*

Glamorama
Ignacia Antonia en una foto que compartió en su Instagram @ignaciaa_antonia en junio pasado.

Ignacia Antonia sobre los costos de su fama en TikTok: “Llegaban (a su casa) niñas a las 3 de la mañana gritando ‘¡por favor abran!’… Era como ¡¿what?!”

Autor: Fran Varela / 10 julio, 2020

“Después todo el mundo de donde yo vivía sabía que ahí vivía Ignacia Antonia y llegaban niñas a las 3 de la mañana gritando ‘¡por favor abran!’, en verano y yo me duermo muy temprano. Entonces mi hermano ‘¡no está, váyanse!’”.

Este fue parte del relato de Ignacia Antonia Hernández sobre los costos de la fama.

La joven de 18 años con más de 14 millones de seguidores en TikTok y 5,2 millones en instagram se contactó esta semana con El Aperitivo, espacio que se emite en vivo por el instagram de Velvet.

Ignacia Antonia se refirió a temas relacionados con la línea de maquillaje que se prepara a lanzar y a su camino para convertirse en influencer, entre otros. Sobre esto último, contó que en una ocasión una cantidad de sus seguidoras dieron con su domicilio y la fueron a ver:

“Esto fue hace mucho tiempo, no tenía muchos seguidores, recién estaba empezando y no le veía la maldad a nada. Hasta el día de hoy hay muchas cosas a las que no les veo la maldad.

“Resulta que estaba haciendo un TikTok y decía algo como de mirar a la calle, era un video de transiciones. Y la cosa es que apunté hacia la ventana y se veía la casa de al frente, la calle.

“Nunca pensé que eso iba a cambiar algo. Aparte era como un segundo que se veía. En fin, subí el video, pasó una semana más y llegan a mi casa a tocar la puerta.

“Abro y como (gritos), ‘disculpa’ y me dicen ‘¿tú eres la Ignacia Antonia?’. Y yo ‘sí, ¿cómo supiste que vivía aquí?’. Me dicen ‘es que tú mostraste la casa de al frente en un TikTok. Entonces con mi amiga llevamos una semana buscando cual era la casa porque vivimos en el otro condominio’.

“Lo peor de todo es que donde vivía antes eran cuatro o cinco condominios, yo vivía en el cuatro, así es que pasaron buscando la casa por una semana hasta que la encontraron.

“Después todo el mundo de donde yo vivía sabía que ahí vivía Ignacia Antonia y llegaban niñas a las 3 de la mañana gritando ‘¡por favor abran!’, en verano y yo me duermo muy temprano. Entonces mi hermano ‘¡no está, váyanse!’.

“No podía creer que llegue gente a las tres de la mañana a la casa. Era como ¡¿what?!. Una vez llegó una niña con casi todo su curso, como de paseo (ríe).

“Dije ‘cuando me cambie de casa nunca más voy a mostrar algo. Porque no solo es mi privacidad, sino también la de mi familia’.

“Otro día subí un video de que había pedido comida por delivery y no me di cuenta que salía la dirección de mi casa. Un amigo me empezó a llamar: ‘¡Borra altiro el video que subiste, pusiste la dirección de tu casa!’. Pero creo que ahora nadie sabe donde vivo”