de 36 años lanzó su primer libro Yoga Para Luces y Sombras. El volumen se centra en su rol de instructora de la disciplina y también se refiere a lo que vivió con el director y productor de teleseries Herval Abreu.

Orsini fue una de las mujeres que denunció a Abreu por acoso y abuso sexual. Luego, las acusaciones de siete mujeres fueron investigadas por la fiscalía y Abreu fue sobreseído.

Ahora, en entrevista con programa Dínamo Radio -conducido por Antonia Moro en el sitio Mujer Dínamo- la actriz habló sobre los abusos de poder en los mundos del yoga y de la televisión:

Antonia Moro: “¿Hay mucho prejuicio igual frente al yoga?

Antonella Orsini: “No sé. Cada uno con su camino”

Moro: “Lo pregunto en el contexto del documental de Netflix sobre el polémico creador del Bikram Yoga. ¿Qué piensas tú de aquel personaje? Yo vi el documental ayer, está en Netflix. Es buenísimo”

Orsini: “Yo no lo he visto. Conozco la historia. No lo he visto y lo quiero ver. Pero al que se cree por sobre, el que se cree gurú, yo no les creo.

“Ha pasado con los gurú de la religión católica. Hay muchos gurús que por una parte dan la paz pero son humanos, y por otra parte tienen su caída. La caída de los gurús hombres la mayoría es el abuso con niñas”

Moro: “Y el ego”

Orsini: “Y el ego del poder de que las niñas más chicas los miran con admiración. Y hay varios. En este caso de Bikram es un gurú que, por una parte, trajo el yoga, lo capitalizó súper bien, le va súper bien.

“Y por otro lado tiene esta parte de abuso que te da el poder. Por eso yo no creo en las relaciones verticales. Porque el que está en el poder, si no se baja del poder, se mantiene y el poder se lo come. Y esto les pasa a muchos gurús de la India.

“Hay muchos mensajeros de la paz, son humanos y tienen esta doble cara. Entonces se pasan para un lado y se los comen sus demonios”

Moro: “Ahí yo creo que el ego es tremendo y en todos los gurús empieza el ego, y frente al ego y el poder empieza la subordinación y va a la política también. Cuando eres un subordinado ya no tienes herramientas para salir, no tienes la libertad, y ahí viene el desastre. Situación del presente y de este Bikram”

Orsini: “Estas crisis pasan para ver a las personas como realmente son. Cada uno ve lo que quiere ver. Pero finalmente al que se jacta de ser perfecto yo no le creo”

Moro: “Eso es un poco lo que hablábamos de tu libro, que se llama Yoga Para Luces y Sombras. Incluye la no perfección”

Orsini: “Viene de una persona que está lejos de la perfección”

Moro: “¿Cómo tu libro está abarcado desde la mirada de lo femenino, feminista?”

Orsini: “Lo que hablábamos de los gurús. También el yoga ha sido muy de maestros, muy masculino. Hay ciertas mujeres que lo han compartido más, como Indra Devi, la primera mujer occidental que trajo el yoga. Hermosa.

“Pero por lo general son puros hombres, es súper masculino, de una mirada masculina, por lo cual se ha dado esto de ciertos gurús, no solamente Bikram. Hay varios gurús que han sido acusados de abuso con mujeres.

“Hay muchos, como las historias ocultas del pasado, como que ya pasó la vieja, pero hay muchos. Entonces este libro tiene muchas frases y viene desde una mirada de una mujer que no solamente tiene el yoga, sino que es actriz y que también me tocó sufrir un abuso en televisión. Lo hablo aquí un poco en el libro y lo cuento, paso por eso, que también sufrí este abuso con este director al cual lo acusamos con otras mujeres.

“Pero lo que yo buscaba, finalmente, es que este tipo de hombres no puede estar en el poder. No puede ser que una, para encontrar pega, tenga que ser coqueta y sonreír. Eso me frustró en mi camino como actriz. Me alejé finalmente porque no podía ser que mi trabajo no valía. Valía más coquetear. Hay una dualidad muy heavy”

Moro: “Que si eres sensual, ya sea para el objetivo del rol o por serlo, estás poniéndote en riesgo de la malinterpretación”

Orsini: “De él o el otro. En televisión es muy heavy eso”

Moro: “’La culpa no era mía’”

Orsini: “Exacto. ‘La culpa no era mía’. Pero esta cosa que se da con el director y la actriz no se ha tratado mucho, porque la actriz o el actor está mucho más vulnerable. Pones tus sentimientos y tu cuerpo a disposición de un personaje.

“Ahí hay una cosa de poder que lo pincelo, porque es mi camino como mujer femenina en este mundo del yoga, que es masculino, y en esta sociedad, lo que está pasando socialmente y éticamente patriarcal”.