*

Glamorama
Cristián Arriagada junto a Pedrito Milagros en una imagen que el doctor subió a Instagram.

El doctor Cristián Arriagada: “Yo me quedo con los momentos lindos… Esa etapa en que la Javiera vivía con Pedrito y lo hacía ver el Rey León. Le decía ‘así como el papá del Rey León se murió ahí, y se fue al cielo de los leones, puede que a tu mamá también le pase”

Autor: C. Z. / 22 julio, 2020

Cristián Arriagada habló con Martín Cárcamo del proceso que con su hijo Pedrito Milagros han vivido a un año de la muerte de Javiera Suárez.

El cirujano plástico se sinceró con el animador en el programa Almorzando con el Rubio, emitido por Cárcamo a través de Instagram Live. Arriagada se refirió al proceso de ser padre soltero y contó cómo sigue manteniendo el recuerdo de Javiera latente en su hijo y cada rincón de su hogar:

Cristián Arriagada: “Uno se puede enfocar en lo difícil, lo complejo, en lo doloroso. Esto es una mirada, pero yo siempre trato de hacer lo que has visto o leído de esa charla. Tiene que ver con verle el prisma más positivo. Incluso en estas cosas, como la discriminación al papá soltero, el papá viudo.

“Uno se ríe de repente. Muchas veces he tenido que cambiar a Pedrito parado en el baño de un aeropuerto, porque el mudador estaba en el baño de mujeres. Hay como una cierta discriminación al hombre. Es bien heavy. Y claro, hay una corriente en torno al feminismo, lo que está muy bien, porque por mucho tiempo han sido relegadas, y todos empujamos para que salgan de ese lugar, pero de repente te encuentras con esa situación donde dices ‘¿qué jaho yo?, ¿alego o no alego?

“Te la bancai callado. Entrai al baño, paras a Pedrito donde te lavas las manos, pedí permiso y le cambiai el pañal. Son todas estas cuestiones que uno va aprendiendo. Pero he tenido la surte de que Pedro es un niño atómico, resiliente a morir, que nació y creció en este ambiente. Ya viene con la cuestión metida adentro y no se hace problemas para nada. Está feliz, siempre muerto de la risa, le armo un cuento y finalmente funciona.

“Entonces, yo creo que el proceso ha sido difícil, sin duda, ha tenido momentos dolorosos, sin duda, pero afortunadamente el cerebro es bien positivo, optimista, y se tiende a cuidar. Yo me quedo con los momentos lindos, las cosas positivas, incluso de esa etapa en que la Javiera vivía con Pedrito y lo hacía ver el Rey León. Le decía ‘mira, Pedrito, así como el papá del Rey León se murió ahí, y se fue al cielo de los leones, puede que a tu mamá también le pase.

“Yo me enteré de eso después. Si bien vimos el Rey León 45 veces, porque estaban todos obsesionados con la película, me hizo la vida fácil. Me hizo la pega desde un principio, le metió firme en esos tres años con Pedro, y también me preparó a mí un montón para lo que venía.

“Así que yo hoy día me siento bien. No te voy a mentir que hay momentos difíciles. Por ejemplo, el otro día, a pito de nada, un niñito en la calle me comenta y me dice, porque nos veía solos con Pedro, ‘oye, ¿y Pedrito no tiene mamá?, me preguntaba desde su inocencia e ingenuidad. Y yo como que lo miré, Pedro lo miró también, y le dije ‘sí, por supuesto que tiene mamá y su mamá está siempre presente con él’, aunque no esté en carne y hueso, siempre está presente’.

“Eso es lo otro. Hemos tenido una intención, y un acto muy consciente, de tenerla siempre muy presente. Desde todas las noches, cuando rezamos antes de acostarse, desde como se comunica, hablamos, los símbolos, las fotos, Pedro tiene canal abierto para hablar y comentar respecto a su mamá absolutamente lo que quiera y eso es esencial.

“Cuando la Javiera se fue, durante el primer año vivimos prácticamente en la misma casa. Y cuando tú has vivido momentos tan intensos en un lugar, una casa, no hay un lugar específico, especialmente para una persona como la Javiera, que tenía un aura gigante, ocupa todos los espacios. En todos los espacios hay algo de ella.

“En la cocina con la comida, los libros en el living, claro, como que pasaba mucho tiempo ahí. Está el tema de las películas. A la Javiera le encantaba bailar y cantar. Tenemos una pared, que algunos han visto en videos, donde están todas las fotos de la familia y Pedrito en todas sus etapas.

“Hemos hecho un esfuerzo, al contrario, como de no segmentarlo a un momento del día, a un lugar en la casa, un lugar específico, sino que darle esa sensación de que su mamá está en todos lados”.