*

Glamorama
Lorene Prieto en una imagen tomada de la pantalla de No Culpes a la Noche de TVN, en febrero de este año.

Lorene Prieto y los “abusos” que sintió en teleserie nocturna Idolos, de TVN: “Estábamos los cuatro en una cama, en pelota… Nos pidieron que pusiéramos la pierna arriba del sexo de nuestro compañero”

Autor: C. Z. / C. F. / 8 diciembre, 2019

“Todas las mujeres teníamos que desnudarnos. Todas terminaron desnudas. Y era casi semanalmente… Se producía una falta de respeto tan grande. Después de esa teleserie yo, sin saber lo que era, empecé a sufrir ataques de pánico”.

Este fue parte del relato de Lorene Prieto en Bienvenidos sobre las grabaciones de la teleserie nocturna Idolos, de 2004 en TVN.

La actriz se refirió a este tema en No Culpes a la Noche, del mismo canal público, en febrero pasado. Y esta semana ahondó en los “abusos” que sintió en esa producción dramática.

En el matinal de Canal 13 Prieto formó parte de un panel junto a Isidora Urrejola, Kathy Salosny, Marcela Sabat y Maite Orsini, entre otros. Ellas dialogaron a partir de la performance Un Violador en Tu Camino del colectivo Lastesis.

Este fue parte del testimonio de la actriz:

Lorene Prieto: “Donde más sentí abuso en un minuto de mi vida fue cuando hicimos una teleserie y todas las mujeres, prácticamente… Se hacían desnudos, pero eran desnudos muy piola y esa teleserie fue súper heavy. Todas las mujeres teníamos que desnudarnos. Todas terminaron desnudas. Y era casi semanalmente.

“Se producía una falta de respeto tan grande. Después de esa teleserie yo, sin saber lo que era, empecé a sufrir ataques de pánico. En la última escena me quebré un dedo, peleando, porque era la última escena, me quebré el dedo gordo (del pie). Yo dije ‘no quiero que me lleven ni voy a decir qué pasó aquí. Lo único donde quiero irme es a mi casa. Quiero ir a mi casa y no volver’.

“Iba gritando, chillando en el auto. Llegué a mi casa y me tuve que servir un trago, porque lloraba y lloraba. Dije ‘pucha, ¿para esto estudié cinco años?’.

“Quiero que esto nunca más se repita en nuestra tele y en ningún lado. Yo había hecho hartos desnudos, pero con un respeto enorme.

“¿Qué pasaba acá? Por ejemplo, me acuerdo de una escena en que me pidieron usar un colaless. Y tenía que besar. Y me tocó la mala cuea de que hacíamos swinger. Entonces, era una escena donde besabas a uno y besabas al otro. O sea, para mí era guácala. Pero yo ya tenía mi contrato, había firmado hace mucho rato además.

“Estábamos los cuatro en una cama, en pelota. ¿Cuál era la diferencia? Que habían amanecido estos swinger en pelota. Los hombres estaban en pelota. Como el hombre no puede mostrar su sexo, nos pidieron que pusiéramos la pierna arriba del sexo de nuestro compañero.

“Yo dije ‘pónganme un trapito’, ‘tráiganme un trapito por lo menos’. Además, tú estabas en pelota. ¿Quién te ve? El camarógrafo. Es de una humillación tan grande, nunca antes vista por mi en la tele. Es humillante los que nosotros vivimos, lo que el elenco vivió como mujer.

“Y todos así (hace gesto de silencio), porque o sino eres conflictiva. Después no tienes pega. Después de eso no tuve pega en un montón de tiempo porque me dio un ataquecito en un minuto. Y después me dicen ‘ay, Lorene, tú haz hecho cosas peores’. ¡¿Perdón?!

“Terminé la escena, porque soy profesional, y me fui a hablar con la productora. Te juro que tiritaba. Me hubiera gustado una respuesta, que la productora hubiera bajado y hubiera dicho ‘esto se acabó’. Eso me hubiera gustado de parte de esa mujer, porque era mujer. Eso no puede pasar.

“Una vez me llamaron de Infieles, una productora mujer, y me dice ‘oye, 80 lucas el día’, hace 15 años, ’80 lucas’. Y dije ‘pucha, ¿pero voy a tener una escena en pelota?’. Me dijo ‘bueno, más de alguna teta vas a tener que mostrar’. Yo nunca más hice un desnudo en televisión, ¡nunca más!

“Le dije ‘¿perdón?, ¿por 80 lucas? ¡Chao!’. Quedé impactada. Necesitaba plata en ese minuto, pero por esa plata… Ni siquiera trabajaba en otras cosas. Entonces, tampoco iba a trabajar por eso. Me pareció que esa cuestión no podía ser.

“Hay cosas peores. Una vez me tocó hacer una escena en colaless donde todos los camarógrafos estaban mirando, y yo después ‘¿pero tiene que ser en colaless?’. ‘Sí, tiene que ser en colaless’.

“Usé colaless. Resulta que nunca apareció en la escena el colaless. Aparecí yo de aquí para arriba (la mitad superior de su físico). ¿Entonces qué era esa cuestión? ¿Un gustito para los camarógrafos?” –AQUI EL VIDEO-.