*

Glamorama
Marlen Olivari y Kike Morandé en una imagen tomada de la pantalla de Morandé con Compañía, en Mega, en 2015.

Marlen Olivari: “Me llaman de Morandé con Compañía. Empecé a ganar harta plata”. Gloria Simonetti: “Era un requete buen pago para la paciencia de estar al lado del Kike Morandé…”

Autor: Fran Varela / 17 noviembre, 2020

“Empecé a tener tanto trabajo y a ganar, debo decirlo, harta plata”, recuerda Marlen Olivari sobre sus primeras apariciones en Morandé con Compañía, programa donde alcanzó el peak de su popularidad.

La figura televisiva participó en un capítulo de La Divina Comida grabado antes de la pandemia y en el que participó junto a Gloria Simonetti, el actor Alonso Quintero y el periodista Pablo Flamm.

Entre otros momentos, mientras Olivari hablaba de Morandé, Gloria Simonetti hizo un comentario sobre el animador. Esta fue esa parte de la conversación:

Marlen Olivari: “Empecé a estudiar periodismo en la Universidad del Pácifico, me encantaba, pero cuando ya llevaba unos años me llaman de Morandé con Compañía. Empecé a tener tanto trabajo y a ganar, debo decirlo, harta plata”

Alonso Quintero: “Te pagaban bien”

Olivari: “No solamente en Morandé. Empecé a ganar plata en todo Chile porque empecé a viajar y a animar eventos por todo el país”

Quintero: “Consecuencia del Morandé, obvio”

Olivari: “Entonces yo no tenía tiempo para estudiar”

Gloria Simonetti: “Pero era un requete buen pago para la paciencia de tener que estar al lado del Kike Morandé (risas)”

Olivari: “¿Qué te hizo?”

Simonetti: “No me ha hecho nada”

Pablo Flamm: “Te felicito que tengas tu opinión”

Simonetti: “Pero por favor, si todo el mundo tiene derecho a opinar. Me parece que la Marlen tenía que tener harta paciencia y se ganaba bien su plata”

Posteriormente, en las entrevistas personales que realiza La Divina Comida, los protagonistas comentaron:

Simonetti: “Yo a él (Kike Morandé) no lo conozco, con suerte le he dicho ‘buenas tardes’ y ‘hasta luego’. Pero sí me parece que es difícil trabajar con gente que es tan poderosa”

Quintero: “¿Y qué tal trabajar con Kike Morandé?”

Olivari: “Fue una gran escuela y la verdad es que les tengo un gran respeto y cariño. Porque ahí aprendí mucho, me conocí mucho a mi misma y lo más importante es que conocí mis capacidades”.