*

Glamorama
Titi García-Huidobro en una imagen tomada de la pantalla de Sigamos de Largo en Canal 13.

“Fuimos cayendo en una letargia, en una fomedad espantosa… El último tiempo dormimos en piezas separadas”: cuenta Titi García-Huidobro a un año del quiebre con Pato Torres

Autor: Equipo Glamorama / 1 enero, 2021

“Las cosas se desgastan tanto que dije ‘esta plantita la riego, ¿pero valdrá la pena?, ¿volverá a crecer?’”, contó Titi García-Huidobro sobre el momento en que se separó de Pato Torres.

Tras 16 años de relación, ocho de casados y dos hijos, el matrimonio decidió terminar y lo contaron en televisión.

Ahora la locutora estuvo en Sigamos de Largo donde se refirió a su carrera en radio y televisión y a la vida en cuarentena en 2020, entre otros temas.

En tanto, esta fue la conversación en el estelar de Canal 13 sobre su quiebre matrimonial:

Fran García-Huidobro: “¿Cómo fue la separación? ¿Por qué fue?”

Titi García-Huidobro: “Nosotros terminamos en súper buenos términos, valga la redundancia, porque la relación se fue desgastando con el tiempo. Fuimos cayendo sin querer en una letargia, en una fomedad espantosa, que seguramente a mucha gente le pasa en la casa. El problema nuestro es que nunca supimos salir de ahí, o no quisimos, o nos dio lata, o nos acostumbramos”

F. García-Huidobro: “¿Puede ser que se mezcló mucho lo laboral entre ustedes? Porque los proyectos también los hacían juntos”

T. García-Huidobro: “Sí, trabajamos juntos, el Teatro en Chilevisión, el teatro en San Ginés. No sé si eso haya influido mayormente, pero claro, pasábamos todo el tiempo juntos. También uno quizás necesita un respiro a veces, un poquito de aire. Pero la relación se fue desgastando y fueron muchos años en que nos costó tomar la decisión”

Maly Jorquiera: “Es que hay un todo, hay hijos. De hecho, tú dijiste que también te habías vuelto muy mamá y habías abandonado un poco el lado mujer”

T. García-Huidobro: “Sí, yo tengo clarísimo que tengo mi porcentaje de culpa y entre ellos está haberme volcado al mil por ciento a mis hijos. Súper aprensiva, entonces nos íbamos de viaje y yo lloraba los cinco días que estábamos fuera. Los ojos hinchados como sapo y este otro me decía ‘cuándo te invito de nuevo…’

“Yo sentía que separarme de mis hijos era como si me estuvieran sacando un pedazo de corazón. Ellos estaban regios, pero yo…”

F. García-Huidobro: “Independiente de que todo terminó en muy buena onda y yo entiendo que ustedes nunca tuvieron grandes peleas, igual tu hijo Matías ya percibía que había cierta distancia, no fue una sorpresa”

T. García-Huidobro: “Es que el Mati ya tiene 16 años, ya es grande, ya sabe cómo funciona el amor, desde su madurez. Y porque más allá de las peleas había una indiferencia que uno lo nota. Uno sabe cuando los papás pasaron de estar de la mano todo el rato a estar sentados uno al lado del otro”

Jorquiera: “¿Dormían en piezas separadas?”

T. García-Huidobro: “Sí, el último tiempo dormimos en piezas separadas. Ya al final ambos buscábamos excusas para no arreglar la situación. Cuando las cosas se desgastan tanto que dije ‘ya, esta plantita la riego, ¿pero valdrá la pena?, ¿volverá a crecer?’”

F. García-Huidobro: “Entonces me imagino que el luto lo hicieron estando juntos”

T. García-Huidobro: “Claro, exactamente. Cuando a mi me preguntan ‘¿y este año?’, porque ya llevamos un año separados, ‘¿este año cómo has estado?, ¿cómo lo has sobrellevado con la pandemia o la falta del Pato en la casa?’. No la siento porque, como tú dices, el luto lo vivimos años antes juntos. Porque estábamos juntos pero no estábamos juntos. Nos habíamos convertido en dos muy buenos amigos, muy buenos compañeros de trabajo y buenos padres”.