*

Glamorama

“Entendí muchos miedos míos. ¿Por qué he perdonado (a su marido Jorge “Mago” Valdivia)? ¿Por qué nunca he podido dejarlo siendo que muchas veces he querido?”: la regresión de Daniela Aránguiz

Autor: Fran Varela / Cristián Farías / 12 octubre, 2020

“Ahí entendí muchos miedos míos y muchas cosas. ¿Por qué yo he perdonado? ¿Por qué siempre estoy? Cosas así. ¿Por qué yo nunca he podido dejarlo siendo que muchas veces he querido? ¿Qué es lo que me detiene? Son como cosas de atrás, de la cabeza, que tú quizás puedes ir curando con el tiempo”.

Esta es pate del relato de Daniela Aránguiz sobre una regresión que se realizó en España hace un tiempo y la cual, dice, le ayudó a entender aspectos de su relación con el futbolista Jorge “Mago” Valdivia, con quien lleva 16 años casada y tienen dos hijos, de trece y once años.

En una entrevista con el espacio Live Me, que Jordi Castell emite en vivo los domingos por su instagram, la figura televisiva habló como pocas veces antes de la relación con el deportista y los momentos difíciles que ha pasado. Se refirió lo que significa para ella una infidelidad y, en una parte de la conversación, afirmó que “he perdonado lo imperdonable”.

Aránquiz habló de su situación actual, en la cual vive en Chile con sus hijos y su marido permanece en la ciudad mexicana de Mazatlán, jugando por el equipo de ese nombre.

En tanto, este fue el relato sobre la regresión a la que se sometió:

“Me hice una regresión y fue heavy, heavy-heavy. Yo no creía mucho y pensaba ‘esta cuestión debe ser mentira’. Y es un gallo que vive en España, es chileno y trabaja en esto en España. Me contacté con él y así mismo como estábamos nosotros hablando lo hizo. Yo obviamente acostada en mi cama y me empezó a hipnotizar, y ahí yo entré en un trance. Pero no es como el Tony Kamo (ríe). No es así. Empiezas a soñar despierto, empiezas a ver cosas, pero lo ves de verdad. Es lo mismo que cuando estás soñando. Y ahí, (el año) 1420. Heavy”

Jordi Castell: “¿Tanto para atrás?”

Daniela Aranguiz: “En 1420 y después me vi en 1920, me vi con mi hermana y la vi diferente pero era ella. Yo sé que era ella por los ojos, la expresión, el alma, pero no era físicamente la Fer. Es muy raro pero es bonito y ahí cachai los lazos, que la gente importante se queda siempre, aparecen en otras vidas.

“Entendí muchas cosas, no sé si todo el mundo cree, puede ser ridículo, pero me vi en 1420 y vi a Jorge, que él me tenía encerrada, yo era su esclava y no me dejaba salir. Entonces me quería escapar y no podía porque él me iba a matar y un rollo así. El me amaba, pero como no me podía tener como él quería, me tenía encerrada y yo no podía escaparme.

“Ahí entendí muchos miedos míos y muchas cosas. ¿Por qué yo he perdonado? ¿Por qué siempre estoy? Cosas así. ¿Por qué yo nunca he podido dejarlo siendo que muchas veces he querido? ¿Qué es lo que me detiene? Son como cosas de atrás, de la cabeza, que tú quizás puedes ir curando con el tiempo”

Castell: “Tú eres mucho más abierta, eres una mujer honesta, abierta, espontánea, y Jorge yo no sé si sea así de dócil con las emociones ¿Él se da cuenta el tipo de mujer que tiene consigo? ¿Te lo dice? ¿Te valora o te lo agradece?”

Aránguiz: “Yo creo que no se da cuenta, porque para él debe ser normal. Pero yo pienso que sí me ama y me lo dice y no sé qué, pero yo pienso que lo ve como normal. Pero yo no soy perfecta, tengo que decirlo, también tengo muchos defectos”.