*

Glamorama
Leandro Penna en una foto que compartió en su instagram @leandropennaoficial en 2017.

Leandro Penna explica su frase “aquellos que quieren vivir como comunistas ¿por qué no se van a vivir a Venezuela, a Cuba?”

Autor: Fran Varela / 8 octubre, 2020

“Yo no digo que sean todos (quienes efectúan destrozos durante las protestas), son pocos y eso es lo que llama la atención. Porque yo he visto gente, amigos míos que van y me parece fantástico, pero no van a querer destruir todo. Eso me da pena. Conozco gente que estaban acomodados en clase media y les quemaron el negocio y hoy están en una situación casi de calle, viviendo en una casa prestada. Se fundieron y eso me da lástima”.

Esto es parte de los argumentos con que Leandro Penna explicó una historia que publicó en su cuenta Instagram en los momentos en que el chico reality argentino iba rumbo a una entrega de su emprendimiento de paltas y se topó con una protesta en las cercanías de Plaza Italia.

Entonces publicó la historia donde en parte decía:

“Acá están tirando piedritas. ¡Hay guerra papá! Dios mío, aquellos que quieren vivir como comunistas, ¿por qué no se van a vivir a Venezuela, a Cuba? Les damos pasaje gratis, que se vayan para allá. ¿A ustedes les parece dañar un hermosos país? Pasa que a veces uno no valora lo que tiene. Me da mucha lástima”.

El contenido fue viralizado y provocó criticas, algunas muy duras, al ex participante de los realitys de Mega Amor a Prueba, ¿Volverías con tu Ex? y Doble Tentación.

En tanto, el transandino de 35 años se contactó con El Aperitivo, espacio que Jordi Castell emite en vivo por Instagram, donde se refirió en extenso al asunto. Estas fueron sus palabras:

“Hay mucha gente trabajando ya en la calle y yo vengo de un país que ya está destruido. Hace 70 años era un país muy rico y Chile era muy pobre, hoy Chile es uno de los mejores países de Latinoamérica.

“Y no lo digo yo, lo dice todo el mundo, por eso vienen muchos extranjeros, por eso yo elegí venir a vivir acá. Dejé mi familia y mis amigos buscando un futuro mejor, veía que Chile dentro de todo Latinoamérica. Yo había vivido en Londres y no me quería ir a vivir a Europa, seguir estando lejos de mi familia, y elegí Chile.

“Chile es un país muy lindo, espectacular, donde también hay cosas que hay que seguir luchando para mayor equidad. Debería haber mejor salud, mejor educación, debería haber una mejor jubilación y hay un montón de cosas para seguir mejorando. Creo que la protesta y la lucha… Yo porque no tengo tiempo, pero sino iría igual, pero no rompería nada porque todo lo que hay es parte de todos nosotros y romperlo significa retroceder todo lo lindo que ya se construyó.

“Dentro de las partes legales hay que luchar por una educación gratuita, por una salud para todos, más pareja, no todos tienen la posibilidad de ir a la Clínica Las Condes. Yo fui el otro día por un resfrío y me sacaron 200 dólares por un resfrío. ¿Qué hace una persona? Espero que no me pase nunca nada grave porque me muero.

“Hay gente que piensa que tengo un poder adquisitivo acomodado y yo soy un laburador, a mí no me sobra nada, la estoy remando todos los días, vengo de una familia clase media. Y justamente ayer, por ahí se malinterpreta el video, porque no es sobre la protesta, porque yo soy parte, no puedo ir porque tengo que trabajar, tengo que seguir dándole para adelante, sino yo iría sin ningún problema. Hay que luchar por una mejor equidad para todos.

“Chile tiene ese defecto, es un país caro, donde si no tienes poder adquisitivo no tienes una buena educación y eso me parece pésimo. Si no tienes poder adquisitivo no tienes buena salud y eso me parece pésimo. Estar durante millones de años pagando una jubilación para que después te den 150 mil pesos me parece pésimo.

“Hay que luchar pero hay que cuidar. Yo ahora estoy todos los días en la calle y conozco muchas realidades porque estoy en La Pintana, en San Bernardo, en Vitacura, La Dehesa, como puedo estar en Puente Alto. Voy a todos lados y tengo la suerte de encontrarme con familias maravillosas, por ahí me siento, me sirvo un jugo, me han invitado a comer a veces familias humildes con un corazón enorme.

“A veces cuando uno ve el Metro, que el año pasado se prendió fuego, los más perjudicados son los que menos tienen porque los que más tienen andan en auto. Que lástima para la gente que ahora tiene que ir en un taxi y no tiene plata para tomarse un taxi. Y le cagan la vida al que menos tiene, perdón que lo diga así, pero eso es lo que yo digo.

“Yo estuve mucho tiempo en Puente Alto y en Iquique, en lugares muy complicados, en tomas y a mí me llamó la atención, pero fui a laburar, a sacar basura, a desarmar chozas donde vendían drogas, las desarmé yo en Laguna Azul, y no lo pueden negar porque hay registros. Donde me metí me decían ‘no te metas ahí porque es complicado’. ‘¿Cómo? Esta gente necesita ayuda, necesita que alguien venga y haga algo’.

“Y no tengo ninguna intención política porque… Bueno, me encantaría votar acá porque hace seis años que elegí estar estar en Chile, me dieron todas las oportunidades, es un maravilloso país y cada día estoy más enamorado de este país.

“La otra vez defendí a muerte a Chile, en marzo, cuando terminamos el Bailando por un Sueño me llama Jorge Rial y me dice ‘¿con qué país te quedas?’, yo le digo ‘toda la vida con Chile’. Más allá de que ustedes están criticando la cantidad de muertos y todas las cosas que están sucediendo, en Argentina están haciendo todo mal.

“Y hoy me dan la razón, porque Chile ya está saliendo de la situación, gracias a Dios, económicamente está encaminándose, y Argentina está trabado hace 250 días en cuarentena. Es una locura, es el país con mayor cuarentena, con mayor muertes, la verdad que es un desastre.

“Yo elijo y lo digo abiertamente… Porque no tengo nada, soy un ciudadano más, no soy de derecha ni de izquierda ni centro izquierda, hay cosas que me gustan y que no me gustan.

“Honestamente, quiero que queden los comentarios (refiriéndose a los comentarios de los usuarios de Instagram conectados a la transmisión, los cuales aparecen en la pantalla del celular) porque no me afectan en nada. Yo sé que hay gente que opina una cosa y otra que opina otra cosa. Pero quiero que sepan todos los que están haciendo la protesta que yo los apoyo abiertamente y lo digo porque es la forma de progresar.

“Yo tengo muchos amigos que políticamente no opinamos igual pero comemos un asado, nos cagamos de la risa, porque no nos hace diferentes pensar esas cosas. Y acá en Chile, como yo no voto, me da lo mismo derecha e izquierda, lo único que digo es que cuidemos este hermoso país. Porque yo viví tres años en Londres, un tiempo en Miami, un año en China, en Argentina, he podido recorrer el mundo y tengo para comparar.

“Dentro de Latinoamérica Chile es un país maravilloso. Ayer yo le estaba llevando paltas a un restaurante, ahora como abrieron, y me decían ‘Leandro, ¿dónde estás? Te necesito por favor’. Y yo hace una hora que estaba ahí, digo ‘puta’ y no sabía si subirme a la vereda, pasarme por atrás, porque me estaban pidiendo y a mí me gusta ser muy responsable. Y no me quedó otra que esperar, estaba caliente y digo ‘puta madre’, y también los entiendo a ellos.

“Hace cuenta que te compras una casa, luchaste toda la vida por tener una casa. La tienes mañana, la tienes bonita, pintada, viene el vecino y te rompe toda la casa. Entonces en Chile, más allá que sea extranjero, hace siete años que pago impuestos, Chile es todos nosotros y por eso lo tenemos que cuidar.

“Chile es muy prolijo, muy limpio, donde vayas, a la comuna que vayas son divinas. Aunque me digas ‘ándate a La Pintana’, conozco La Pintana y hay lugares que les falta y hay lugares que están muy lindos. Toda la vida luchando por algo y ahora lo rompen, y eso es lo que yo reclamo.

“Yo no tengo por qué ocultarme, por ahí se malinterpretó o se mal tituló, porque las noticias titulan mal. Por ahí me expresé de una manera que se malinterpretó ciertas cosas y no tengo por qué ocultarme.

“Yo no digo que sean todos, son pocos y eso es lo que llama la atención. Porque yo he visto gente, amigos míos que van y me parece fantástico, pero no van a querer destruir todo. Eso me da pena. Conozco gente que estaban acomodados en clase media y les quemaron el negocio y hoy están en una situación casi de calle, viviendo en una casa prestada. Se fundieron y eso me da lástima.

“Pero bueno, por ahí si se malinterpretó pido disculpas. Si alguien se sintió afectado, no fue la intención, quédense tranquilos. Y nada, hay que seguir dándole, seguir trabajando”.