*

Glamorama
Iván Núñez en una imagen tomada de la pantalla de 24 Horas central en TVN.

Iván Núñez: “Voy donde mi mamá. Le expliqué ‘vengo de grabar dentro de una Posta’. Y cuando nos despedimos se me tira y me da un abrazo. Y le dije ‘pero mamá, ¿qué hiciste…?’”

Autor: Equipo Glamorama / 22 mayo, 2020

“Mis papás, que viven separados hace muchos años, pero los dos son población de riesgo, están sobre los 70 años. Independientemente cada uno tiene sus enfermedades que son complicadas. Cuando yo los voy a ver, tengo que decirles antes que ‘voy a ir, me voy a parar aquí, tratemos de no abrazarnos’, sobre todo con mi mamá”.

Este fue parte del relato de Iván Núñez sobre un aspecto de lo es la cuarentena por el coronavirus.

El periodista de 50 años vive la cuarentena separado de su esposa, Marlene de la Fuente, y sus cuatro hijos. Núñez tiene otro hijo, de una relación anterior. En tanto, sus padres están separados.

El profesional cumple con las medidas restrictivas por la pandemia y continúa con su trabajo de conductor y reportero en TVN.

El rostro del noticiero del canal público se contactó hace unos días con el espacio que trasmite Angélica Castro por el instagram de Velvet.

Allí se refirió a su situación familiar y contó una situación que vivió estos días con su madre:

“Me tocó ir uno de los días que venía de la Posta. Había estado en la UCI de la Posta. Habíamos registrado un tratamiento que era bien complejo: traqueotomía a un paciente con Covid-19. Yo estaba dentro del box quirúrgico. Estaba el médico, los dos enfermeros y un auixiliar. Yo con el camarógrafo mirando la operación”

Angélica Castro: “Con traje casi de astronauta”

Núñez: “Con todo, completo. Lo mostramos. Primero, con todos los resguardos y permisos. Uno no puede meterse en el trabajo médico porque eso es urgencia. Yo no podía ser un agente patógeno que pueda contagiar a una persona. Y el doctor, que es un tremendo doctor, me explica eso.

“Fue en el Hospital El Carmen. Me dijo ‘le vamos a hacer una traqueotomía a este paciente con ventilación mecánica y le vamos a abrir entre el segundo y tercer anillo de la tráquea para que trate de ventilar y sacarlo del ventilador mecánico’.

“Entonces, ¿qué pasa? Estamos grabando el procedimiento, el doctor nos va explicando, porque eso se hace para que el paciente tenga una capacidad de respiración propia, para que vuelva a respirar, porque está conectado a un ventilador mecánico.

“Pero además se hace porque se requiere ese ventilador mecánico para otro paciente. Entonces, cuando se le abre la tráquea, sale la mayor cantidad de aerosoles que son contagiantes de coronavirus.

“Todo ese material que tú usas, toda esa ropa, se desecha en el mismo box, porque tú no puedes salir con ese material contagiante aunque sea una UCI. El pasillo ya es una barrera.

“Entonces desechamos todo eso, desinfectamos todo, terminamos de grabar con Michael, que es el realizador que va conmigo. Y ese día en la tarde voy donde mi mamá. La llamo y le digo ‘mamá, voy a ir a verte, pero favor’. Le explico, ‘vengo de grabar’. No le expliqué con todo el detalle, pero ‘vengo de grabar dentro de una Posta y probablemente es complicado’.

“Ya. Mascarilla, la distancia. Y cuando nos despedimos, se me tira y me da un abrazo. Y yo le dije ‘pero mamá… ¿Qué hiciste?’.

“Y yo, que no he tenido ningún síntoma, porque uno podría ser asintomático, tú puedes ser asintomático, más del 80% puede serlo, quedé angustiado. Porque ella tiene cáncer, tiene un riñón, tiene un poquito de sobrepeso, hipertensa, etcétera. Paciente ideal para que le pase algo”

“Yo quedé paralizado. Después hablé por teléfono con ella y no pasó nada, afortunadamente. Fue una cuestión angustiosa en su minuto.

“Yo tomé la precaución esos días de no hablar con nadie. En la oficina me encerraba y me metía al computador”.