*

Glamorama
Rocío Marengo en una imagen tomada de la pantalla de Chilevisión en 2019.

Rocío Marengo sobre su participación en MasterChef Celebrity: “¿Freír una cebolla? No tenía idea qué era. Bruta total. No sabía nada…”

Autor: Equipo Glamorama / 27 mayo, 2020

“Siempre mi sueño fue cocinar y dedicarle tiempo, algo que era mi gran pasión. Y la verdad que por el trabajo, te aleja de la vida normal… A mí al menos me alejó muchísimo de la cocina y de tener tiempo”, cuenta Rocío  Marengo.

En pantalla la figura televisiva de 40 años ha llorado frente a sus fracasos y ha celebrado con la misma intensidad sus logros en MasterChef Celebrity.

El programa se grabó en Colombia antes de la pandemia de coronavirus y se actualemnte se exhibe en Canal 13.

Marengo se contactó con el programa que Nataly Chilet transmite en vivo por su Instagram, donde, entre otros temas, habló de las grabaciones del espacio de cocina:

“El haber mezclado el estar trabajando y hacer el programa, pero también estudiar, porque yo me maté estudiando. Se nota un crecimiento, pero porque le metía mucha garra. Después de las grabaciones me juntaba a estudiar con (Marcelo) Marocchino, con Patito Torres, Nacho (Pop), que faltaba a las clases, pero poníamos horarios y estudiábamos.

“Y se notó lo que crecí. Yo llegué sin saber. Las cosas saladas no sabía. Los dulces más o menos bien, había hecho cosas, pero salado nunca. ¿Freír una cebolla? No tenía idea qué era. No era a propósito. Bruta total. No sabía nada. Y bueno, se aprende, la verdad es que se aprende”

Nataly Chilet: “¿Y lo pasaste bien en los carretes? Supe que saliste a bailar”

Rocío Marengo: “Las jornadas de grabaciones eran eternas. Lo que ahora ven, un programa, un capítulo, en realidad son horas y horas de grabación. Nos pasaban a buscar a las 7:30 de la mañana, porque al principio tardábamos más en grabar, después un poco menos. Y volvíamos al hotel tipo 20 hrs, muertos.

“Hemos salido. Pero yo salí y estaba muerta. Los chicos, que lo han contado en los programas y se ríen, una vez fuimos a bailar y yo me quedé dormida en un sillón. Ellos carreteaban y yo estaba así, media dormida, me dormía, y los chicos avergonzados, porque la gente no sabía si estaba borracha o que me pasaba. Estaba muerta. Y sí, hemos salido y lo pasábamos bien. El grupo era divertido. Muy buen grupo.

“Aparte, yo no molestaba, porque no hay nada peor que salir con alguien que diga ‘me quiero ir, me quiero ir’, como pesada. Entonces, yo me adaptaba. Si el grupo quería quedarse, yo me ponía a un costadito. Aparte era genial, porque nadie me conocía. Estaba súper relajada. No me importaba nada. Si estaba cansada, estaba cansada. Pero fue una vez. Tampoco estaba aburrida. Una vez que estaba muerta.

“Pero las veces que salíamos, lo pasábamos bien. Se salía un poco antes en Bogotá. El horario era más temprano. Salíamos a las 21 y a las 2 ya estábamos en el hotel”.