*

Glamorama
Simón Oliveros en una imagen tomada de la pantalla de Mucho Gusto, en Mega, este lunes.

Simón Oliveros, nuevo coanimador, tras debacle del Mucho Gusto: “Fuimos formados para trabajar en equipo… Los que aquí quedan son los que fueron preparados para ser una tropa de elite”

Autor: Fran Varela / 27 julio, 2020

A once días del caso Viñuela y tras la renuncia del productor ejecutivo de Mucho Gusto, Diana Bolocco y el nuevo coanimador del matinal, Simón Oliveros, rompieron el silencio y hablaron en pantalla.

Lo hicieron al comienzo de la edición de este lunes. Bolocco manifestó que “me encantaría poder volver atrás y reaccionar de otra manera…”

En tanto, estas fueron las palabras de Oliveros:

“Voy a hacer un gesto que es significativo para los que trabajamos hoy acá en el set, pero también en la calle, que es esto, es sacarnos por un segundo esta muela (el sonopronter en la oreja, a través del cual los animadores reciben comentarios e instrucciones), por donde Pablete (el productor ejecutivo Pablo Alvarado, quien renunció) nos hablaba a diario, en diferentes tonos y circunstancias.

“Me pidieron escribir una carta, quizás la carta más bonita del mundo, pero salió esto:

“Hoy nos toca a nosotros, los sucesos nos instalaron en este lugar de la historia y solo los cobardes podrían renegar de las circunstancias. La suerte se dice que es la mezcla entre la oportunidad y la preparación. Acá está la herencia, acá está el legado y estamos listos.

“Hoy no hablo por mí, hablo por Camila, por Ricardo, por los Patos, por Gonzalo, por Álvaro, por Ximena, por Carla, por Rocío, por Kathy, por Carolina, por Fernanda, por Juan Pablo, por César, por Jacqueline.

“Nadie puede decir que es dueño de la verdad, del micrófono o de un switch, porque eso solo nos hablaría de un debate de egos. Cada uno en este equipo, todos los que están y los que no, todos somos parte de este ADN enseñado por los que nos ayudaron a formar este exitoso equipo. Y me atrevo a decir exitoso no porque seamos ganadores de algo, sino porque el éxito es la definición del trabajo duro, de capitán a paje.

“Lo que se ha buscado siempre fue que cada uno pudiera ser libre y construirse a sí mismo, y esa libertad es lo que hoy me tiene frente a ustedes.

“Los que quedamos ahora, independiente de todo lo que pasó, estamos operando con la lógica que siempre hemos tenido: que tenemos que hacer algo bueno para las personas. La sociedad está demandando eso. Que a veces nos detengamos, que hagamos una pausa, que nos juzguemos severamente, que nos caigamos, pero siempre con coraje nos volvamos a levantar.

“Hoy no hablo por mí. Hablo por Manuel, por Bárbara, por Valezca. No se trata de victimizarnos sino de explicarles a ustedes, nuestra audiencia, que fuimos formados durante seis años para trabajar en equipo.

“Los que aquí quedan son los que fueron preparados para ser una tropa de elite. Educados para poner a la gente en la prioridad de las necesidades. Son ustedes los que dan vida al Mucho Gusto. Sin ustedes esto sería simplemente un show de luces.

“Esto no es una maqueta o una casa piloto. Pese a todo lo que se dice, este es un programa que se está haciendo a pulso, con mucha pasión, con risas y llantos en medio de una pandemia con dolores y amores.

“Hoy no hablo por mí. Lo hago por Pedro, por Rolando, por Víctor, por los indiferentes, los carismáticos, los apasionados, los que no están ni ahí. Por todos y todas que contribuyen de una u otro forma a hacer televisión con sentido.

“Yo, por mi parte, me comprometo, aquí y en La Vega, en el panel o en la calle, a buscar siempre las respuestas. Aunque eso nos lleve a situaciones incómodas, eso también siempre se nos enseñó.

“Quiero agradecer a Pablo Alvarado por haber conducido este programa los últimos seis años. Gracias a esa conducción estoy hoy día frente a ustedes. Sería muy mezquino de mi parte esconder la cabeza como un avestruz. Él no me hubiera perdonado en esta instancia un discurso zalamero.

“Y me pongo la muela nuevamente, porque hoy nuestra conducción tiene rostro de mujer. Estamos contigo, te ayudaremos, nos arremangaremos las mangas, nos sacudiremos la tierra, secaremos las lágrimas, ¿porque saben qué muchachos? El futuro es nuestro, esto es Mucho Gusto carajo y lo damos vuelta”.

El jueves 16, Día de la Virgen del Carmen, José Miguel Viñuela le cortó el pelo al camarógrafo José Miranda, en vivo en Mucho Gusto, provocando una ola de críticas públicas, una demanda en su contra, más de dos mil quejas al Consejo de Televisión y la salida de Viñuela y Pablo Alvarado, productor ejecutivo de Mucho Gusto durante deis años.