*

Glamorama
Cristián Arriagada y su hijo Pedrito Milagros en una foto que compartió para la época navidela en su Instagram @drcristianarriagada

El doctor Cristián Arriagada: “Al principio es la sensación de que Pedrito es lo que me queda, uno no lo quiere soltar mucho y no quiere mucha ayuda…”

Autor: C. Z. / 10 julio, 2020

El doctor Cristián Arriagada, viudo de Javiera Suárez, se contactó con el espacio que Angélica Castro emite en vivo a través del instagram de Velvet.

El cirujano se refirió a temas como el papel que ha ido tomando en las redes escuchando y respondiendo consultas en época de pandemia o al libro que está escribiendo, entre otros.

También habló sobre el período posterior a la la partida de su esposa, hace un año. Esta fue parte de la conversación:

Angélica Castro: “Como papá tú te enfrentaste a esta situación solo con tu hijo. Además de tener una tremenda mamá. ¿Pero quién te ayuda? Como doctor trabajas mucho. Hoy te veo súper enfocado en tu hijo, pero me imagino que, en un período de trabajo intenso, tienes alguien que te ayude más. Quizás es de tu familia o la familia de la Javi. ¿Cómo te has apoyado en ese aspecto?”

Cristián Arriagada: “Esto es un proceso. Nosotros tuvimos la suerte de que tenemos una persona que trabaja en mi casa, que se llama Yuli, que a lo mejor está mirando, es colombiana, y nos llegó a salvar la vida. Llegó un poquito antes, la Javiera la conoció tres meses, pero tuvo una especie de feeling o de conexión emocional con la Javiera muy heavy. También con Pedro. Y eso a mí me resolvía la vida, porque si tengo a mi señora e hijo contentos yo estoy feliz.

“Y apenas pasó lo que todos saben qué pasó, la Yuli se transformó un poco en la señora de la casa. Está para todo, maneja todo el cuento, me ayuda y está con nosotros. Y le mando un tremendo agradecimiento, porque la verdad ha sido muy importante.

“A eso tenemos que sumarle la ayuda de nuestra familia, las dos familias han estado para todo. En ese sentido es muy gratificante y es increíble sentir el apoyo de tanta gente. Al principio es la sensación de que Pedrito es lo que me queda, como que uno no lo quiere soltar mucho y no quiere mucha ayuda, y quieres estar en tu casa y que nadie se te meta. Es muy por el contrario de lo que todos pensarían de como que ‘vengan todos’.

“Necesitábamos recuperar esa independencia y esa cosa como de la casa. Entonces, ha sido un proceso y te diría que, afortunadamente, nuestras familias nos han ayudado en ese sentido, han tenido paciencia y han sabido acompañarnos de la manera en como nosotros la hemos necesitado. No me queda más que agradecer.

“A veces estas personas, como la Yuli, pasan desapercibidas, porque en el fondo están como en su rol, pero te diría que para mí prácticamente es una de las personas más importantes y que más me ha ayudado en este período, porque vive con nosotros además. Tiene un rol súper central en nuestra vida y ocupa un espacio en nuestra familia también”.