*

Glamorama
Eva Gómez en una foto de archivo del año 2016 de AGENCIA UNO

Eva Gómez sobre el fin de Bailando por un Sueño: “Mucha gente se nos tiró encima… Pero a esa gente se le olvidaba que había ciento y tantas personas que hoy día no tienen pega”

Autor: C. Z. / 25 junio, 2020

“Muchas críticas que nos hicieron con respecto a las medidas de seguridad. Bueno, a ti te consta que las medidas de seguridad estaban… Mucha gente se nos tiró encima por la situación que vivíamos. Pero a esa gente se le olvidaba que había ciento y tantas personas que hoy día no tienen pega”.

Estas fueron parte de las palabra de Eva Gómez durante un contacto por instagram live con el director de arte Benjamín Valdés.

La animadora de 48 años se refirió, entre otros temas, a la salida de pantalla de Bailando por un Sueño, donde se desempeñó como jurado durante el regreso del estelar en mayo.

Estas fueron parte de las palabras de Gómez:

“Fue súper buena experiencia. Estaba muy nerviosa. Además, yo soy matea, tengo que estudiar los ritmos, me metí a ver todas las coreografías. Soy aplicada.

“Era un área nueva, nunca había sido jurado de nada. Era complicado el ser justa, pero también ver cosas que se pudieran mejorar siempre en buena lid, tratando de tirarlos para arriba, pero con detallitos que sí se pueden mejorar.

“Fue súper grata experiencia. Nunca había estado en Canal 13, así que era como guau, también en un programa tan relevante, teniendo en cuenta la producción que tienen y la apuesta que hicieron. Muchísima gente y harta oportunidad de trabajo.

“Lo tomé como un desafío rico. A mí me gustan los desafíos, soy poco quieta, siempre ando moviéndome. Fue súper grato, lo pasé súper bien”

Benjamín Valdés: “Fue súper abrupto, repentino el final del programa. Uno no se lo esperaba”

Gómez: “Me da mucha pena porque eran más de 100 personas las que trabajaban en ese programa que hoy están cesantes. Muchas críticas que nos hicieron con respecto a las medidas de seguridad. Bueno, a ti te consta que las medidas de seguridad estaban. Es verdad que en pantalla las distancias se acortan, pero efectivamente estaban tomadas. Muchas gente se nos tiró encima por la situación que vivíamos. Pero a esa gente se le olvidaba que había ciento y tantas personas que hoy día no tienen pega.

“Y también porque hay mucha gente en Chile que no tiene la oportunidad de tener Netflix, ni cable ni un montón de cosas. Y si bien una cosa no quita la otra, uno tiene que estar informado y ver lo que pasa y ver la contingencia, porque todos estamos preocupados por lo que ocurre; también hay mucha gente que vive solo, los adultos mayores que no tienen mucha entretención y que esta situación, este programa les daba la oportunidad de entretenerse un rato, que no es olvidarse de lo que pasa.

“La televisión tiene varias funciones, entre ellas informar. Pero una de ellas es entretener y eso lo cumplíamos. Y ojo, no obligábamos a nadie a verlo. Pero bueno, las cosas son así. Pasó abruptamente y, afortunadamente, estamos todos bien, sanos. Sin trabajo un montón de gente, que se suma a la cantidad de gente que ya hay sin trabajo. Ha sido muy doloroso para todos”

Valdés: “¿En algún minuto te afectaron las críticas o te tomaste una crítica como personal?”

Gómez: “No. Yo tengo la suerte de que, cuando no me insultan o me tratan mal, solo contestar. Había gente que me escribía ‘no puede ser que ustedes estén vestidos así, como que acá en Chile no pasara nada, y ustedes gastando plata en ropa’.

“Yo lo dije mil veces: no me gasté ni un peso. También fue una pantalla para un montón de pymes y gente que está en este instante pasándolo mal. Nosotros, a través de los préstamos que nos hacían, les hacíamos publicidad. Y a la gente que le gustaba, llamaba por teléfono y le echaba una mano comprándole una chaqueta.

“Al final del día yo contestaba. ‘Si estás cuidando mi economía, que me parece fantástico, más allá de que yo la cuido también, me metí la mano al bolsillo’. Dentro de que el programa era de noche tratamos de mantener un perfil, no se si austero, pero mucho más con lo que está ocurriendo, más aterrizado”.

Valdés: “¿En qué te ves a largo plazo? De aquí a cinco, seis años más. ¿Te ves en televisión? ¿Te gustaría volver a España? ¿Retirarte de todo?”

Gómez: “La tele no es un fin. No es estar por estar. Era de lo que vivo, de lo que vivía, porque ahora estoy cesante, pero no es un fin, es un medio. Claro, si tú me dices ‘¿te ves en diez años más en la tele?’. ¿En qué? Sí me veo en un proyecto que venga de la mano de cosas sociales, de la mano con aportar, de tener especialistas, que hablemos de temas, que hablemos del adulto mayor, del sexo en la tercera edad, de la crisis social que vivimos, ahora el coronavirus, la cesantía, el sueldo base. Yo feliz.

“Pero si me vas a poner a cantar en la esquina, me encanta cantar, pero lo hago en mi casa. Pero te digo otra cosa: la necesidad tiene cara de hereje. Yo estuve un año ocho meses sin trabajar y lo pasé súper mal. Me gasté un montón de plata de mis ahorros. Gracias a Dios soy una mujer súper ahorrativa, porque tengo tres hijos y dos de ellos son cargo mío”.