*

Glamorama
Daniella Campos en una Imagen tomada de pantalla del programa No Culpes a la Noche, en TVN, en octubre del 2018.

“Los dos tumores (benignos) están metidos en mis dos ojos… Tengo susto, no voy a mentir, porque uno es más grande que el tamaño del ojo”: Daniella Campos se somete a nueva cirugía

Autor: Fran Varela / 15 octubre, 2020

“Mi última cirugía grande fue el 2013 y ahí creí que iba a ser última. Los dos tumores están metidos en mis dos ojos, el tumor izquierdo impactó ya el globo ocular y lo está desplazando. Entonces estoy en una situación bien particular”, cuenta Daniella Campos sobre la cirugía a la que se someterá el próximo lunes para extirpar dos tumores benignos.

La figura televisiva de 44 años se contactó con El Aperitivo, espacio emitido en vivo por Instagram y conducido por Jordi Castell donde, entre otros temas relacionados con su carrera, el encierro y su familia, contó lo de su próxima operación.

Campos ya fue sometida a una serie de cirugías hace casi una década debido al hipertiroidismo y estas fueron sus palabras sobre su situación actual:

“Esta pandemia nos ha cambiado la vida a todos y lo digo de forma global, en todos los sentidos. Hemos aprendido a vivir nuevamente alejados, que es algo tan del ser humano porque somos tan de manada, de contacto. Ha sido sumamente impactante y así como han pasado cosas muy buenas en mi vida también han pasado otras que vuelven a poner pruebas difíciles importantes. Te voy a contar que el lunes me operan nuevamente y desgraciadamente.

“Yo pensé que ya eso había terminado para mí, pero nuevamente vamos a pasar una prueba difícil. El lunes entro a pabellón a primera hora, tengo dos tumores benignos en los frontales de mi cabeza. Es la primera vez que voy a entrar a una cirugía tan grande existiendo ya ella (su hija Maite). Eso a una como mamá te llena de energía, de valentía, de ganas de volver rápido y de que todo pase. Ella es mi luz, no hay nada en este mundo que me atraiga o que me deje aquí más que ella. Así que vamos pasando más pruebas, pero también he pasado muchas otras cosas lindas en mi vida.

“Nadie sabía, excepto muy pocas personas de mi familia, no todos los saben, porque igual es algo… Mi última cirugía grande fue el 2013 y ahí creí que iba a ser última. Los dos tumores están metidos en mis dos ojos, el tumor izquierdo impactó ya el globo ocular y lo está desplazando. Entonces estoy en una situación bien particular.

“Esta pandemia además nos deja muy solos, he tenido que enfrentar este tipo de cosas no con el afecto y el apapachamiento que uno está acostumbrado de tus seres queridos. Además entras a la clínica sola, no puede ir a verte nadie, entonces todo es distinto y tenemos que acostumbrarnos a esta nueva realidad en la que todos hemos tenido que pasar por distintas situaciones, ahora me va a tocar a mí.

“Pero como te decía, la Maite es mi principal motor para que esto pase pronto y salga todo bien”

Jordi Castell: “Aquí hay otro motor (muestra una foto de Daniella y su marido, el ingeniero Esteban Caldentey)”

Campos: “Esteban, mi marido, sí. Parte importante de estos ocho años que llevo de matrimonio donde me dio todo lo que… Ando sentimental, así que por favor no me hagas llorar. Pero él me dio el deseo más grande que tenía en la vida, que era poder ser mamá. Luchó junto a mí para poder lograrlo, luchó junto a mí para poder sacar adelante a la Maite y ha sido un hombre valiente de estar al lado de una persona que le costó mucho lograr la estabilidad en la salud.

“Hoy día nos remecemos de nuevo un poco pero con la seguridad de que todo va a salir bien. No tengo miedo de que algo vaya a suceder, pero si tengo miedo al dolor, porque sé a lo que voy, he vivido eso y pensé que esta zona ya no me la iban a tocar nunca más. Me tienen que sacar un huesito de la frente, correr otro de la nariz, pero no me va a cambiar mi anatomía de la cara. Gracias a Dios está la posibilidad de entrar por la nariz, porque sino iba a ser por la cabeza y eso hubiese sido mucho más terrible.

“Así que, dentro de lo malo mis angelitos siempre están ahí alrededor haciendo y moviendo los hilos para que todo sea de la mejor forma posible. Me va a operar el mismo equipo que me operó los ojos el 2012 o 2011 en la Clínica Alemana, así que estoy en las mejores manos y ellos ya conocen todo lo que ha sucedido dentro de mis ojos por la enfermedad que yo viví. Así que estoy tranquila por ese lado, porque es un equipo increíble de doctores que han estado a lo largo de estos años. Así que confiada.

“Tengo susto, no voy a mentir. Porque además (los tumores) son bien grandes, uno es más grande que el tamaño del ojo, desde el cerebro hasta el ojo. Es el izquierdo el de más problema, el derecho igual está dentro del ojo, pero es más pequeño. Entonces he tenido algunos problemas de visión, muchos dolores de cabeza y eso nos dio las primera señales, hasta que lo descubrimos.

“También mis ojos deben estar un poquito más expuestos de lo que realmente deberían estar porque el tumor está empujando. Entonces eso también va a ser lo bueno, que post cirugía estéticamente voy a lograr mejores resultados, aunque no es lo importante, pero es algo positivo.

“He llorado harto, soy súper honesta. Quise compartirlo con la gente porque el público que me ha seguido en todos estos años, me ha acompañado en todas, en las buenas y en las malas. Y esta es una más, pero he salido de peores, así que esta no me la va a ganar, no hay posibilidad de que me la gane”