*

Glamorama
Chiqui Aguayo y Karim Sufán en una foto de archivo compartida en Instagram.

Chiqui Aguayo y el matrimonio: “Para casarte tienes que estar muy enamorada. Uno siente tal nivel de conexión y por lo menos todavía siento…”

Autor: C. Z. / 28 septiembre, 2020

“Para casarte tienes que estar muy enamorada y hacer el acto de fe de que tú crees que van a estar juntos eternamente, hasta viejitos. En ese momento uno siente tan nivel de conexión… Y por lo menos todavía siento”, afirma Chiqui Aguayo.

La comediante cumple seis años de matrimonio con el diseñador Karim Sufán, con quien tiene una hija, Amal, de un año.

Aguayo se contactó con Socias, el espacio que Begoña Basauri emite en vivo por instagram, donde contó la historia de dos de sus tatuajes, relacionados con el matrimonio y la maternidad.

Esta fue la conversación:

Chiqui Aguayo: “Tengo varios tatuajes, pero este (muestra su antebrazo izquierdo) ya lo he contado otras veces, pero me encanta contar el significado. Dice una palabra en árabe que significa ‘estás escrito’, y al lado la fecha de mi matrimonio. Karim y yo tenemos el mismo”

Begoña Basauri: “Tienes que estás súper, mega segura para tatuarte la del amor, porque los hijos son forever, pero…”

Chiqui Aguayo: “Harta gente nos dijo ‘no, la maldición del tatuaje’ y no sé qué. Y yo siempre pensé que si algún día esto no funciona, va a ser un lindo recuerdo”

Basauri: “Yo pensaba eso porque hay que estar súper seguro. Pero también uno entiende que las relaciones amorosas no son eternas y pueden fracasar, pero también es parte de tu vida”

Aguayo: “Esto me va a recordar… Es que primero, para casarte tienes que estar muy enamorada y hacer el acto de fe de que tú crees que van a estar juntos eternamente, hasta viejitos. En ese momento uno siente tal nivel de conexión… Y por lo menos todavía siento…”

Basauri: “Acá (se refiere a los comentarios de los usuarios de Instagram conectados a la transmisión en vivo) las socias son como el hoyo, todas ‘¡no, ni cagando me tatúo a un hombre! ¡No!’. Y hay dos teorías: por lo menos es en árabe y no español, y otro que dice que es bonito porque va a ser el papá de tu hija, la Amal, toda la vida”

Aguayo: “Chiquillos, cualquier cosa le ponemos un ‘no’ y se acabó”

Basauri: “Eso es ‘estaba escrito’. ¿Eso significa?”

Aguayo: “En árabe ‘estaba escrito’, que es una palabra que con varios he conversado y me encantó el significado. Y cuando cumplimos un año de casados nos hicimos este tatuaje los dos, que fue justo antes de ir a Viña. Con Karim estuvimos súper juntitos en ese proceso, él viviendo todas mis inseguridades. Nosotros apostando la vida en ese show. Nos quisimos tatuar y yo le dije a Karim ‘cuando levante la Gaviota quiero que se vea y te lo voy a dedicar a ti’”

Basauri: “¡Qué romántico!”

Aguayo: “Y este tatuaje, quiero decir el autor, que es Claudio Gajardo, que para mi es el mejor tatuador de Chile. Entonces fui al cumpleaños de la Alison (Mandel), él es el tatuador de la Alison y estaba ahí. Le dije que estaba triste porque había tenido la pérdida de un embarazo que fue bien avanzado (en 2018). Estaba súper triste, de verdad, y era como la primera vez que salía, primer carrete que salía.

“Nos encontramos con Claudio y le comenté ‘Claudio, no sé qué hacer. Quiero hacerme algo como en homenaje a mi hijo que, bueno, ya no está. El me dijo ‘piénsalo bien, yo feliz, pero siento que es una conexión más allá’. Me dijo ‘ya, escríbeme, conversémoslo juntos’. Y pasó que cuando yo iba a la ecografía, porque tenía nombre mi hijo, y lo que más recuerdo de la ecografía es ver un corazón parecido a este latir (muestra su tatuaje), y con este pulso.

“Entonces le dije ‘lo que más me acuerdo y quiero es que este corazón esté latiendo acá’. Me dijo ‘¿no quieres hacerte más (extenso el tatuaje)?’. ‘No’. Me dijo ‘vamos a hacerlo un poquito más abajo porque quiero que este tatuaje continúe’. La cosa es que lo hicimos así, quedó hasta ahí (antes de la muñeca). Me dijo ‘¿quieres tener otro hijo?’. ‘Sí’. ‘Yo creo que va a ser mujer’. Me dijo ‘va a ser mujer y este corazón va a alimentar a esta flor’.

“Y te juro que dije ‘dale, porque si es una mujer da lo mismo, porque quiero tener otro hijo y me gusta esto de este corazón alimentando’.”

Basauri: “Qué historia más linda”

Aguayo: “La cosa es que me tatuó esto y a los tres meses yo quedé embarazada de nuevo, de la Amal. Fue súper bonito porque la historia no termina ahí. Marcó el embarazo de la Amal y fue súper asustado siempre para mí.

“Hay una ecografía, que era la más importante, donde había sucedido toda la otra historia, como de los cuatro meses. Y cuando fui a la ecografía de los cuatro meses de la Amal lo que veía más grande era este corazón (apunta a su tatuaje) en una ecografía, como ‘¡pum, pum!’.

“Lo vi y me emocioné. Y me dijo ‘está todo bien, está todo perfecto’. Era el mismo doctor que sabía todo. Me dice ‘Chiqui, está todo bien. Tu guagua está perfecta. Tu embarazo está todo bien. Relájate’. Te juro que era este corazón (apunta a su tatuaje) que veía latir. Y me lo hice acá porque, cuando actúo, me lo veo en el micrófono. Como que siento que está la Amal acá y está el que digo siempre que es mi ‘hijo estrella’ y mi ‘hija arcoíris’. Los tengo aquí, presentes”.