*

Glamorama
Roberto Van Cauwelaert y Fernanda Carrasco en una foto compartida en el Instagram @robertovanc

La azarosa petición matrimonial de Roberto van Cauwelaert

Autor: Equipo Glamorama / 15 abril, 2020

Después de más de cuatro años de pololeo y haber formado un hogar con su polola, Roberto van Cauwelaert se casa.

El periodista que se hizo conocido en CQC, Intrusos y ahora en Rojo, en TVN, pidió matrimonio durante el verano pasado a  la profesora de educación básica Fernanda Carrasco.

En Cocina Fusión, el fin de semana, van Cauwelaert dio a conocer los rostros televisivos que están invitados a la boda. Esto según los planes matrimoniales que los novios tenían mucho antes de que el coronavirus llegara a Chile.

El programa de cocina TVN  animado por Karen Doggenweiler también fue grabado antes de la pandemia. Además, el periodista también contó como fue su petición matrimonial:

“Tiene relación con un viaje… A mí me ayudó la Titi Aguayo, muy amiga mía, con la que también tenemos un emprendimiento.

“Para mí era muy complicado pedir matrimonio porque la Fernanda no usa joyas, no usa nada. Le preguntaba a la Titi ‘¿qué hago?’

“Fui a la clásica joyería. Dije ‘voy por esta’ y la Titi me dijo ‘bajo ninguna lógica compra ahí’.

“Entonces fui a comprar el anillo. Me ayudaron otras personas del canal. Y dije ‘le voy a pedir en Panamá’. Nos íbamos de viaje a Panamá y teníamos todo planificado.

“Pero después, cuando compro el anillo, ¿qué pasa si suena en Policía Internacional? Porque la persona a quien le compré el anillo me dijo ‘no lo puedes llevar en la maleta de abajo, porque ya me han llegado novios que vienen a comprar otro anillo, porque lo han perdido o se lo han robado de la maleta’.

“Siempre que viajo ella se preocupa de todo, porque yo pierdo todo. Entonces me compré un bolso y me fui con mi bolso acá (muy bien sujeto). Entonces llegábamos antes al aeropuerto, fui al baño y siempre con el bolso. Pasamos Policía Internacional y todo bien.

“Llegamos a Ciudad de Panamá y no se iba. Tenía que guardar el anillo en la caja fuerte. Hasta en el avión dormí con el bolso.

“Cuando llegamos hablaba entremedio con la Titi y mi amigo Maxi. Me decían ‘¿cómo lo vas a hacer?’. ‘Es que ya no aguanto más’. Cada vez que íbamos a la playa, yo iba a ver si estaba el anillo o me lo habían pelado. ‘Ya, perfecto’. Y volvía.

“Después la Titi y el Maxi me decían ‘pásale la cuestión altiro’. Yo tenía que organizar la comida en la noche. Yo le quería hacer una comida. Y llegaba una niña que me preguntaba por la comida de la noche (arruinándole la sorpresa), y yo ‘no, no hay ninguna comida, acá hay un error’.

“Cuento corto, digo ‘ya, le voy a pedir hoy día’. Le digo ‘vamos a caminar, a ver el atardecer’. Fui con un banano y estaba preocupado de que el anillo estuviera arriba. Le decía ‘¿nos sacamos una selfie?’ y ahí le pedí matrimonio” –AQUI EL VIDEO-.