*

Glamorama
Pedro Engel en una foto de archivo del año 2016 en Canal 13.

Pedro Engel: “A mí me gusta que me digan ‘viejo chanta’. Me gusta, me enorgullece…”

Autor: C. Z. / 26 junio, 2020

“A mí me gusta que me digan ‘viejo chanta’. Me gusta, me enorgullece. Como vengo del mundo de la literatura, piensa en El Rey Lear, de Shakespeare, que el ‘viejo chanta’ era el que transmitía la espiritualidad. Y el Rey Lear, que se creía todo inteligente, que decía las palabras serias, al final decía puras leseras”, afirma Pedro Engel.

El literato, astrólogo y ancestrólogo de 69 años se conectó con el espacio que Angélica Castro emite en vivo por instagram.

Engel hizo un análisis de estos tiempos de estallido social y pandemia desde una mirada espiritual.

En una parte de la conversación la anfitriona y su invitado hablaron del odio en las redes social, sobre lo cual el tarotista entregó una reflexión:

Angélica Castro: “Hay palabras que deberíamos erradicar de nuestro vocabulario, los ‘nunca’, ‘jamás’, o la palabra ‘odio’. ¿Para qué? Y también, hoy que estamos bombardeados más que nunca por el tema de las redes, con el tema de la televisión, tener mucho cuidado.

“Tu decías no me puedo hacer cargo del karma o lo que le afecta a la otra persona. Entonces, cuantas veces a uno lo agreden, lo digo por ti o por mí, o por todos los que estamos conectados ahora en el programa, porque todos estamos expuestos a las redes”

Pedro Engel: “A mí me pasa algo potente con eso. Cuando empezó el programa alguien dijo ‘el viejo chanta’. A mí me gusta que me digan ‘viejo chanta’. Me gusta, me enorgullece. Piensa que, como vengo del mundo de la literatura, piensa en El Rey Lear, de Shakespeare, que el viejo chanta era el que transmitía la espiritualidad. Y el Rey Lear, que se creía todo inteligente, que decía las palabras serias, al final decía puras leseras.

“Yo pienso que ser viejo chanta da libertad, porque no soy especialista. Como dice Gabriela Mistral, yo le tengo terror a los especialistas. Prefiero el lugar de un viejo chanta, que me da libertad.

“Y a propósito de lo que tú dices, de agresiones en las redes, yo a esas personas que me agreden les contesto. ¿Sabes por qué? ¿Porque cuándo agrede uno? Cuando estás dolido, cuando tienes un dolor, cuando te duelen las muelas o te duele la guatita. ‘¿Cómo estai?’. ‘¡Ay!’. Entonces, esas personas que nos agreden, porque somos públicos, nos están pidiendo que nos veamos.

“Yo le contesto ‘don Juan, gracias por decirme viejo chanta, gracias por tomarse su tiempo de escribirme. Y siento mucho lo que le pasó, porque siento que hay un dolor en su alma. Por algo me está diciendo, si no me conoce, me está agrediendo’. Y finalmente se entabla un diálogo con esas personas y solamente la agresión era ‘aquí estoy, mírame’.

“Nunca he tomado las ofensas de las redes sociales como algo personal. Cada uno sabe quien es y no estoy buscando ni los aplausos ni las ofensas. Pero cuando te agreden es porque esa persona debe tener un dolor grande. Entonces, le voy a dedicar unos minutos y empieza un diálogo. Al principio se resisten, pero después ‘gracias don Pedrito, me siento más aliviado. Disculpe si le dije algo’.

“Y es verdad, porque la gente, cuando está herida, ahí vuelve. Te lo digo sinceramente. Lo digo de verdad. O sea, cuando uno está herido se enoja, está agresivo, y yo pienso que hay muchas heridas en el alma humana. Por eso hemos llegado a este estado de agresión. No es por maldad. En las personas siempre veo luminoso”

Castro: “Y no sabes de donde viene, como lo trataron de chiquitito”

Engel: “Claro, exactamente lo que tú dices. Lógico. Uno tiene que ponerse en los zapatos de los demás antes de juzgar. Eso que tú dices, que nosotros estamos aquí dando la cara, bueno, estamos dando la cara para recibir el dolor de las personas, su rabia y también su amor, sus abrazos, pero también gente que está enojada. Y también vengan aquí, en abrazo, los que están enojados”