*

Glamorama
Daniel Muñoz interpretando a "Juan Herrera" en a recordada escena del "charchazo" en Los 80. Imagen tomada de la pantalla de Canal 13.

“En esta casa no hay ni comunistas ni pinochetistas…”: Daniel Muñoz recuerda clásica escena de Los 80 donde “Juan Herrera” le pega un “charchazo” a su hijo “Martín”

Autor: Equipo Glamorama / 17 octubre, 2020

“En esta casa no hay ni comunistas ni pinochetistas”, lleva por título en el canal YouTube de Canal 13 una escena de Los 80 que suma más de 1,7 millón de visualizaciones.

En ella, el personaje “Juan Herrera”, interpretado por Daniel Muñoz le pega “un charchazo” a su hijo “Martín” (el actor Tomás Vedejo) en medio de una discusión familiar mientras están sentados a la mesa, comiendo.

Muñoz recordó este episodio hace más de un mes en un contacto con el espacio CHVenCasa que condujo Nicolás Copano por las plataformas digitales de Chilevisión. Esta fue esa parte de la conversación:

Nicolás Copano: “De Los 80, ¿hay algo que guardes que te haya marcado o te haya dado la sensación de ‘esto me lo voy a llevar como un recuerdo’?”

Daniel Muñoz: “Sí, hay momentos que me guardo como aportes personales, que curiosamente pasaron a ser parte de la cultura popular. La misma creación del personaje, que mucha gente se te acerque a decir ‘es mi papá, es mi tío, a este señor yo lo conozco, mi vecino es igual’. Que la construcción que uno hizo de ‘Juan Herrera’ esté tan instalada en una parte de la historia, que mucha gente se reconozca y que agradezca que lo hicimos, que fue revivir eso.

“Aparte de eso, el elemento, ese diálogo, ese texto de ‘esta sopita con el ají cacho e’ cabra’, decir ‘esta es la sopa más rica del mundo’. Es ese el texto que me nació en ese momento y que identifica tanto a la gente. Es un concentrado de recuerdos, recuerdos de mi vida en San Fernando.

“Ese charchazo que le pego a mi hijo en la escena final también es un aporte. Yo sentía que este padre que ni con el pétalo de una rosa le pegaría a ninguno de sus hijos, justo en ese momento algo le agarra la mano y se la lleva a la cara de su hijo.

“Era algo que tenía que ocurrir. Estaba a punto de quebrarse esa familia, entonces la única manera de hacerlo, paradójicamente, era con un charchazo. Un padre que nunca lo hubiese pegado a sus hijos, ahí aparece, ¿por qué? Bueno, es parte de un misterio, pero a mí se me ocurrió que en ese momento era importante”

Copano: “¿Cuando dices que se te ocurrió es que no estaba en el guión?”

Muñoz: “No poh, no estaba en el guión. Esos detallitos que pasaron después a ser tan importantes son creación mía, pero también del personaje. Se produce una mezcolanza rara, uno es el personaje, el personaje es uno”.