*

Glamorama
Denise Rosenthal y Camilo Zicavo en una imagen tomada de la pantalla de Ahora Noticia, en Mega, en febrero de 2019.

La cuarentena en pareja de Denise Rosenthal: “Cantamos, nos acompañamos, conversamos mucho. La importancia de la comunicación. Igual nosotros hacemos varias terapias, soy fan de las terapias de todo tipo…”

Autor: Fran Varela / 10 julio, 2020

“Ha sido una súper linda instancia para compartir con mi pareja un espacio más íntimo y ha sido súper constructivo para nosotros”, dice Denise Rosenthal sobre su cuarentena junto a su pololo Camilo Zicavo, integrante del grupo La Moral Distraída.

La cantante de 29 años se contactó, hace unos días, con el espacio que Diana Bolocco y Martín Cárcamo emiten en vivo por instagram.

Rosenthal se refirió a sus días de encierro, a las críticas y troleos en redes sociales, a sus planes de formar familia y su carrera musical, entre otros temas.

También fue consultada por su cuarentena. Esta fueron parte de sus palabras:

“Llevo casi cuatro meses, me metí en cuarentena como el 23 de marzo. Ha sido intenso, la verdad que es ha sido complejo en todas sus situaciones, pero como todas las cosas tiene sus pro y sus contra.

“Ha sido una súper linda instancia para compartir con mi pareja un espacio más íntimo y ha sido súper constructivo para nosotros.

“Generalmente yo soy una mujer muy autoactiva con su trabajo y me cuesta poner límites para cuidar mi espacio y proteger lo personal. Entonces, la cuarentena me ha ayudado directamente a entender que esos espacios hay que cuidarlos y respetarlos.

“Hemos conversado mucho, hemos pasado mucho tiempo juntos, cosa que no hacíamos mucho. Yo paso afuera, el Cami también, los dos hacemos prácticamente cosas similares. Pasamos poco tiempo juntos, pero el tiempo que pasamos es valioso”

Martín Cárcamo: “Lo que estás viviendo mucha gente lo vive. Muchos no están acostumbrados a estar con su pareja 24/7. Por ejemplo, la Diana me contó que no le da (ríe). Diana, lo puedes contar”

Diana Bolocco: “Lo mejor que tiene Cristián (Sánchez, su marido), que nos permite estar mucho tiempo juntos es que él es como Forrest Gump, tiene su vida súper propia y se va para dentro.

“Yo al principio me ponía muy ansiosa, no lo entendía, y como soy intensa, lo webiaba ene. Pero los años juntos me han entregado la sabiduría de dejarlo estar. Es súper bueno el carácter de él con el mío en cuarentena, porque cada uno tiene su espacio”

Rosenthal: “Eso es bacán, conocerse. Esto es una instancia para conocerse más en profundidad. La Diana lleva cuántos años ya. Es bacán que después de tantos años tengan esa claridad y ese respeto, que tengan sus espacios propios. Esa cuestión es súper importante, yo igual necesito mi espacio y eso es fundamental en una relación”

Bolocco: “¿Te ha costado eso en la cuarentena, encontrar tus espacios?”

Rosenthal: “Me refugio más en el trabajo como para hacerme mis espacios. Por eso soy como bien determinada y un poco obsesiva con mi trabajo, siento que en ese lugar me permito fluir.

“El Cami es un compañero súper bonito, pero también es como ‘Denise, ¿estás bién?, ¿necesitas algo?’, y está siempre ahí, atento. Lo amo, me encanta. Es importante comunicarse”

Cárcamo: “Debe ser heavy. La relación de dos músicos debe ser súper intensa”

Rosenthal: “Sí, es lindo. De repente cantamos, nos acompañamos, conversamos mucho. Eso es algo que le diría a la gente, la importancia de la comunicación. Igual nosotros hacemos varias terapias, yo soy fan de las terapias, de todo tipo”

Bolocco: “¿Qué es lo más te cuesta de estar en pareja? A mí lo que más me cuesta, lejos, es cuando me siento ignorada”

Rosenthal: “Brigido. Sí, necesitas atención. A mí lo que más me cuesta, que difícil la pregunta, pero puede ser que efectivamente soy un poco controladora. Me gusta tener el control sobre las situaciones.

“Y no en relación de la posesión o de lo que está haciendo, sino en… Por ejemplo, hubo un tiempo que mi papá me fue acompañar a mi casa. Estábamos comiendo, yo había hecho unos porotos granados e hice el tomatito. Serví las dos porciones y mi papá se empieza a comer el tomate, y yo ‘¿por qué te vas a comer el tomate antes de los porotos?, ¿qué estás haciendo?’.

“Mi papá me miró así como ‘pero Denise, ¿por qué yo tengo que comer la comida como tú esperas? Si yo quiero comerme primero el tomate da igual’.

“Ahí me hizo ver que sí poh, me complica cuando las cosas no se hacen como yo pienso que se hacen. Me he dado cuenta de eso, es una característica que me cuesta abordar”.