*

Glamorama
Mariana Derderián en una imagen tomada de la pantalla de Buenos Días a Todos, en TVN, en 2019.

“Amigas mías trabajan mucho más ahora que cuando iban a la pega. Y hay que hacer almuerzo, mantener la casa, que el niño no grite…”: Mariana Derderián y la cuarentena

Autor: Equipo Glamorama / 19 septiembre, 2020

“Ha sido una escuela, estamos todos aprendiendo mucho. Yo me acuerdo al principio, la primera vez que dijeron ‘por dos semanas los niños no van al colegio’, yo me agarraba la cabeza y dije ‘¿qué voy a hacer dos semanas con los cabros en la casa?’. Seis meses…”, comenta Mariana Derderián sobre la cuarentena.

La actriz de 40 años se contactó, hace más de una semana, con el espacio que Angélica Castro emite en vivo a través de instagram.

Derderián habló, entre varios otros temas, de sus inicios en las teleseries y del amor después de una separación. “El amor después del amor, cuando uno se separa y se vuelve a enamorar, es posible…”, afirmó sobre esto último, y se refirió a su pololo.

En tanto, sobre cómo ha sido este medio año de encierro junto a sus dos hijos, debido al covid-19, agregó:

“Me encerré la primera semana de marzo. Alcanzaron a ir una semana al colegio y yo tengo pre kinder por Zoom. Ya que se quede sentada en la silla… ¿Y cómo te entretengo?, ¿y cómo no quiero que veas tele todo el día? El otro día le decía ‘Ale, ¿qué quieres que hagamos que no sea ver monos, que te entretenga?’. ‘No, nada mejor mamá’.

“Y yo la plasticina, hagamos el cacharrito de greda, pintemos una casa de cartón, me di vuelta Pinterest. La actividad que recrea, qué actividad educa, la actividad que enseña, que el cuento… La gente creerá que uno puede trabajar en la casa y ser mamá, como ‘Pedro, ¿te puedes ir a hacer tu mamadera solo? Bacán. Aprovecha de ventilar’.

“Me imagino de verdad mis primas, amigas mías que trabajan en oficina dicen que trabajan mucho más ahora que cuando iban a la pega. Y además entre medio hay que hacer el almuerzo, mantener la casa, que el cabro chico no grite, que no se te meta en la pega. Es heavy.

“Empecé a hacer deporte, que me ha hecho muy bien para la cabeza y me da energía. Pero hay que hacer un doble esfuerzo. Hay que ponerle demasiado entusiasmo a la vida y tratar de ver todos los días el vaso lleno. Porque si andas pateando la perra, o sea, motivos para eso todos tenemos; lo que pasa es que tienes que decir no, tratar de que la balanza siempre esté más inclinada a rescatar lo bueno, a crecer, a aprender.

“Yo quiero mirarme al espejo y decir ‘no soy la misma de antes de la pandemia. He aprendido cosas, he cambiado, me modificó cosas en algún lugar’. En valorar lo importante, en darte cuenta de que cuando puedes salir y todo, te llenas de panoramas y de cosas, y en verdad no estás con tanto… Es rico la casa”.