*

Glamorama
Fernanda Urrejola en la gala de la película Los 33, en agosto de 2015. FOTO; AGENCIA UNO

“Fue intensísimo, yo perdí una guagua entremedio, hubo terremoto, se nos murió una vestuarista en el set… Divorcios entremedio”: Fernanda Urrejola recuerda su teleserie Mujeres de Lujo

Autor: Equipo Glamorama / 27 junio, 2020

Fernanda Urrejola se contactó esta semana con El Aperitivo, que se transmite en vivo a través del instagram de Velvet y que estos días estos estuvo dedicado a la semana del orgullo.

La actriz de 38 años se explayó sobre su carrera en Estados Unidos, como enfrentan la pandemia en ese país y sobre su relación con la directora de cine Francisca Alegría, entre otros temas.

Además, en un momento de la conversación Jordi Castell, anfitrión del espacio, le recordó la teleserie Mujeres de Lujo,  que CHV exhibió en 2010 y donde Urrejola hizo el protagónico:

Jordi Castell: “Lo hablamos el otro día con la Ignacia Allamand, que estuvo acá, que Mujeres de Lujo fue una teleserie súper controversial.

“Porque era la primera, de partida, donde todas se veían lindas de puta, Myriam Hernández cantando el tema central y todas actuando como los dioses.

“Todas se lucieron como actrices y como mujeres, súper femeninas, en un rol tan ingrato y menospreciado como la prostitución. ¿Cómo lo pasaste en esa época?”

Fernanda Urrejola: “Para mí fue un antes y después de Mujeres de Lujo, sin duda. Yo estuve siete años en TVN y salí cansada del canal, quería un cambio, sentía que estaba haciendo puros personajes que no me hacían crecer.

“Y justo me llaman para Mujeres de Lujo y fue muy hermoso, porque a mí y a la Nacha, que ellos ya sabían que éramos muy amigas, nos juntan en una reunión y nos dicen ‘¿cómo estarían haciendo una teleserie juntas, la buena y la mala?’. Nos explicaron un poco de que se trataba, nos mostraron un cuento muy lindo y dijimos ‘obvio que sí, démosle’.

“Es súper heavy, porque la misoginia en esa teleserie estaba súper presente, o sea, el trato a las mujeres era brutal. Mi personaje era terrible, se hacía prostituta de lujo porque la llevaban a trata de blancas, después de que le mataban al hijo y ella había despertado de un coma. Era un drama total.

“Más encima ella había logrado, como por resiliencia, gustarle el ambiente. Entonces era una prostituta de lujo que ya había logrado bypasear el trauma, no sanarlo, y pasarlo bien. Era súper complejo todo y fue muy interesante.

“Y no nos vamos a detener aquí, pero había una teleserie gigantesca detrás de esta teleserie, que también lo hacía muy brígido.

“Fue súper fuerte, imagínate que una de las cosas que pasaron fue que partimos tres meses grabando, echaron al director y tuvimos que partir de cero. Fue muy loco, porque estuvimos grabando ocho meses de corrido, sin embargo, es la teleserie más corta que he hecho de capítulos.

“Yo ya había firmado contrato con Mega para hacer el Séptimo de Línea y se nos estaban empezando a cruzar y se nos acababa el tiempo, teníamos que terminar y grabamos 16 horas de corrido los últimos capítulos.

“Sino la teleserie hubiese podido seguir, el tema daba para más, y me dio mucha pena que no fuese así, pero ya había un compromiso con otro canal, otro proyecto y no podía correrlo.

“Pero sí, fue intensísimo, yo perdí una guagua entremedio, hubo terremoto, se nos murió una vestuarista en el set, donde morían las prostitutas además. No, fue heavy, divorcios entremedios, prensa rosa, toda una cosa pero atroz. Aún así nos marcó a todas de una manera muy positiva”.