*

Glamorama
Maly Jorquiera y Sergio Freire en una foto de archivo tomada de la web.

El carrete de Maly Jorquiera y Sergio Freire en otros tiempos y que terminó en el policlínico de un “all inclusive” en Punta Cana

Autor: Fran Varela / 15 abril, 2020

“Y llegamos a Punta Cana, todo hermoso, ‘all inclusive’, era mi sueño ir a un ‘all inclusive’. Yo depilada, toda regia, nos bañábamos en la playa, íbamos a buscar copete, porque el copete es todo gratis y empezamos a tomar, tomar…”

Este fue parte del anecdótico relato que Maly Jorquiera realizó en Cocina Fusión sobre su primer viaje junto a Sergio Freire -su pareja desde hace seis años y con quien tiene un hijo de dos años-, el cual terminó con la hoy coanmiadora de Sigamos de Largo atendida en un policlínico.

En el último capítulo del programa de TVN animado por Karen Doggenweiler también participaron Renata Bravo, Macarena Tondreau, Eduardo Cruz-Johnson, Roberto Van Cauwelaert y Mauricio Flores.

Maly Jorquiera: “Yo estaba empezando con Sergio, entonces me dice ‘te voy a invitar de vacaciones’. Yo me sentía la más feliz del mundo.‘Ya poh’, le dije. ‘Yo nunca he salido de Chile, como una vez. ¿Y a dónde? Todo el mundo va a Punta Cana’.

“Entonces me dice ‘ya, vamos a Punta Cana’. Me pagó el pasaje, me lo cobró en cuotas… (ríe).

“Y llegamos a Punta Cana, todo hermoso, ‘all inclusive’, era mi sueño ir a un ‘all inclusive’. Yo depilada, toda regia, nos bañábamos en la playa, íbamos a buscar copete, porque el copete es todo gratis y empezamos a tomar, tomar…

“Nos empezamos a entonar, viene una tormenta, ‘!¿qué importa?! Vamos a los juegos que hacen debajo del techo’.

“Termina de llover, nos vamos a meter al agua de la mano, había una pichanga. Freire hace así (le pega a la pelota), mete gol (risas). ‘Espectacular, esto es demasiado, acá la vida es increíble’.

“Nos metimos al agua, seguimos chupando, nos vamos a la pieza y, en la noche, feroz caña. Entonces, yo ignorante, se me acabó la botella, digo ‘ah, voy a tomar de la llave…’

“‘Me duele la cabeza…’ Paracetamol con agua de la llave.

“Seis de la mañana… (gesticula el sentir mucho dolor). Pero por todos lados, disculpen, ¿van a seguir comiendo? (ríe). La cuestión es que empiezo mal, mal, mal. Ahí te das cuenta cuánto te aman, después de verte así.

“Figurábamos a las seis de la mañana por el ‘all inclusive’. Le digo ‘llévame al hospital. Freire, ¿sacaste seguro?’. ‘¿Qué es eso?’, me dijo. ‘No importa’, como uno recién está empezando…

“Terminé en el policlínico del ‘all inclusive’ con suero a la vena, calmantes. Y nada poh, aquí estamos juntos después de todo. De los siete días que duró el ‘all inclusive’, cinco estuve enferma” –VACÁ EL VIDEO