*

Glamorama

Marlene de la Fuente sobre quiebre matrimonial con Iván Núñez: “Si tú me dices si mi separación fue consecuencia de los malos ratos que tuvimos con Rafael Garay, yo quiero ser bien honesta y decirte no…”

Autor: C. Z. / 21 mayo, 2020

“Lamentablemente las cosas no se pudieron solucionar por la buena, y como no se pudieron solucionar, evidentemente uno acude a tribunales, que es una lástima, porque aquí hay cuatro niños de por medio”, dice Marlene de la Fuente sobre su quiebre matrimonial con Iván Núñez.

La periodista de 45 años realizó un contacto con Me Late para hablar sobre la liberación de Rafael Garay, el ingeniero comercial que la estafó.

Garay fue condenado en octubre de 2018 a siete años de presidio y al pago de una multa de 21 UTM por el delito de estafas reiteradas a 29 personas, por un monto cercano a los $1.300 millones.

En tanto, esta mañana el también panelista de radio y televisión de 44 años salió en libertad condicional –AQUI EL INFORME DE LA TERCERA.COM-.

De la Fuente sacó la voz para protestar por la libertad del malhechor. Por eso se comunicó con el programa de farándula de TV+ donde la entrevista derivó de este tema a su separación de Iván Núñez, con quien la profesional tiene cuatro hijos.

En la conversación participaron el animador del espacio, Daniel Fuenzalida, y los panelistas Cecilia Gutiérrez y Sergio Rojas:

Marlene de la Fuente: “Mi separación fue de un día para el otro”

Daniel Fuenzalida: “Marlene, ¿este episodio (la estafa de Garay) influyó en la separación o no?”

De La Fuente: “No. O sea, no sé si tiene que ver algo, o está aliado por alguna parte, no lo sé. Pero si tú me dices si la ruptura de mi separación fue en consecuencia de los malos ratos que tuvimos con Garay, yo quiero ser bien honesta y decirte no.

“Yo tenía una buena relación con mi ex marido y por ahí no fue. Ahora, si tiene que ver algo de ahí, hay que verlo”

Sergio Rojas: “Yo me pregunto por la imagen de tu ex marido, porque acá hay una familia que está en riesgo. Es una familia donde estás tú, los pequeños de ambos. ¿Qué rol juega él? ¿Por qué te sientes tan vulnerable?

“Porque, como buena mujer separada, deberías como madre sentirte apoyada en este proceso con el padre frente a un posible riesgo que tengan tus hijos”

De la Fuente: “Lo que pasa es que estoy en un proceso en tribunales con él. Lamentablemente las cosas no se pudieron solucionar por la buena, y como no se pudieron solucionar, evidentemente uno acude a tribunales, que es una lástima, porque aquí hay cuatro niños de por medio. Y evidentemente eso es lo que pasa.

“Cuando yo digo que estoy sola, estoy 24/7. Recuerda que hoy en día los niños han estado siempre en casa. Entonces, tengo las tareas, voy al supermercado, también tengo que trabajar, porque hay que producir. Me tuve que reinventar con un negocio. Pero es eso.

“Estoy 24/7 con los niños. Y, además, los chicos están muy bien ahora, en este proceso. Yo recurrí a todos los que son los profesionales en el momento adecuado. Sicólogos, siquiatras y todo lo que tiene que ver para que ellos estén bien. Es lo único que me interesa”

Fuenzalida: “Con esta salida de Garay, ¿con tu ex marido no hay comunicación sobre este tema?”

De la Fuente: “No, no tengo ningún tipo de comunicación. Por lo menos hoy día no he tenido ningún llamado de él, ni ayer, que me diga ‘oye, de acuerdo a lo que sucedió, ¿están con miedo los niños?, ¿pasa algo?’. No. Lo estoy viendo yo con mis niños. Tengo que ver yo la salud mental de mis chicos”

Cecilia Gutiérrez: “En algún momento, Rafael Garay se refirió efectivamente a tu vida personal con Iván y dijo que, si él hablara, ustedes sestarían separados. Lo que me a mí da entender es que sabía de alguna infidelidad o algo que había cometido Iván. ¿Tiene que ver con esto tu separación entonces?”

De la Fuente: “Mira, yo soy súper clara y honesta, chicos, de verdad. Yo, cuando escuché eso, lo de Rafael Garay, yo te aseguro, y te lo digo súper en serio, confiaba en ese entonces plenamente en mi ex marido.

“Yo estoy o no estoy. Y la cosa para mí es súper simple. Por eso dediqué toda mi vida, 20 años de mi matrimonio, a mis hijos y a mi marido, en apoyarlo y ayudarlo en el fondo en todo lo que era su trabajo y sus cosas.

“Muchas de las personas dicen que, en su momento, las mujeres que no trabajan, independientemente que seamos profesionales, dicen que somos unas mantenidas. Pero mira, eso de que somos unas mantenidas, olvídalo. Yo nunca en mi vida había trabajado tanto como lo hice con la crianza de mis cuatro hijos, que son todos seguidos. Preocupación de mi casa, de todas las cosas”.