*

Glamorama
Mauricio Pinila en una foto del archivo de AGENCIA UNO del año 2018

El desahogo de Mauricio Pinilla: “Este mensaje va para todos los weo… que me web… con ‘el palo (de Pinilla)’”

Autor: C. Z. / 8 abril, 2020

La tarde del 28 de junio de 2014 quedó grabada en la historia del fútbol chileno.

Chile enfrentó a Brasil por los octavos de final del Mundial. Ambos equipos estaban empatados y se fueron al alargue. Hasta que, en el último minuto, Mauricio Pinilla se sacó dos jugadores brasileños, hizo una pared con Alexis Sánchez y le pegó fuerte y arriba.

El tiro dio en el palo y evitó el triunfo de la Roja. Más tarde, en los penales, la selección fue eliminada.

El “palo de Pinilla” quedó grabado en la cultura popular. La jugada hasta el día de hoy es recordada. Y el delantero suele enfrentar a seguidores en las redes sociales que le rememoran el momento.

Este miércoles, en el programa Almorzando con el Rubio, que conduce Martín Cárcamo en Instagram Live, Pinilla recordó su “palo” en el Mundial de Brasil. El delantero contó detalles de la jugada, la posterior trastienda, el tatuaje que se hizo y reveló cómo le afectó emocionalmente:

Martín Cárcamo: “Todo el mundo quiere saber del ‘Palo de Pinilla’, que se entienda bien, ‘Palo de Pinilla’”

Mauricio Pinilla: “Este mensaje va para todos los weones que me webean con el ‘palo’. ¿Ustedes, weones, creen que yo le quería pegar al palo? ¿Creen que miré el palo y dije ‘ahí le voy a pegar’? No fue así…

“Lo que pasa que, en ese tiempo, se jugaba con unas pelotas, no voy a decir la marca, pero unas pelotas que agarraban unas trayectorias súper extrañas. Y dije ‘le voy a pegar un bombazo fuerte…’

Cárcamo: “Por favor, quiero detenerme ahí, porque esta va a ser la pregunta. Hazme el relato de todo, desde que le pegas a la pelota. ¿Qué pasa por tu cabeza? Tu sensación, cuando entras al camarín, el tatuaje, ¿qué hablaste con tu familia?, ¿qué te dijeron tus compañeros?”

Pinilla: “Me acuerdo que salta Luiz Gustavo conmigo, la controlo bien en el aire, encaro, se la toco a Alexis (Sánchez), hago una pared con él, me saco con el brazo a Thiago Silva, y veo a Julio César en el arco agachadito. Lo veo agachadito…

“Dije ‘le pego un bombazo fuerte arriba’. Le pego el bombazo fuerte, arriba, y de repente ¡pum!, la pelota en el palo…

“En el momento no sentí nada, porque un palo en la jugada, no sabes cuánto tiempo queda, cuánto tiempo va, estás tan concentrado en el partido, y de repente 20 segundos y termina el partido. Penales. Y todavía no logras asimilar si entraba. ‘Puta, qué mala cuea. No importa’…

“Vamos a los penales. Y después entramos al camarín, luego de haber perdido, y ahí te empiezas dar cuenta de lo que hubiese significado esa jugada, ese gol si hubiese sido. Y no, lo pasé como las pelotas. La verdad que después llegamos a la concentración…”

Cárcamo: “¿Lloraste?”

Pinilla: “Sí, una semana completa, una semana… No podía dormir”

Cárcamo: “¿Y qué te decían tus compañeros más cercanos? Compañeros que estaban ahí en ese minuto, en esa semana…”

Pinilla: “Ese gol nos cambiaba la vida a todos. Nos cambiaba la vida en el país. Entrábamos a una recta en un Mundial, con una confianza, eliminando a Brasil. Era un sueño para todos. O sea, era un sueño para todos.

“Seguramente mi carrera hubiese cambiado, hubiésemos seguido avanzando, anda a saber lo que hubiese pasado… Quizás me hubiesen pegado un tiro los brasileños, no se sabe… Solo Dios sabe por qué pasan las cosas.

“Pero la verdad era un momento donde podían haber pasado muchas. Yo creo que Chile hubiese avanzado hasta la final de ese Mundial”

Cárcamo: “De acuerdo contigo… ¿Dónde te tatuaste el ‘palo’?”

Pinilla: “¿Lo mostramos?”

Pinilla se da vuelta y muestra el tatuaje.

palo pinilla

Cárcamo: “Ahí está… ¿Eso te lo tatuaste cuánto tiempo después?”

Pinilla: “La fecha exacta no me acuerdo… Pero fue como una semana después. Yo siempre me tatúo hitos de mi vida.

“Y en vez de tatuarme el símbolo del Mundial, de participación, dije ‘voy a hacer una weá diferente que me recuerde el Mundial’, que para todos los futbolistas es un sueño, ‘me voya tatuar esta jugada’. Está weá me va a recordar siempre que yo participé en este Mundial”.