*

Glamorama
Una imagen de Sabrina Sosa tomada de la pantalla del noticiero de TVN el día en que sufrió el asalto.

Sabrina Sosa revive robo de su auto con su hijo de tres años dentro: “Gritar y gritar de desesperación… Se estaba llevando a mi hijo un pendejo de mie… que ni le importa”

Autor: Equipo Glamorama / 11 julio, 2020

En agosto de 2019 Sabrina Sosa fue asaltada mientras salía en su auto del mall Plaza Norte, en Huechuraba. Tres delincuentes forcejearon con ella, causándole una fractura en su rodilla y se llevaron su vehículo con Gaspar, su hijo de tres años, dentro.

Entonces, la bailarina y modelo argentina radicada en Chile comenzó a gritar hasta que los asaltante volvieron en el auto, le devolvieron a su hijo y nuevamente se dieron a la fuga en el automóvil.

En junio pasado, Sosa contó en qué terminó la investigación del caso y, en un capítulo de La Divina Comida, revivió el asalto. Estas fueron parte de sus palabras en el programa de Chilevisión:

“Todavía no sé ni como llamarlo, si portonazo, secuestro… Gaspar -su hijo junto a Claudio Valdivia- sale del jardín y yo tuve un evento que se habían olvidado de avisarme. Voy a esto, entonces Claudio tiene que ir a buscar a Gaspar. Dijo ‘vamos a ir al mall a unos juegos que le gusta a él’. Me dice ‘yo voy para allá’, y él se iba a trabajar de nuevo y yo me quedé en el mall sola con él.

“Salimos de ahí y mi hijo quería ir en uno de esos carritos de súper, a pesar que no veníamos de un súper. Así, con bombos y platillos el carrito, con globo. Y estos tres chicos nos cruzan, se le cae el globo y ellos lo recogen. Ahí yo los miro porque pensaba que me lo iban a devolver. Dijeron ‘ah, un globito y no sé qué’. Siguieron. No los vi con ojos de que me iban a robar.

“Subo a mi hijo al auto. Me voy a subir. Y cuando tomo la puerta para cerrarla, alguien me la agarra. Era el más grande de los tres, que debió tener unos 20 años, y empezó a forcejear conmigo gritándome que salga del auto, que salga.

“Cuando me logra bajar, mi estabilidad era distinta y ahí es cuando me lesiono. De tantas fuerza que hice, no sé cómo, tuve una lesión gravísima, una fractura, dos ligamentos. La fuerza. No sé qué movimiento habré hecho que, como mi palanca estaba abajo, me faltaba una zapatilla, la pierna rota, todo mal. Ahí me lastimo, me la gana y se llevan a mi hijo. Se llevan el auto con Gaspar.

“Ahí es cuando se te viene el mundo abajo. No sabes qué hacer, dónde buscar. La sensación que uno tiene en el cuerpo es inexplicable. Es muy fuerte. Nunca me había encontrado en una situación de gritar y gritar de desesperación, porque no sabes qué hacer. Por más que grites no te lo van a traer, porque ya hiciste todo lo que podías y no lo ganaste. ¿Como mamá qué más puedes hacer? O como papá, de proteger a tu hijo”

Juan José Gurruchaga, otro de los invitados al episodio de La Divina Comida: “O sea, expusiste tu vida al máximo”

Sabrina Sosa: “No tuve más herramientas. Me la ganó y se estaba llevando a mi hijo, disculpen la palabra, un pendejo de mierda que ni le importa. Entonces era ‘¿dónde voy a buscar a mi hijo si no me puedo ni mover? ¿Llamar a la policía? No sabes por dónde empezar, porque uno lo quiere ya. Y en un minuto se da la vuelta, yo llamo a Claudio desesperada, gritando, que se lo habían llevado con el auto.

“Y en eso aparece el auto, en unos segundos más, aparece el auto donde mismo me lo sacó. ‘¡Bájalo, bájalo!’. Obviamente lo bajé de un viaje, en un segundo, y cerré la puerta para que se fueran. Pero la sensación que te deja ya la habías pasado, ya la habías vivido.

“Tuvimos el apoyo de familias, tanto de él (de Claudio Valdivia) como la mía, de mis amigos, y eso es todo lo bueno que saco de esto”.