*

Glamorama
Raquel Argandoña y Francisco Pulgar emocionados en Bienvenidos. IMAGENES TOMADAS DE LA PANTALLA DE CANAL 13

“A duras penas estamos aguantado…”: el video del reencuentro virtual de madre con su hija de siete años fallecida que hizo llorar a los panelistas de Bienvenidos

Autor: F. V. / 13 febrero, 2020

La mayoría de los panelistas presentes hoy en Bienvenidos quedaron llorando tras ver un video. La periodista Cristina González abandonó el estudio del matinal de Canal 13 debido a lo conmovida que estaba.

Se trata del documental Meet You, de origen coreano, que muestra el reencuentro de una madre con su hija de 7 años, fallecida a causa de leucemia, gracias a la realidad virtual:

Tonka Tomicic: “Imagínese perder un ser querido y tener la posibilidad de reencontrarse con ese ser querido, pero virtualmente. Esto ocurrió en Corea. Es un caso real, una mamá que perdió a su hija por leucemia. Ella participó en esta especie de experimento. Virtualmente se reencontró con ella. Quiero invitarlos a que veamos este video”

Tras ver las imágenes:

Raquel Argandoña: “Que terrible…”

Tomicic: “Es intenso”

Emilio Sutherland: “Demasiado impactante”

Tomicic: “En este caso es la reconstrucción de la imagen de su hijita, de la voz, y ellos como familia quisieron participar”

Argandoña: “Que terrible (limpiándose las lágrimas con un pañuelo)”

Tomicic: “Como una manera de terapia, de sanación. Nuestra Titi (Cristina González, periodista de Canal 13, que estaba en el estudio), no aguantó. Estamos todos súper emocionados”

Sutherland: “Nuestra colega no resistió. Nosotros a duras penas estamos aguantado, porque es demasiado impactante. Yo creo que en este tema uno no puede dar receta, es absolutamente personal. Yo soy escéptico respecto a médiums y esas cosas, no creo en eso”

Tomicic: “¿Tú harías algo así?”

Sutherland: “No, yo no haría algo así, pero respeto a quienes quisieran. Pero mi gran temor es que a través de este tipo de terapias o sanaciones, el efecto puede ser peor. Porque esto es irreal y puede generar situaciones sicológicas peores aún. Siento que uno tiene que acostumbrarse, desde pequeño, a que la muerte forma parte de la vida. Eso es lo natural”

Tomicic: “¿Y tú Raquel?”

Argandoña: “Yo lo haría solamente por el fallecimiento de uno de mis dos hijos. Pero estaba pensando el caso de una muy amiga mía que perdió a su hija en un accidente. Ella andaba en bicicleta y la atropellaron. Venía saliendo de la bomba de bencina que está en Presidente Riesco con Manquehue, la atropellaron y murió.

“Una persona que estaba ahí recoge su celular y llama a mi amiga. Le dice ‘este teléfono…’ ‘Sí, este teléfono es de mi hija’. Le dice ‘acaba de tener un accidente y su hija falleció’.

“Ella pertenece a otra religión, los envuelven en paños blancos y ella no alcanzó ni a abrazarla ni a despedirse. Y solamente, como recuerdo de ella, tiene cuando ella la llama a su celular y no contestó. Y le dice ‘mamá, espérame a comer, voy en bicicleta (se le quiebra la voz)… Quiero conversar contigo’. Y hasta el día de hoy, ella falleció hace tres años, escucha el llamado de su hija.

“Entonces, yo en ese lugar, obviamente que haría esto, para saber como está su hija, poder abrazarla, verla, conformarse. Yo en ese caso lo haría, no con ninguno de mis padres, pero cuando uno es mamá hace todo por ver al hijo que perdió”

Tomicic: “Francisco, que también lo veo súper emocionado”

Francisco Pulgar: “Tengo una hija… (no pudo seguir hablando de la emoción. Se tapa la cara con las manos)”

Tomicic: “Tome agua si quiere” (Ángeles Araya consuela a Francisco)

Pulgar: “A mí me toca convivir mucho con gente en casos que ha sido asesinada, ya sea por arma de fuego o arma blanca. Muertes violentas, donde me ha tocado relacionarme con las víctimas y el daño es tremendo. Profesionalmente me abstraigo del tema, pero cuando eres padre, mi hija más pequeña tiene 10 años, y no me veo en el escenario de no tenerla.

“Entonces, cuando hago el trabajo profesional y veo una persona fallecida por un accidente de tránsito… Hace dos semanas atrás me tocó un niño, allá en el Maule, que viene un golpe de agua, lo arrastró y el padre vio cuando su hijo cayó por la cascada y apareció a unos kilómetros.

“Yo discrepo con Emilio respecto a que muchas veces tenemos que aferrarnos a cualquier cosa para poder reparar aquello, poner un parche en nuestro cerebro para tener un consuelo de que hice mal.

“En el caso de Matías, de once años, que murió en cascada Arcoíris, en el Maule, su padre, si hoy tuviera la posibilidad de ver a su hijo y poder conversar con él, por lo menos se le da una posibilidad virtual, médium, cómo sea. Un parche a tu cerebro que algo de tranquilidad te da” –VE EL VIDEO ACA