*

Glamorama
Jordi Castell y Juan Pablo Montt en una foto compartida en Instagram.

Jordi Castell: “A los 53 quiero disfrutar la vida y no ser un papá-abuelo. Yo prefiero ser un regio tío”

Autor: C. Z. / 30 junio, 2020

Jordi Castell fue el entrevistado de este martes en el programa Velvet al Desayuno, conducido por Angélica Castro a través de Instagram Live.

El fotógrafo, que también tiene su propio programa en Instagram, emitido todas las tardes, habló sobre estos meses en cuarentena y dio detalles de lo que ha vivido en medio de la crisis por la pandemia.

Castell, que contrajo en enero pasado el Acuerdo de Unión Civil con el publicista Juan Pablo Montt, se refirió a la posibilidad de adoptar un hijo:

Angélica Castro: “¿A ti te gustaría adoptar un hijo?

Jordi Castell: “No”

Castro: “¿No?”

Castell: “No, no, ¿a los 53? Tai loca…”

Castro: “¡Por favor! Estai súper joven”

Castell: “No. Uno tiene que situarse en el momento. A los 53 quiero disfrutar la vida y no ser un papá-abuelo. Yo prefiero ser un regio tío”

Castro: “¿Y Juan Pablo bien con eso? Le da lo mismo…”

Castell: “A Juan Pablo no le interesa ser papá bajo ningún punto de vista”

Castro: “Eso es súper importante, básico en las parejas”

Castell: “Somos súper regios tíos, adoramos a las sobrinas. De hecho, tenemos harta suerte, porque son cabras bien amorosas, bien cercanas, que se quedan a dormir, son exquisitas. Pero también, por otro lado, fíjate, hay una cuestión de conciencia de lo que está pasando en el mundo.

“Yo no voy a traer un hijo al mundo donde va a ser apuntado con el dedo por algo que raya en lo legal o no. En Chile los maricas no podemos ser papás. No hay leyes diseñadas para que yo pueda ser papá. Entonces, ¿tú crees que voy a querer desafiar las leyes para que el día de mañana mi hijo o mi hija vaya al colegio y los apunten con el dedo? ¿Que les pase lo mismo que a las hijas de la Karen Atala, ponte tú, hace 10 años atrás? No, ni cagando. Quiero tantos a los niños que no.

“Ahora, si me dices que van a modificar las leyes, y el Sename, después de ser la red de pedofilia más grande del Estado, perdón, porque es eso, se convierte en un semillero de niños que se pueden dar en adopción a familias que los quieran, que los quieran educar y formar para evitarlos de ese nivel de vulnerabilidad, te creo.

Castro: “¿Ahí lo pensarías?”

Castell: “Claro. Pero creo que voy a estar muerto cuando pase eso, que el Estado de Chile haga las cosas correctamente”.