*

Glamorama
El personaje de Javiera Díaz de Valdés en Verdades Ocultas, en una imagen de Mega.

“He atropellado a mi madre, he robado guaguas, he botado a mi hermana por la escalera embarazada…”: Javiera Díaz de Valdés y su personaje en el regreso de Verdades Ocultas

Autor: C. Z, / 28 octubre, 2020

Verdades Ocultas volvió al aire con nuevos capítulos la semana pasada. La teleserie de Mega, la más larga en la historia de la TV chilena, retomó las grabaciones luego de un receso por la crisis sanitaria.

El último episodio de Verdades Ocultas que se exhibió en Mega fue en mayo pasado. Cinco meses después la teleserie volvió con un rating de 16.6 puntos.

La producción ha tenido destacadas variaciones en su trama desde su estreno en 2017, con inesperados giros y la participación de 35 actores.

Una de las protagonistas ha sido Javiera Díaz de Valdés. La actriz entró como reemplazante de Carmen Zabala en el rol de “Agustina Mackenna”. Luego su participación fue mutando y dio un giro. Actualmente interpreta en la historia a “Samanta Müller”.

En el programa Francamente, conducido por Fran García-Huidobro a través de las redes sociales de Canal 13, Díaz de Valdés se refirió brevemente a su rol en Verdades Ocultas:

Fran García-Huidobro: “Convengamos en que es la teleserie más larga de la historia, ¿porque cuánto lleva? ¿Tres años?”

Javiera Díaz de Valdés: “Tres años”

García-Huidobro: “¿Cuántas veces te has muerto y te han resucitado?”

Díaz de Valdés: “Me he cambiado la cara, he hecho de todo. He atropellado a mi madre, he robado guaguas, he botado a mi hermana por la escalera embarazada. He hecho todas las fantasías que uno quisiera de la telecebolla. Todos los gustos me los he dado. He sido mala, buena, loca”

García-Huidobro: “¿Y ahora vas a volver? Porque vuelves, ¿o no?”

Díaz de Valdés: “Estoy grabando ahora. Hace tres semanas empezamos a grabar. Y claro, lo bueno es que ya tengo un colchoncito de mi marca (se refiere a su emprendimiento de una línea de productos para la piel) y una persona que está dedicada a todo ese trabajo del día a día o el trabajo más sucio de una Pyme, en el fondo, y me dedico a la producción de nuevos productos que voy a lanzar luego, campañas publicitarias que les hago. Armé un blog, en la página web, donde entrevisto a personas, como que no quiero hablar de la belleza como un cosmético, sino de la belleza más amplia y profunda”.