*

Glamorama
Ingrid Cruz en una imagen tomada de la pantalla de Mucho Gusto, Mega, en 2918.

Ingrid Cruz: “Uno como padre debe revisarle las redes sociales a los hijos y educarlos…”

Autor: Fran Varela / 25 julio, 2020

En diciembre de 2019 Ingrid Cruz publicó en las historias de su cuenta Instagram un video donde hizo público que fue abusada sexualmente cuando niña, que fue amenazada de muerte hace unos años y que en sus redes sociales recibe fotos de genitales masculinos.

La actriz de 45 años -madre de una niña de trece- estuvo esta semana en Sigamos de Largo, el late de Canal 13 donde volvió a referirse a estos temas y al cuidado que deben tener los padres con las redes sociales de sus hijos menores de edad.

Esta fue parte de la conversación:

Fran García-Huidobro, animadora del programa: “Hablas tú de un episodio de abuso en tu infancia, que te demoraste mucho tiempo en procesar”

Ingrid Cruz: “Sí, mucho, fue un proceso largo. No es algo que uno dice ‘me pasó esto’ y andas por la vida. Es algo que cuesta procesar, que cuesta digerir, sanar, deja heridas que quizás nunca sanen y uno tiene que hacerse cargo de eso.

“Mis crisis de pánico, y por Dios que me he tratado y por Dios que me he hecho cargo. Queda encriptado en una alguna parte.

“Pero llega un minuto en que yo, ya grande, digo ‘¿sabes qué? Tengo una hija’, y si yo no soy capaz de mirar de frente y de decir ‘¡ey, basta!’, ¿qué le queda a esas niñas que tienen sus redes abiertas y que los papás no se hacen cargo de mirarlas?

“Porque una cosa es lo que a mí me pasó cuando chica y las huellas que eso tiene, pero otra cosa es la realidad que viven las niñas hoy. Mi realidad de niña no es la misma, hoy existen muchas más cosas, las redes sociales son súper fuertes y nosotros no nacimos con redes sociales.

“Entonces uno tiene que educar a sus hijos y no hablo solo de niñas; niñas y niños, porque también acosan a niños y también les mandan fotos. O sea, si son capaces de mandarme fotos a mí, que soy una mina grande, imagínate a esas niñitas de 15 años que no saben cómo abordar las cosas.

“Esto era un poco para decir ‘ojo, a todos no puede pasar’. No es ‘ay, a la gente de la tele no le pasan estas cosas’. No. A todos nos pasan y al 90% de las mujeres de Chile en algún minuto las han acosado.

“Alguna vez nos abrieron esas cosas y nos mostraron las partes íntimas, alguna vez nos rozaron las presas en una micro. A todas nos han acosado.

“Uno tiene que hablar las cosas como son y ponerlo en tela de juicio… Cuidennos”

Maly Jorquiera, coanimadora: “Hablábamos de la contingencia que tiene este tema ahora y durante mucho tiempo que se logró hacer visible. La Antonia no lo pudo superar, se suicidó. Cómo lograste tú sobrevivir a esa situación hasta el día de hoy?”

Cruz: “Terapia, mucha terapia. No es algo de lo que puedes salir sola, alguien te tiene que llevar en un camino de sanación”

Jorquiera: “¿Y tu familia sabía?”

Cruz: “Sí, sí supo… Pero no entro ahí. Es un trabajo súper personal, donde hice mucha terapia. En donde lo primero que uno tiene que sanar es la culpa, porque uno se siente culpable y eso es tremendo.

“Me hizo mucho sentido Lastesis, porque empecé a darme cuenta que todo el tratamiento que había tenido, porque cuando una va al sicólogo o al psiquiatra llega un minuto en el que dices ‘ah, no, si igual me lo dice a mí nomás’.

“Y cuando empecé a escuchar ‘la culpa no era mía, ni donde estaba, ni como vestía’ fue como: nos pasa a todas. Si la culpa no era mía.

“Por eso hago hincapié en eso. Lo más difícil y la primera etapa es la culpa, darse cuenta que uno no tiene la culpa. Porque tú dices ‘pucha, es que en realidad parece que era muy suelta o me vestía muy así’. No.

“Y ese camino ha cambiado también. Uno puede abrirle los ojos a estas nuevas generaciones”

Fran García-Huidobro: “Eso te iba preguntar. Hoy día, a tus 45 años, empezó esta tortura en redes sociales de todos los días.

“Yo recuerdo hace dos años haber hablado contigo y estabas llorando a mares, desesperada porque no podías parar esta situación. Y hace dos semanas de nuevo te pasó. ¿Es el mismo tipo?”

Cruz: “No. Son varios. Si eso es lo más tremendo. Cuando en un minuto a mí me amenazaron de muerte, la Fran estaba en Nueva York, ¿te acuerdas que hablamos por teléfono?

“Cuando te invaden desde ese nivel uno se siente súper violentado, porque sientes que van a entrar a tu casa, que están entrando por las paredes. De verdad pasa algo muy loco.

“Ese era uno, muy potente, que fui a la fiscalía, hice todo lo que había que hacer, hice todos los pasos legalmente correctos y no pasó nada.

“Los otros simplemente son acosadores, exhibicionistas que me mandan cosas y que le mandan a muchas actrices. Entonces tú dices ‘si me mandan a mí, ¿qué le mandarán a las niñas chicas?’”

García-Huidobro: “¿¡Qué les pasa?! En verdad no queremos ver sus penes, ¡basta! No los manden más”

Cruz: “Mi razonamiento fue ‘si me lo estás mandando a mí, que tengo 45 años, ¿qué pasa con esas niñas?’. Es tremendo.

“Esa es la misión, uno como padre debe revisarle las redes sociales a los hijos y educarlos. No porque uno dude de sus hijos, sino porque muchas veces ellos están tan aterrados que jamás nos van contar los que les está pasando”

Jorquiera: “Y también, las que somos madres, educarlos sobre el tema. Las que somos mamás de niños es súper importante la responsabilidad que tenemos”

Cruz: “Y a los niños también los acosan. Más allá de que sean hombres los que mandan penes, a los niños también les mandan. Se sienten mucho más violentados porque sienten que decirle esto al papá, el papá va a pensar que es gay… Es mucho más amplio”

García-Huidobro: “Publicaste una foto hace algún tiempo que dice lo siguiente: ‘A todos los jotes que le están mandando a mi hija solicitudes, tiene su Instagram privada y no sigue a nadie que no conozca. Así que no insista’”

Cruz: “Bueno, es que esto fue casi un experimento. Yo subí esa foto y la arrobé (@), y en diez minutos le llegaron más de dos mil solicitudes.

“En algún minuto habíamos hablado las dos de ‘¿puedo poner mi Instagram abierto?’. ‘No todavía, hasta que te manejes y hasta que sepas’.

“Me sirvió mucho ese experimento, porque le empecé a mostrar, ‘mira, este caballero te quiere seguir. Mira el mensaje que te está mandando este otro señor’. Entonces ahí se asustó y saqué el arroba de la publicación, y puse ‘a todos los jotes…’”