*

Glamorama
José Miguel Viñuela tras cortarle el pelo al camarógrafo José Miranda. Las reacciones de Michelle Adam y Diana Bolocco. En imágenes tomadas de la pantalla de Mucho Gusto, Mega.

Renunciado productor ejecutivo de Mucho Gusto: “No logré anticiparme ni reaccionar una vez acontecidos los hechos… Esa es la verdad. Tan verdad como que ninguna persona dio la instrucción de cortarle el pelo a José Miranda”

Autor: C. F. / 25 julio, 2020

A una semana del caso Viñuela, Pablo Alvarado, productor ejecutivo de Mucho Gusto durante seis años, renunció a su puesto y contó su versión de los hechos.

El periodista, quien sale del programa pero seguirá trabajando en Mega, envió una carta de despedida a su equipo este viernes.

En el escrito cuenta qué paso detrás de cámara el pasado jueves 16, feriado por el Día de la Virgen del Carmen, cuando José Miguel Viñuela cortó el largo pelo amarrado en una cola que tenía el camarógrafo José Miranda, quien realizaba sus funciones en el espacio.

La carta de tres páginas enviada por “Pablete” -así llamaban frecuentemente en pantalla al productor en el matinal- fue replicada por diversos medios, entre ellos Publimetro y LUN, y en parte dice lo siguiente:

“Lamentablemente no estuvimos a la altura para resolver de forma adecuada los nuevos retos que nos pusieron las audiencias después del 18 de octubre. Tratamos de mantener nuestra conexión emocional con el público, pero sin duda no fue suficiente.

“En un par de semanas nos dimos cuenta que el programa que sabíamos hacer, aquel que durante varios años acompañó a Chile en las mañanas, ya no era viable. El MG de la alegría, el desorden, las tonteras, el cariño y la emoción enfrentaba una lenta y paulatina muerte.

“Y no estoy hablando del rating, hablo de la levedad de ánimo que nos caracterizó y que ya no era demandado por las audiencias o, al menos, por los 645 hogares que son parte de la muestra. 645 casas que deciden el éxito o el fracaso de un trabajo que se hace con cariño, profesionalismo y pasión.

“Entonces llegamos al 16 de julio, un día feriado que se transformará en la última estocada. Un error, una tontera, una locura, una irresponsabilidad… Pero en ningún caso una premeditada y planificada acción de menoscabo o abuso contra José Miranda.

“¿Por qué pasó esto? ¿Por qué no nos fuimos a comerciales? ¿Cómo nadie sabía lo que iba a pasar? ¿Cómo José Miguel tomaría esa decisión solo? Son muchas de las preguntas que han surgido estos días y la verdad es que nadie sabe por qué pasó esto.

“Desde ese día todo fue de mal en peor. Comenzó la cacería de brujas y José Miguel ha sido lapidado en la plaza pública transformándolo en una persona malvada, inhumana y dispuesta  hacer daño de forma premeditada a otro ser humano. Obviamente eso es mentira. José Miguel se equivocó y rápidamente pidió perdón por lo acontecido y, la verdad, no sé me ocurre qué otra cosa pudo haber hecho para remediar lo que pasó.

“Como ya les comenté, dándoles la cara en nuestra reunión virtual, no logré anticiparme ni reaccionar de forma adecuada una vez acontecidos los hechos. Me vi superado. Esa es la verdad. Tan verdad como que ninguna persona del equipo dio la instrucción de cortarle el pelo a José Miranda.

“Pero la verdad se transformó en una trampa. Nadie cree que José Miguel actuó de motu propio (declarado por él) y hemos aparecido como un equipo que lo dejó solo y lo tiró al frente. Yo asumo mi responsabilidad como Productor Ejecutivo y no me voy a desmarcar de José Miguel. Nunca busqué testigos para lavarme las manos, lo único que hice fue pedir que me ayudaran a revivir el momento, con el mayor detalle posible, porque tengo un blackout de memoria.

“Cierro este mensaje deseándole mucho éxito y mucho aguante. Para algunos esto es una claudicación. Para otros será causa de alegría. Me retiro mirando el lado lleno del vaso… Con algunos de ustedes seguramente nos encontraremos a la vuelta del camino. A los que no vea más, les agradezco y les deseo lo mejor de la vida”.