*

Glamorama
Raquel Argandoña, Hernán Calderón y Rebeca Naranjo en imágenes tomadas tomadas de la pantalla de Bienvenidos y Vértigo, en Canal 13.

Kel Calderón acusa: “La defensa de Nano amenazó con utilizar el movimiento feminista (contra Hernán Calderón). Decían ‘basta que presentemos la querella (por abuso sexual) y las feminazis se van a hacer cargo de ti…’”

Autor: Equipo Glamorama / 10 septiembre, 2020

“Ellos decían ‘basta con que presentemos la querella (por abuso sexual contra el abogado Hernán Calderón) y las feminazis se van a hacer cargo de ti’”, afirma Kel Calderón en la declaración voluntaria que realizó ante la Fiscalía Oriente, este miércoles, en medio de la investigación del caso de su hermano Nano, formalizado por parricidio frustrado en dos ocasiones.

La egresada de Derecho afirma en el documento hecho público este jueves:

“Primero trataron de manipularlo (a su padre, Hernán Calderón Salinas) emocionalmente, insistiendo en los riesgos que corría mi hermano en la cárcel. Le señalaban que podía pasar frío, hambre, que estaba muy mal, que incluso mi hermano se iba a suicidar, le decían que hasta lo podían violar.

“Recuerdo que todo esto le afectó mucho, mi papá lloraba y no podía parar de llorar, realmente estaba preocupado por la salud de mi hermano. Incluso me abrazaba y apretaba sus manos en mi espalda, lloraba con mucha angustia. Sin embargo, él entendía la necesidad de que su hijo asumiera la responsabilidad de sus actos.

“Lamentablemente las presiones siguieron avanzando. Empezó a llamarlo Cristián Opazo constantemente y le preguntaba si estaría dispuesto a llegar a un acuerdo. Incluso le señalaba en estas llamadas que la querella por abuso sexual (por parte de Rebeca Naranjo, polola de Nano) era falsa y la estaban utilizando como estrategia para disuardirlo.

“Estas conversaciones las tuvieron en voz alta, mi papá puso el teléfono en altavoz y yo escuché que el mismo Cristián decía: ‘Me están esperando en la otra línea’. Y que si estaba dispuesto primero a no apoyar la solicitud de prisión preventiva a cambio de desistirse de la querella por abuso.

“Incluso escuché que ellos mismos le ofrecían una campaña comunicacional para limpiar su nombre. Y dicha campaña incluía entrevistas de Rebeca (la pareja de mi hermano) reconociendo que había mentido para salvar a su pareja. Mi papá con mucha angustia y dificultad en principio no accedió a sus presiones. Pero las presiones se fueron incrementando.

“Para mí fue muy doloroso ver como mi mamá comienza a enviarle muchos mensajes de WhatsApp utilizando a mi abuela paterna que está muerta, para que por favor se desistiera en su nombre. Le mandaba fotos de Hernán chico, le suplicaba que se desistiera de su acusación, empezó a enviarle muchos mensajes.

“Incluso fue a ver a mi papá y le rogó que se desistiera. Como mi papá aún se mantenía firme, el 26 de agosto lo visitó el abogado de mi hermano, el sr. Mario Vargas, y derechamente le dijo que si se unía a las pretensiones de la defensa ellos iban a limpiar su imagen con una campaña comunicacional. Y que si no lo hacía lo destruirían mediáticamente.

“Me di cuenta que los chats que la defensa publicó o filtró a propósito de la querella por abuso sexual, estaban descontextualizados. Publicaban conversaciones parciales, eliminando textos para armar conversaciones distintas. Yo respaldé todas esas conversaciones y las tengo en mi celular, estoy dispuesta a que Fiscalía tenga acceso a ellas. De hecho, es más, mi papá también estuvo dispuesto a entregar su celular si la Fiscalía lo requería en la querella por abuso”.

La joven afirma también: “Mi mamá junto a la defensa (de Nano) va al departamento de mi papá y lo amenazan y extorsionan con que tenían una segunda querella por abuso sexual…”

Y agrega: “Mi papá está sufriendo mucho no solo por su hijo, sino que por todos los ataques comunicacionales que me han hecho a mí y que me pueden seguir haciendo. La defensa de Hernán siempre amenazó mucho con utilizar el movimiento feminista a su favor. Ellos decían ‘basta con que presentemos la querella y las feminazis se van a hacver cargo de ti’”.

El testimonio de la influencer de Instagram se da en medio del giro en el caso Nano Calderón Argandoña esta semana, cuando se publicaron diversos antecedentes que indican supuestas presiones y supuesto intento de extorsión por parte de la defensa del joven -hoy preso en al cárcel Santiago 1- junto su madre, Raquel Argandoña, hacia Hernán Calderón Salinas.

Primero se filtraron audios de supuestas llamada del abogado Cristián Opazo, donde el profesional actúa como una especie de intermediario entre Mario Vargas, defensor del hijo de Argandoña, y Calderón Salinas.

Estas llamadas habrían sido efectuadas previamente a la formalización de Nano Calderón y en ellas Opazo le propone al padre del imputado bajar la querella por abuso sexual que interpuso Rebeca Naranjo, polola de Nano, contra su suegro. Esto a cambio de que Calderón Salinas desista de pedir la prisión preventiva para su hijo.

Y ahora la declaración de Kel reafirma esta información.

Paralelamente, esta semana Calderón Salinas sí cambió la querella contra su hijo de parricidio a violencia intrafamiliar, al mismo tiempo que Rebeca Naranjo bajo su acusación judicial por abuso sexual.

Sobre este asunto Julio César Rodríguez reflexionó en Contigo en la Mañana, diciendo que la pareja de origen venezolano de Nano “ha sido víctima de agresiones de todos los lados por esta familia. Pero finalmente solo es una moneda de cambio para negociar medidas cautelares (para Nano)”.

El animador también dijo en pantalla: “A lo mejor nosotros somos unos simples títeres y unos estúpidos, unos idiotas, al estar tanto rato dándole cobertura (al caso Calderón-Argandoña)…”