*

Glamorama
Maly Jorquiera emocionada con los dichos de Kenita Larraín en Sigamos de Largo. IMAGEN TOMADA DE LA PANTALLA DE CANAL 13

“Es muy específico lo que dijiste, quedé loca…”: la lectura de Kenita Larraín numeróloga que hizo llorar a Maly Jorquiera

Autor: Fran Varela / 16 septiembre, 2020

“Este ha sido un programa muy, muy emotivo…”, comentó Fran García-Huidobro en la parte final de Sigamos de Largo con Kenita Larraín.

La ingeniera comercial y numeróloga se refirió a su hija, a la historia de amor con su marido y reveló una faceta desconocida hasta ahora del episodio de la silla de ruedas.

En su rol de numeróloga Larraín ahondó en la predicción que hizo para este 2020 en enero pasado, y cuyo video se convirtió en un hit de YouTube y conmovió hasta las lágrinas a Maly Jorquiera, coanimadora del late de Canal 13, con sus dichos.

Esto fue parte de esta última conversación:

Kenita Larraín: “Primero te voy a preguntar algo, ¿alguna vez has tenido alguna conexión con otros planos?”

Maly Jorquiera: “Sí”

Larraín: “Sí, porque traes el 17. El 17 en alma se llama la estrella, y es típico de personas que tienen contacto con el mundo invisible, con otros seres de otros lugares”

Jorquiera: “Yo una vez lo dije en las Milf, yo veo gente desde chiquitita… De verdad Kenita, veo gente muerta que se me ha ido, me vienen a visitar, tengo todo ese rollo”

Larraín: “Lo que pasa es que los números 17 en alma es clásico, algunas veces por miedo lo bloquean, los niños típico que decían que tienen algún amigo imaginario y te llevaban al sicólogo, era como ‘está loco’. Hoy no, hoy sabemos que hay otros planos y que las personas que se van de acá están en otro plano porque no existe la muerte.

“Te debe haber pasado mucho y seguramente te va a seguir pasando porque tienes dos números que indican eso. El 17, que es la estrella, y acá el 20, también es el juicio final, el mensajero, habla de la resurrección.

“Puede haber ocurrido en tu vida un hecho que te marque muchísimo, donde estás como en la etapa previa, en un momento muy doloroso como de infelicidad, de dolor. Pero después viene este llamada de arriba y es como que tu vida cambia de un momento a otro. De hecho, se llama la resurrección también”

Jorquiera, sorprendida: “Sí, ya pasó”

Larraín: “¿Y qué hecho fue ese?”

Jorquiera: “Cuando nació mi hijo yo me morí”

Larraín: “Viste, se llama resurrección. Y estos dos números ella puede conectar con otros planos. Si algún día quieres dejar de estar en la tele aquí tienes un potencial que ni te explico”

Jorquiera: “Maestra, Kenita”

Fran García-Huidobro: “Vamos a hacer un paréntesis. Maly ya lo contó en una oportunidad, pero puedes hacer resumen de cuando tuviste a Luquitas”

Jorquiera: “Yo tuve un parto súper difícil, muy muy difícil, muy doloroso. Sacaron a mi hijo con forceps, me llevan al dormitorio, estoy dando pechuga y vienen entuertos. Pero no eran entuertos y el médico no me creyó y se fue a su casa. Y de repente me vino una hemorragia que me voy. Freire al lado y le dije ‘me voy, me estoy muriendo’, y no me creían. Y de repente me fui”

Larraín: “¿Y qué viste?”

Jorquiera: “Vi a mi mamá, que me agarró fuerte los brazos en el cielo, en una nube blanca, y me dijo que tenía que volver. Yo no quería volver porque era tanto el dolor que sentía”

Larraín: “Se está emocionando y yo me estoy emocionando de nuevo”

Jorquiera: “Era tanto. Y como no había tenido una conexión con mi hijo no cachaba. Y el dolor era de los peores que te imaginas en tu vida. Y mi mamá me mandó cagando para acá, de vuelta, y ahí volví. Y aquí estoy.

“Pero es muy loco porque lo describiste como fue poh. Una muerte y un resucitar. Es muy específico lo que dijiste, entonces quedé loca”

Larraín: “Aquí tienes unas conexiones muy tuyas, para que las tomes en cuenta. No es una anécdota que te ocurra eso. Hay gente que sueña, que se encuentra con gente que está en otro plano, a veces los ven. O a veces hay personas que saben lo que va a ocurrir.

“Mira que increíble el mensaje de madre, viste a tu madre en un momento en que tú te conviertes en madre. Porque aquí te aparece repetidamente, tanto en tu propósito de vida como acá en tu cuadrante, te aparece mucho trabajo con la mamá. Tiene que haber sido para ti una infancia  difícil con ella”

Jorquiera: “Súper”

Larraín: “Compleja, no se tienen que haber entendido muy bien, es una relación compleja. Seguramente si analizamos ancestrológicamente hacia atrás, el vínculo madre e hija debe haber venido cortado desde antes”

Jorquiera: “¿Te digo una cuestión súper loca? Yo me llevo mejor… (llora). Perdón… Con mi mamá muerta que con mi mamá viva. La pasamos muy mal las dos. Y ahora que yo tuve que terapearme y salir adelante en muchas cosas yo me llevo mejor. Y es la vida que me toco vivir, pero es triste igual. Es como ¿por qué ahora, por qué no antes?

“Pero ahora yo la siento a ella cuando estoy con mi hijo y mi hijo hace alguna weá que me desobedece, yo siento que mi mamá está ‘já,já,já’, y nos cagamos de la risa las dos. Pero sí poh, fue una vida muy difícil juntas”.