*

Glamorama
Yann Yvin en una imagen tomada de la pantalla de Vértigo, Canal 13, en 2017.

“En un evento una mujer me agarró y me dio un beso pasional, que me dolió, de caballo, con dientes… Después manos por todos lados”: el doloroso acoso sexual a Yann Yvin

Autor: Fran Varela / 19 octubre, 2020

“Donde tuve miedo fue cuando empecé a salir a eventos, no sabía lo que eran los eventos. Me acuerdo que Martín (Cárcamo) me invitó a un evento de un barco y me sentía como un pollito en un gallinero lleno de gallinas”, dice Yann Yvin.

El chef francés de 55 años se conectó la semana pasada con el espacio que emiten Diana Bolocco y Martín Cárcamo en vivo por Instagram.

El rostro de Oye al Chef, en Chilevisión, se refirió a su experiencia tras de haberse contagiado de covid en marzo pasado y a los dos asaltos que ha sufrido en Chile, entre otros temas.

También relató episodios de acoso que ha vivido por parte de mujeres en eventos con público:

Diana Bolocco: “¿Cómo manejaste eso? Porque las mujeres chilenas además somos bien directas en general, vamos y decimos lo que queremos, tiramos el piropo, en fin. ¿Cómo manejaste ese amor excesivo y esa como fantasía sexual que despertaste en las chilenas?”

Yann Yvin: “Como lo acabas de decir, fue en exceso y al final ese exceso te da una barrera. No un rechazo, pero le pones distancia. Además mucho es a través de las redes sociales.

“Donde tuve miedo fue cuando empecé a salir a eventos, no sabía lo que eran los eventos. Me acuerdo que Martín me invitó a un evento de un barco y me sentía como un pollito en un gallinero lleno de gallinas. Ahí sentí lo que puede ser, un tema un serio, el acoso sexual de la mujer. Lo sentí en mi propia carne durante un momento, en los eventos cuando te aplastan. Una vez me mordieron el labio, se fue con un trozo de mi labio una persona”

Martín Cárcamo: “¿Cuenta cómo pasó eso?”

Yvin: “Duele. Fue en un evento cerca de La Serena, en un lugar público y se llenó y se llenó. Era para recaudar fondos después del maremoto que hubo en el norte. Los pescadores habían perdido todo, entonces fuimos con los cocineros a apoyar un poco la pesca artesanal.

“Y en una plaza enorme, miles y miles de personas, y yo tenía que hacer sándwiches de pescado y darle a la gente, y después hacer un discurso. Y tuve que cruzar la plaza con no sé cuántas miles de personas, con carabineros a cada lado, pero los pobres carabineros terminaron como… Yo terminé como el jamón de sándwich.

“La gente me aplastó entre los carabineros y ni siquiera tocaba el piso. No sé dónde estaban mis manos, mi pelo, mis pies, todo el mundo me tiraba de todos lados, y una me agarró y me dio un beso. Pero un beso pasional, un beso que me dolió, le quería pegar, como cuando te muerdes la lengua, duele. Como todo el mundo te tira de todos lados, ni siquiera sientes”

Cárcamo: “¿Te mordió la lengua?”

Bolocco: “Sí y ahí tuve miedo por primera vez, sentí lo que es ser nada dentro de una cantidad de personas. Ahí tuve miedo”

Cárcamo: “¿Quedaste sangrando?”

Yvin: “Sí, obvio, un beso de caballo, con dientes. Me dolió, cuando tienes ganas de pegarle a la persona de tanto dolor. Y eso fue lo peor. Después manos por todos lados. Es cierto, las chilenas son bravas, muchas veces me tomaban la mano y se la ponían en el pecho directamente”

Bolocco: “¡No te lo puedo creer!”

Yvin: “Sí, casi me ahogué porque hay mujeres que tienen mucho pecho (ríe). Cuando das un abrazo con mucho pecho, por suerte estoy un poco alto”

Bolocco: “Esas mujeres que te pescaban la mano y te la ponían directo en la pechuga, ¿era en eventos de noche, con un traguito de más? ¿Porque cómo así tan directas?”

Yvin: “Era en los eventos de la plaza de armas de un pueblo, después de hacer mi show, después de un curso de cocina, ahí sacando fotos. Y ahí debo decir, las chilenas son bravas, te tiran y ‘ven aquí franchute, te queremos con papas fritas y vamos’. Entonces, bueno, hay que resistir y en las redes sociales ni te cuento cuántas proposiciones para hacer hijos. Lo peor, tuve muchas proposiciones para ir a probar empanadas en la casa (ríe)”

Bolocco: “¿Y te mandan fotos sugerentes en las redes sociales?”

Yvin: “Sí, de todo, desnudos de poto, de pechugas, de todo tipo”.