*

Glamorama
Guido Vecchiola en una imagen tomada de la pantalla de Mentiras Verdaderas, en La Red, en 2016.

Guido Vecchiola a los 46 y trabajando en la empresa familiar: “Después de los 40 pucha que se pasa bien… Uno descubre que ni el sexo era tan rico ni la comida. Uno se nivela”

Autor: Equipo Glamorama / 9 agosto, 2020

“Después de los 40 puta que se pasa bien. Mucho mejor”, comenta Guido Vecchiola.

El actor de 46 años se contactó, hace más de tres semanas, con Francamente, el espacio que Fran García-Huidobro trasmite en vivo por las redes de Canal 13.

La figura de teleseries como Amor a Domicilio, Brujas o Soltera Otra Vez habló de episodios de su carrera y de su nueva etapa. Vecchiola vive en la playa, en el norte, y trabaja en el directorio de la empresa familiar.

Esta fue parte de la conversación:

Fran García-Huidobro: “De lo que se está haciendo ahora en televisión, comprendiendo que se está haciendo muy poco por la pandemia, ¿pero algún proyecto que hayas visto en el que te haya gustado participar? De las teleseries del Mega, por ejemplo, o de lo que ha hecho Canal 13 ahora último”

Guido Vecchiola: “No. Soy honesto. Me encantaría probar series, formato serie, más que qué personaje me hubiera gustado hacer, o si me hubiera gustado estar en algún proyecto. Me hubiera gustado estar en Prófugos. Me gusta ese formato, que sean doce capítulos o a veces menos”

García-Huidobro: “O sea, no estás jubilado de la televisión, no estás retirado”

Vecchiola: “No”

García-Huidobro: “Cuéntame en qué estás ahora, que no tiene nada que ver con la tele”

Vecchiola: “No, no tiene nada que ver con la tele. Después de que terminé de grabar y todo tuve la suerte de pegarme un viaje a mi casa, donde mis papás, el 2015.

“Yo me fui de mi casa cuando tenía 14 años, me vine a Santiago. A los 19 me puse a trabajar, de ahí no paré. Me fui a Europa a los 30, tres años, volví y seguí trabajando. Pero sentí que yo tenía una deuda conmigo, mi familia, mi papá, mi mamá, el no sentirme adolescente con ellos. Me sentía muy… Juntos pero despegados.

“Me tomé un año y estuve con él y fue muy sanador para mí. Mi relación con él, con mi mamá, los fantasmas que tenía de cuando yo era más chico los pude solucionar.

“Después volví a Santiago, estrené una obra, volví como a reactivarme. Y en algún minuto mi papá, por la edad que tiene, me pide que yo me haga cargo de ciertas cosas de él, el rol que tenía él.

“Mi papá ya tiene 81 y me pidió que le resuelva con su familia y con los negocios que él tiene. Dije ‘ya, me voy a demorar un año en hacerlo y en un años más vuelvo a lo mío’. Pero ha sido más largo el proceso”

García-Huidobro: “¿Estás feliz? ¿Te sientes completo?”

Vecchiola: “Estoy muy contento. No sé si tiene que ver con la edad, pero estoy contento, muy contento. Ha sido muy interesante el proceso con la familia.

“Después de los 40 puta que se pasa bien. Mucho mejor. Es mucho más interesante lo que le va pasando a uno. Uno tiene más miedo de la edad o de los años que va a cumplir, pero ya hay una sensación de que lo que no fue ya no fue y chao nomás.

“Uno está disfrutando de lo que ya tiene y ya te conoces tanto, que es tan placentero eso. Hay una calma para enamorarse, uno descubre que ni el sexo era tan rico ni la comida. Uno se nivela.

“Hay un período de placer que yo he disfrutado este último tiempo. El mismo hecho de no estar trabajando tan expuesto también ha sido un momento para mí para estar más tranquilo, más en casa y más protegido.

“Pero también me gusta lo otro. Lo que he descubierto y me di cuenta con las teleseries es que me acostumbré a trabajar por proyectos, que las cosas tengan un comienzo y un final y que después se pueda cambiar.

“Que mañana sea bailar, ya, bailemos, pero tú sabes que eso va a tener un final. Ya, volvamos a actuar. Además el grupo cambia, no te toca trabajar con la misma gente, el proyecto es distinto. Eso me gusta.

“Ahora que me ha tocado trabajar con personas que tienen un trabajo más normal, más de rutina, yo me volvería loco. Encuentro mucho más heavy tener que estar constantemente igual y tener que verte con la misma gente todo el rato a tener proyectos que duran un año o dos”.