*

Glamorama
Mariana Marino en una imagen tomada de la pantalla de Podemos Hablar, en Chilevisión.

Mariana Marino habló del mito de los “viajes a Dubái” de famosas y afirma que le ofrecieron “mil dólares diarios…”

Autor: C. Z. / 25 enero, 2020

Mariana Marino se refirió a uno de los mitos que rodean a las modelos y famosas en Chile: los viajes a Dubái.

En la sección “Check In” de Podemos Hablar, la modelo argentina de 38 años que reside en Chile reconoció haber recibido una oferta para viajar al país árabe, pero la rechazó. Además, contó que conoció a muchas “modelos y rostro de televisión” que fueron:

Julián Elfenbein, animador de Podemos Hablar: “Dijiste que te habían ofrecido mucho dinero por hacer viajes a Dubái”

Mariana Marino: “Sí”

Elfenbein: “De hecho, siempre te negaste, nunca lo hiciste”

Marino: “Sí”

Elfenbein: “¿Es un mito esto? Por las chicas que viajan para allá. Se dicen tantas cosas. ¿Conoces gente que haya ido? ¿Qué te ofrecieron a ti?”

Marino: “En una época era muy habitual que las agencias llamaran para estos viajes ofreciendo. Agencia de promotoras y modelo con las que trabajabas en los team. Yo, en ese tiempo, estaba en esa etapa en mi vida de team, eventos comerciales. Y entonces, lo habitual era ‘oye, te tenemos una propuesta’

Elfenbein: “¿Modelar a Dubái?”

Marino: “Sí. Y fíjate que no era ninguna propuesta así como oculta o en secreto. Era abierta, sentarnos a charlar. ‘Mira, está esta propuesta. Me pidieron seis chicas para ir a bailar a Dubái en un yate durante un mes’.

“El tema que me hacía ruido era la plata. Era oye, me está ofreciendo plata por ir a bailar a un yate y yo feliz, porque bailé en todas las playas de Reñaca, Viña, en La Serena, en todos lados”

Elfenbein: “¿Pero cuánto te ofrecían?”

Marino: “Ahora ya no me acuerdo… Pero, por decirte, era una cantidad así como muy extraña. Por decirte mil dólares diarios. Mil dólares diarios, sumados en treinta días. Yo decía ‘¿ya…?’

Elfenbein: “De día, no de noche”

Marino: “Por día, porque teníamos que estar bailando en este yate. Y era una pega que me encantaba hacer y que la hacía acá para las marcas”

Elfenbein: “¿Y quién estaba en el yate supuestamente?”

Marino: “Ahí no hablábamos de nombres”

Elfenbein: “Era como un jeque”

Marino: “Claro. Se supone que en los yates van los jeques y lo que hacen es negocios ahí. Y uno está como haciendo imagen. A mí me encantó la plata, pero me dio mucho miedo el tema de… Sobre todo cuando estás en otras tierras que tienen unas leyes, que no es tu espacio”

Elfenbein: “¿Tienes alguien que haya ido? ¿No aceptaste porque pensaste que esto era una cosa medio turbia? ¿Te pasó eso? ¿Alguien te contó algo?”

Marino: “Conozco muchas personas que fueron”

Elfenbein: “¿Cómo quién?”

Marino: “Nombres no”

Elfenbein: “No quién”

Marino: “Como modelos también y rostros de televisión…”

Elfenbein: “¿Famosos? ¿Famosas chilenas?”

Marino: “Sí, pero ninguna vino a decirme ‘estuvo bien o estuvo mal’. La verdad es que nunca conversamos”

Elfenbein: “¿Nadie te contó lo que pasó ahí?”

Marino: “No. Fuerte, ¿no? Me quedé con la duda. Capaz que sí era bailar en el yate”

Elfenbein: “Tenías sospechas de que es más allá de eso”

Marino: “Claro. Era como ‘dudo. Dudo de verdad’. Y el miedo a decir que estoy en un país desconocido. Puede que yo vaya solamente a hacer esto. ¿Pero qué pasa si quieren invitar a otra cosa y yo no lo elijo? Ante esa negación, ¿qué pasaría? No tengo como defenderme. Acá estoy en mi lugar y puedo salir corriendo” –MIRE AQUI EL VIDEO-.