*

Glamorama
María José Bello y Mauricio Pichara en una foto publicada en 2012 por yofui.com

María José Bello se casa: “Estoy pedida. Me pidieron en Viña con la alfombra roja…”

Autor: Fran Varela / 6 enero, 2021

“Yo estaba viendo tele con la pechuga al aire dando teta a la guagua, recién nacida, tenía días. Hecha bolsa, viendo la alfombra roja mientras todos ustedes pasaban divinos’”, partió contando María José Bello sobre la petición matrimonial que le hizo el arquitecto y músico Mauricio Pichara.

La actriz y su amiga Chiqui Aguayo visitaron Sigamos de Largo, donde se refirieron a los 20 años que han sido cercanas y a sus propuestas matrimoniales.

Este fue el relato de Bello, quien tiene dos hijos con Pichara:

“Yo estoy pedida. Que divertido, me preguntaba la que ve los contenidos aquí y yo le decía ‘yo estoy pedida. Me pidieron en Viña el año pasado con la alfombra roja’ (se refiere a la última Gala del certamen en 2019). Yo estaba viendo tele con la pechuga al aire dando teta a la guagua, recién nacida, tenía días, hecha bolsa, viendo la alfombra roja mientras todos ustedes pasaban divinos’”

Chiqui Aguayo: “Ventilando la pechuga para que no se cociera”

María José Bello: “Ahí con la guagua, con un moño ordinario a morir y de repente Mauri me mira. ¿Has cachado cuando sientes como esto (la mirada)? Y yo viendo la tele… Como que sentí esta mirada aquí y yo ‘¿qué pasa?’”

Aguayo: “’Estoy ocupada, estoy ventilando la teta’”

Bello: “Sí, como apestada, fue como ‘¡¿qué pasa?!’”

Jorquiera: “Y recién parida, ‘¡¿qué?!, ¿me vas a abandonar?’”

Bello: “‘¿Qué quieres? Estoy viendo a Tonka, al Sergio, a la Maly pasando divinos, ¿qué quieres?’. Me dijo que tenía un regalo para mí, que quería hablar conmigo y si tenía un tiempo.

“Yo, en modo webeo, le digo ‘me voy a arreglar, porque si me tienes un regalo…’ Y me arreglé, me hice un moño, me pinté la boca, pero como echando la talla, ‘oye, si me vas a hacer un regalo’ y me subí el sostén de amamantar.

“Voy al living y me hace una hermosa declaración. Lo que más me gustó es que no lo hubiera pensado. No era el ideal, en otro momento de mi vida, como ese tipo de escena. Pero lo bonito es que él apeló a lo que éramos hoy día y esto éramos, la teta al aire, la guagua, la vida.

“Y que verme parir para él había sido, me dijo ‘es heavy ver cómo llegan tus hijos, como verte ahí con esa fuerza’. Y  la verdad es que sí, falta solamente eso. Y ahí estoy, pedida”.