*

Glamorama
Pablo Mackenna y Javiera Díaz de Valdés en una foto de archivo.

La estupenda relación de Javiera Díaz de Valdés con su ex marido Pablo Mackenna: “Fui un fin de semana a su casa, me instalé con él y la Rosa. Él tiene a su pareja y todo…”

Autor: C. Z. / 14 septiembre, 2020

“Las parejas para mí siempre han sido amistades, siempre son amigos”, afirma Javiera Díaz de Valdés.

La actriz de 39 años se contactó con LiveMe, espacio que Jordi Castell emite en vivo por instagram.

Díaz de Valdés se refirió, entre otros temas, a Libra, su emprendimiento de productos para la piel; a su hija Rosa, de 12 años, y a la muy buena relación que mantiene con Pablo Mackenna, su ex marido y padre de Rosa.

La intérprete se casó nuevamente en 2017 con el crítico literario Juan Manuel Vial. En tanto estás fueron sus palabras con respecto al cercano lazo que mantiene con Mackenna:

“Nunca he tenido una pareja que antes haya sido un amigo mío. Lo conozco y somos pareja, nos hacemos muy amigos, soy como muy masculina en ese sentido”

Castell: “Más que masculino es una cuestión de mundo, de sensibilidad. Que seas amiga de Pablo Mackenna, es el papá de tu hija, obvio, es evidente”

Díaz de Valdés: “De Pablo soy íntima hasta el día de hoy, me cago de la risa con él. De hecho, la otra vez fui un fin de semana a su casa, me instalé con él y la Rosa. Él tiene a su pareja y todo, pero cagados de la risa. O sea, me cae muy bien, me daría lata no llevarme bien con él”

Castell: “Lo que estás diciendo habla de la grandeza tuya y de él y de la sensibilidad que ustedes dos tienen por su hija. Todos los hijos absorben que los papás se separen, pero distinto es cuando los papás se separan y se llevan bien y no hay temas pendientes. Qué rico. ¿Y Juan Manuel cómo se lleva con Pablo?”
 
Díaz de Valdés: “Bien. Se conocen de antes que yo los conociera a ellos. De hecho, yo conocí a Manuel por la Juanita (Vial), que fue polola de Pablo. Pequeño mundo”

Castell: “Pero la Juanita y Pablo fueron amigos hace siglos”
 
Díaz de Valdés: “Y yo me hice muy amiga de ella. Te darás cuenta que soy liviana de sangre. Ha sido un viaje, hemos tenido de todo, buenos y malos momentos. Pero pesa mucho más el cariño que nos sentimos, las historias que hemos vivido. Hay mucha complicidad y somos gozadores.

“Como somos gozadores preferimos llevarnos bien, preferimos ser amigos, reírnos, pasarlo bien, contarnos cosas. Estamos por sobre cualquier cosa que haya sucedido, somos familia, profunda. Y la Rosa es una gozadora. Me encanta que viva en un ambiente liviano, leve, buena onda, de risa, pasarlo bien, de comer rico, de goce, de ver a sus papás en fiesta. La vida no es solamente una cosa, sino que miles, un arcoíris de todo. Quiero que ella sea una gran gozadora de la vida, que disfrute”.

En otro momento de la conversación, la actriz, hablando de su relación con su hija, se refirió a la amistad de la niña con las hijas de la actual pareja de Pablo Mackenna. Rosa pasó un buen tiempo en la casa de su padre, en la playa:

“Yo también prefiero que esté en la libertad de la naturaleza a que esté encerrada en un departamento. Que esté con las hijas de la polola (de Mackena) que son lo máximo, son súper amigas, como que tienen una hermandad… Ahí también digo pucha, quizás este año no he estado todo lo que yo estoy siempre con ella. Además, estoy trabajando un montón.

“Siento un poquitín de culpa… O una cosa… Pero bueno. Prefiero que ella sea una niña que lo está pasando bien en esta cuarentena, para los niños es heavy todo esto. Los niños necesitan relacionarse con otras personas de su edad”.