*

Glamorama
La Botota Fox en una imagen tomada de la pantalla de Sigamos de Largo, en Canal 13,

La Botota Fox sobre su niñez con su padrastro: “Hubo golpes y todo. Mujeres que preferían el hombre al cabro chico. Entonces mi mamá fue súper mala…”

Autor: Fran Varela / 23 junio, 2020

“Siento que estuve muy solo, toda la vida muy solo, de chico un abrazo, algo que uno le da a un niño, siento que no hubo eso”, cuenta Botota Fox.

José Miguel Navarrete, La Botota Fox, estuvo en Sigamos de Largo el viernes pasado.

Entre los diversos temas que el comediante trató en el late de Canal 13 estuvo su niñez. Estas fueron parte de sus palabras:

Botota Fox: “Tuve que trabajar desde muy chica, aparte como que nunca tuve el apoyo de nadie como para estudiar. De chica siempre anduve de acá para allá”

Maly Jorquiera: “¿Por qué tuviste que trabajar desde tan chiquitita?”

Botota: “Trabajar desde chica quiere decir desde los nueve años, cuidaba autos con mi hermano. Había problemas, lo que pasó fue que mi mamá cuando conoce a una persona y viene con dos niños a cuestas, este hombre lo único que quiere es que se deshaga de estos cabros chicos y empezar una vida. Así fue”

Sergio Lagos: “Hay casos en que esas nuevas relaciones son integradoras, ¿en tu caso no?”

Botota: “En mi caso no”

Lagos: “¿Fue mala onda?”

Botota: “Claro, fue mala onda desde el principio y hubo golpes y todo. Mujeres que preferían el hombre al cabro chico. Entonces mi mamá fue súper mala. Siento que a veces fue mala madre en ese minuto.

“Egoísta con nosotros dos, con mi hermano y conmigo. Más conmigo, porque yo fui al único que le pegó este hombre. Nunca me resguardaron, nunca me cuidaron. Ahora se ve mucho más el cuidar al niño, pero antes no”

Lagos: “Y en esa situación, tú papá falleció años atrás en un accidente automovilístico, entonces muy solo tuviste que ir abriéndote paso y cuentas que tuviste que trabajar, ¿qué pasaba con el colegio?”

Botota: “Se murió de un ataque al corazón mi papá, mi mamá se murió en un accidente. ¿Cuál fue tu pregunta? Perdón”

Lagos: “¿Cómo lidiaste con todo eso? Con una familia compleja, disfuncional, tú queriendo crecer, desarrollarte, sobrevivir”

Botota: “Ahí estuvo mi familia por parte de mi abuela. Está viva, mi abuelita Nena, que la tengo tatuada porque ella me crió como realmente quizás se cría a un hijo. Y bueno, uno con el pasado no tiene que ser rencoroso, nada más”

Lagos: “¿Y tu abuela qué te dijo cuando tú le cuentas que ibas a emprender rumbo a la capital?”

Botota: “Nadie me tomó en cuenta. Me da pena eso, porque cuando me vine no tenía como… O sea, si me iba mal acá no tenía para donde irme. Si me devolvía a Los Andes tenía que trabajar en lo que hacía.

“Ahora recién estoy teniendo una buena relación con mi abuela, ahora que está viejita. Pero estuve muy solo, toda la vida muy solo, de chico un abrazo, algo que uno le da a un niño, no hubo eso.

“Y esto como un consejo para alguien que esté pasando por lo mismo, que tú dices ‘estoy solo, nadie me pesca, me quiero puro morir’, que yo también pasé por eso, lo mejor es refugiarse en uno mismo”

Lagos: “Y cuando ves a esta Botota llegando a Santiago el 2009, cuando ves todo lo que ha logrado forjar en estos días, que te has transformado en una personalidad pública que goza de mucho éxito, ¿qué te ocurre?”

Botota: “Me da orgullo de mí… (se emociona) Todo lo que he pasado, todas las cosas, programas, ha sido un trabajo súper arduo, porque eres un transformista, eres gay, entonces no siempre eres bien mirado.

“Me pasaba que iba a algunos lugares y me veían como un bicho raro. Todo eso tuve que superarlo, como ‘no weón, estoy aquí y me están invitando’”

Lagos: “Me vuelvo loco pensando cuántas veces te tienen que haber dicho que estabas equivocada”

Botota: “Te juro”.