*

Glamorama
Coni Santa María fotografiada por Glamorama en diciembre de 2018. EDUARDO ANGEL @edu_angel_photo / GLAMORAMA @glamoramacl

Coni Santa María: “Veo los comentarios de la gente y digo ‘qué horror’. Duele, porque soy una persona súper sensible, aunque no se vea a veces…”

Autor: Fran Varela / 10 agosto, 2020

“Me duele cuando me agreden y la gente hoy día está súper agresiva”, dice Coni Santa María.

La mujer ancla de las noticia en Canal 13 se contactó con el espacio que Angélica Castro emite en vivo por el instagram de Velvet.

La periodista de 47 años habló principalmente de aspectos de su profesión y carrera. Entre ellos se refirió a sus inicios y a como la afectan, hoy, los comentarios en redes sociales. Estas fueron parte de sus palabras:

“Estudié periodismo pensando que me gustaba escribir, nunca pensé en la televisión. Simplemente me gustaba escribir y dije ‘¿dónde puede hacer esto?’, me gustaba la actualidad. Ya, periodismo. Y quedé en la práctica en Canal 13 cuando tenía 20 años, y así son muchas decisiones en la vida, algo que te llega, me llegó la oportunidad. Después me fui al Mercurio.

“La prensa escrita te da una rigurosidad que a veces la televisión no tiene tanta. Es una buena escuela pasar por un medio escrito. Yo pasé por economía y negocios, un tema que a mí me costaba mucho como periodista pero que me dio una rigurosidad muy buena en términos de como investigar, como reportear. En economía y negocios no se te puede ir ni un solo dato, no te puedes equivocar en un número porque te matan.

“Me dio esa rigurosidad que me ha acompañado y tratado durante toda la vida pero que también es muy necesaria en la televisión.

“La radio también me fascina, tiene una cosa de naturalidad, de espontaneidad, de hablar y profundizar en los temas. En la tele a veces importa tanto como estés parada, que te da una cierta formalidad que te impide ser más natural, meterte en los temas, los tiempos son muy estrictos.

“Pero la televisión tiene la gracia que impacta como ningún otro medio, todavía sigue siendo así, la imagen. Mostrar ciertas noticias, estoy pensando lo que pasó en Líbano. Esa imagen solo la puedes ver en televisión, el impacto real que tiene lo que ocurrió ahí.

“Todos los medios tienen una gracia. Obviamente como he trabajado casi toda mi vida en televisión, más de 20 años, le tengo ese cariño especial, con lo malo y lo bueno.

“Yo sé que tiene cosas súper criticables, pero a mí me gusta mucho como medio. Y creo mucho en el rol social que tenemos los medios, sobre todo la televisión, para que la gente esté más informada y tome mejores decisiones. Porque con más información uno toma mejores decisiones, somos ciudadanos más empoderados y más responsables también de lo que nos pasa.

“Hoy tenemos los ojos de todo el mundo en las redes sociales. Por supuesto que en la televisión sobre todo, uno no quiere ser impopular, nadie quiere que lo ataquen, todos queremos ser queridos de alguna manera y como personajes televisivos también. Pero siempre trato de acordarme que primero está mi rol como periodista y ese rol a veces no es simpático.

“A veces uno tiene que hacer preguntas incómodas, porque nuestro rol es fiscalizar a la autoridad, por ejemplo. La autoridad que sea, la que esté a cargo del país. Tenemos que tener ese rol, somos de alguna manera ese perro guardián de las instituciones. Entonces claro, si quiero ser popular, no es por acá la cosa. Siempre lo he tenido claro y estoy súper dispuesta a pagar ese costo, y no todo el mundo lo entiende.

“Estoy leyendo algunos de los comentarios y la gente dice ‘sí, pero una cosa es ser aguda y otra es ser inteligente para preguntar’. Los periodistas ingleses tienen esa cosa maravillosa de ser durísimos y crudos para preguntar, pero siempre de una manera que suena increíblemente suave. Siempre uno trata y por supuesto que a veces resulta y a veces no.

“Soy súper apasionada con lo que hago y cuando estoy haciendo una entrevista también, entonces a veces se entiende como falta de respeto o excesiva dureza. Y eso con los años he tratado de trabajarlo, a veces lo controlo un poco y otras menos. Pero no es porque yo quiera ser pesada, sino porque de verdad quiero lograr una respuesta a quien le estoy haciendo una pregunta. Porque creo que es importante que la gente tenga esa respuesta.

“Ahora, por supuesto que a uno le duele igual, para qué vamos a andar con cosas. Yo de repente veo los comentarios de la gente y digo ‘qué horror’. Sí, porque duele, porque tenemos sentimientos, porque yo soy una persona súper sensible, aunque no se vea a veces.

“Me duele cuando me agreden y la gente hoy día está súper agresiva, algunas personas. Y se usa las redes sociales muchas veces en forma anónima para atacar y denostar. Cuando yo creo, además, respetando todas las opiniones, que lo bueno es el debate, es que podamos discernir.

“Si no aceptamos esa diferencia y queremos atacar a todo el que piense distinto a mí estamos en un problema grave. Además nuestras sociedades, nuestros países son diversos y que bueno, eso es parte de la riqueza también de las sociedades.

“Entonces tratar de que todos piensen igual, de imponer mi verdad porque yo creo que es lo correcto creo que es lo contrario a vivir en una sociedad democrática”.