*

Glamorama

Laura Prieto y los influencers de Instagram: “La gente no está en una foto en un living precioso del barrio alto o de Miami. Está en sus casas, usando la bolsita de té dos veces…”

Autor: C. Z. / 22 julio, 2020

“A mí me da como vergüenza decir ‘soy influencer’”, comenta Laura Prieto.

La figura televisiva se contactó con una transmisión en vivo por instagram del sicólogo Luis Gavilán.

Prieto se refirió a temas como la cuarentena, la relación de las mujeres con su apariencia o los prejuicios de la sociedad chilena, entre otros.

También opinó de los influencers de Instagram y estas fueron sus palabras:

“A mí me da como vergüenza decir ‘soy influencer…’ Pero esa es la diferencia entre ser influencer y ser influyente. Hay una diferencia en posar para la foto, posar para el producto.

“Ojo, tengo amigas que son influencers y hay un gran trabajo detrás, pero para mí es importante ser influyente, o sea conectarme con las emociones de las otras personas, conectarme con lo que está pasando. De verdad estoy influyendo en lo que la gente está pasando ahora.

“Y la mayoría de la gente no está en una foto, en un living precioso, del barrio alto o de Miami. La verdadera gente está en sus casas, usando la bolsita de té dos veces…

“Yo tengo dramas con lo que está pasando, todos tenemos dramas, todos tenemos incertidumbre, porque el 2020 llegó y nos puso de cabeza. Sé que hay gente que lo está pasando peor que yo, pero creo que de repente, en esa conexión y en esa cosa de decir ‘pucha, ¿saben qué, cabros?’, agarrar mi Instagram y decir ‘hoy día me pasó esta cosa, no amanecí tan bien’.

“Siento que los comentarios que me vienen a mí, de feedback, la gente es como ‘ah, pensé que era yo nomás’. ¿Cachai?”

Luis Gavilán: “Bacán, porque lo haces ser como súper genuino. Que te pase a ti, chuta, y que a mí me pase significa que no estoy tan mal. Genera empatía al final del día”

Laura Prieto: “Y no sentirse solos. Podemos estar en cuarentena con gente o sin gente, pero hay mucha gente que se siente tremendamente sola… La cuarentena igual es terrible en términos de convivencia. Antes, si tenían algún encontrón con alguien de tu casa, ya, filo, salías, te tomabas un café y volvías y ni te acordabas. Pero ahora se produce como ese efecto reality”