*

Glamorama
Pancho Saavedra en su visita a GlamoramaTV, en junio de 2019. FOTO: EDUARDO ANGEL

Pancho Saavedra eliminó su cuenta de Twitter con más de 800 mil seguidores: “Es el lugar al que todos entran con el cuchillo entre los dientes y están dispuestos a mentir con tal de instalar su agenda o repartir odio…”

Autor: C. F. R. / 22 julio, 2020

Pancho Saavedra eliminó su cuenta oficial de Twitter donde lo seguían más de 870 mil usuarios de esa red social.

El animador de Canal 13 explicó las razones a través a través de un posteo en su cuenta instagram:

View this post on Instagram

"Cada contacto positivo en redes sociales produce una recompensa natural en el organismo que se llama endorfina, es la hormona de la felicidad. Es como ir por la calle y encontrarse con un amigo muy querido, ¿te acuerdas lo reconfortante que era eso? Bueno, Twitter es todo lo opuesto. Es como ir por la calle escuchando solo bocinazos, gritos y gente peleando que más encima cuando deja de pelear con otros, te ataca a ti. Esa sustancia química la produce el cerebro y se llama cortisol: la hormona del stress. Entonces, ¿por qué someterme diaria y voluntariamente a que mi cerebro produzca la hormona del stress para satisfacer las conductas tóxicas de un grupo de personas? Claro que son pocos, pero parece que Twitter incentiva estas conductas. Yo quiero la mayor cantidad de endorfinas en mi vida y la menor cantidad de cortisol. Es un ejercicio muy lógico y necesario". Las secuelas de exponerse a esos niveles de desagrado, stress y cortisol son gravísimas para cualquier persona. Es como si vivieras enojado o en una sola emoción. Me quiero guardar esos momentos de incomodidad para las cosas importantes, no para la opinión de un bot o de @juanito12, que seguramente se siente protegido por el anonimato y estas malas prácticas que Twitter parece fomentar sin consciencia alguna. Twitter es un lugar en el que abundan las noticias falsas y tiene una velocidad muy alta de propagación. De acá han salido historias horribles que además perjudican la democracia y el clima de las discusiones, es como un lugar al que todos entran con el cuchillo entre los dientes y están dispuestos a mentir con tal de instalar su agenda o simplemente repartir odio. Por mi contacto directo con la gente, no me puedo permitir ser parte de ese círculo, que no tiene nada virtuoso. Entiendo que hay causas nobles y gente buena en Twitter, como en todos lados, pero la vida siempre encuentra la forma de acercarte las causas nobles. Tik Tok es científicamente una red social que sólo produce emociones positivas en la gente. Instagram también. Prefiero dedicarles tiempo a esas en vez de una red social en la que Donald Trump está amenazando siempre con signos de exclamación a los que no piensan como el ❤

A post shared by Pancho Saavedra (@franciscosaavedr) on

La decisión de Saavedra provocó una ola de respuestas de diversa índole, desde quienes lo apoyan a los que critican, que lo ubicaron en el Top Ten de lo más comentado en Twitter.

El conductor de 42 se ha referido públicamente en varias ocasiones a sus reparos con esa red social, en la cual protagonizó varias discusiones, en ocasiones en tono rudo.

En junio pasado, en un conversación a través de instagram live con Angélica Castro, manifestó lo siguiente:

“Cuando me puse muy opinante en política en Twitter, ahí me mandé… Me mandé un condoro hace dos años atrás que me pesó mucho.

“Había una pelea entre José Antonio Kast y una diputada mapuche. Y yo me metí entre medio en Twitter y bajé el nivel de la conversación, porque podría haber dicho lo mismo, pero con buenas palabras. Le puse como ‘estúpido’ o ‘idiota’, una cosa así.

“Yo creo que cuando uno baja, insulta y faltas el respeto, tú bajas, eres tú el único que pierde. Entonces, tú podrías decir lo mismo, pero podrías decirlo con buenas palabras y subir el debate. Fíjate que esa mochila me pesó mucho rato.

“Y yo lo llamé por teléfono un día. Lo llamé por teléfono y le dije ‘¿sabes qué? Yo creo que me equivoqué. Nosotros pensamos 180 grados distintos, o sea, pensamos profundamente distinto, pero me equivoqué y te pido perdón, y te pido disculpas’, le dije. ‘Porque siento que yo, efectivamente, bajé el nivel de la conversación’.

“Y él me dijo ‘yo también, y yo también te pido disculpas porque yo también bajé y me enfrasqué en una discusión contigo’.

“Entonces, listo. Me saqué una mochila de 18 kilos. Dije ‘qué rico caminar así por la vida’. Porque hoy día, cuando entras a Twitter, que hay una especie de tribunal inquisidor, es bien fuerte, y no hay caras y es bien tremendo. Al final decidí no meterme nunca más en ese tipo de cosas. Y no por eso voy a dejar de ser opinante”.