*

Glamorama
Priscilla Vargas en una foto que compartió en su instagram @pri.vargas.a en abril pasado.

Priscilla Vargas: “A mí me costó mucho llegar donde estoy… Hice todos los turnos que nadie quiere hacer por años, para el Día de la Madre, Navidad, Año Nuevo, 18 de Septiembre. Con la mejor actitud”

Autor: Equipo Glamorama / 7 julio, 2020

“Me costó 15 años. A mí no se me hizo fácil”, dice Priscilla Vargas.

La periodista rostro de Meganoticias realizó un contacto con el ex ministro Claudio Orrego a través de una transmisión en vivo por Instagram, hace tres semanas.

Durante la conversación, Vargas se refirió a su cuarentena junto a su esposo y dos hijas y a episodios de su carrera, entre otros temas.

También habló sobre como llegó a convertirse en lectora de noticias:

Claudio Orrego: “Eres mujer, eres además atractiva y has estado en televisión en primera línea”

Priscila Vargas: “Me costó 15 años. A mí no se me hizo fácil”

Orrego: “¿Cuánto te ha costado estar dónde estás? Porque, pongo en contexto, estuviste en los medios de comunicación con el rector de la Universidad Diego Portales, Carlos Peña, que hizo una editorial que juzgaba no a los rostros de televisión, sino que a los rostros femeninos. Y tú le respondiste no una, sino dos veces”

Vargas: “Y él envío de vuelta una carta al director”

Orrego: “Dijo que no sabías leer y tú le dijiste que él no sabía pedir disculpas. Eso fue un ejemplo de la dificultad y los estereotipos que a veces hay con la mujer periodista en televisión.

“¿Cómo has vivido tú eso tú? En tiempos en que ha cambiado el rol de la mujer y con tu salida a pedir respeto como mujer y periodista. Fue súper pertinente. De repente es una persona que es un poquito intocable. ¿Cómo has vivido este proceso”

Vargas: “Primero, a mí me costó mucho llegar donde estoy. Me di todas las vueltas posibles. Y me di la vuelta más larga. No por ser mujer o porque ‘mira esta cabra, más o menos, me tinca para leer las noticias’. No. A mí me costó mucho.

“Yo me hice todos los turnos que nadie quiere hacer por años. Trabajaba para el Día de la Madre, Navidad, Año Nuevo, hacía todos los turnos de fines de semana largo, 18 de septiembre, todos los turnos que nadie quería hacer. Y cuando estaban libres los rostros oficiales, yo estaba ahí y quería reemplazar. Y siempre podía, con la mejor actitud.

“Me acuerdo que para un terremoto en Chiloé, 25 de Diciembre, donde me iba a preparar para el almuerzo familiar, en Navidad, me llaman, ‘un terremoto en Chiloé’. No lo pienso dos veces.

“Para el terremoto del 2010 todavía temblaba y me estaba preparando para ir al canal. Siempre al pie del cañón.

“Y se me dio la posibilidad porque, con estos turnos terribles, estuve en el lugar y en el momento indicado, que fue una vez que me dieron un turno toda la noche, del sábado para el domingo, porque había réplicas del terremoto de Iquique. Llevé una lista de películas de Netflix por cualquier cosa, dije ‘si no pasa nada, voy a ver unas películas de Netflix’.

“Llego al canal, diez de la noche, termina el noticiero del sábado en la noche y me dice el en ese tiempo director de prensa, Jorge Cabezas, ‘ándate al estudio, porque se está quemando Valparaíso’.

“Fue el mega incendio de Valparaíso, hasta las cinco de la mañana. Y como hacía reemplazos, me manejaba bien. Y el director ‘Priscilla, te felicito. Muchas gracias. Pero necesito que hagas el noticiero de las 8 de la mañana, porque el periodista que le tocaba no va a cachar nada de lo que pasaba’.

“Y ahí fue que me vieron, pero después de todos estos años”.