*

Glamorama
Ignacio Gutiérrez en una foto que compartió en su Instagram @nachogutierrezcastillo en septiembre de 2020.

“Si me caigo me vuelvo a levantar. Si necesito ayuda, pido ayuda… No le tengo miedo al fracaso”, afirma Ignacio Gutiérrez

Autor: Equipo Glamorama / 24 enero, 2021

“Yo tenía la certeza de que no volvía a la tele”, cuenta Ignacio Gutiérrez.

El animador de 44 años fue entrevistado en 3X3, programa que realiza el chileno radicado en Estados Unidos Juan Goñi en su canal YouTube.

Gutiérrez se refirió a episodios de su vida y su carrera televisiva, entre ellos cuando demandó a Chilevisión por discriminación por su orientación sexual en 2016. Explicó las creencias que le permitieron seguir adelante:

“Si tú me dices que pensé que no volvía a la tele, sí. Me acuerdo del lugar donde estaba. De hecho, tenía la certeza de que no volvía a la tele. Pero lo que siempre he defendido es mi forma de vivir, más allá de que cualquier persona puede vivir como quiera. Estaba defendiendo a mi familia, mis padres, mi enseñanza, mis valores, otras personas, no solamente yo. Pero yo tenía la certeza de que no volvía a la tele.

“Y me reinventé. No tengo miedo al emprendimiento. Si me caigo me vuelvo a levantar. Si necesito ayuda, pido ayuda. No tengo temas con eso. No tengo temas con ser exitista, porque en alguna época yo lo fui. No le tengo miedo al fracaso. Y eso me hace andar con una mochila mucho más liviana.

“Vivimos en países exitistas, que se aplaude cuando se compran autos nuevos. En una época vivía así pero hoy no tengo esa mochila, no me interesa. Pero si yo fracaso… El año pasado en mi productora me fue como las reverendas, tuve que cerrar. Al fin de año siempre al borde de la quiebra.

“No quiero que quiebre, pero me ha ayudado para fortalecerme y he pedido ayuda. Pero no saco con decir ‘¿cómo te ha ido?… Estupendo poh oye’. El año pasado me fue como las reverendas. Todos los programas salieron del aire, no se grabaron comerciales. Fue pésimo. Y este año estamos trabajando el doble para poder sacarla adelante, pero he pedido ayuda”.

Juan Goñi: “Cuando tomaste la decisión y estabas al borde del abismo y saltaste, porque lo angustiante es cuando uno no sabe lo que viene en el futuro, la angustia de no saber lo que viene después del cambio de empresa, cambio de canal, cambio de giro profesional. Después uno lo mira en perspectiva y dice ‘no fue tan terrible. Debería haberlo hecho antes’.

“Cuando tomaste esa decisión y dijiste ‘vamos con todo’, ¿qué fue lo que te apoyó que estabas haciendo lo correcto? ¿Fue tu familia, entorno familiar directo?”

Ignacio Gutiérrez: “Es una mezcla de mi pareja, mis papás y mis hermanos, mi familia, que es lo que más importa. Lo demás puede ir y volver. La pega de animar un programa o ser animador de televisión va y vuelve. Tengo una admiración muy grande por la gente que se reinventa. No le tenía miedo a eso, le tenía miedo a otras cosas, consecuencias que pude haber tenido conmigo que fueron así, pero no era precisamente no volver al matinal, porque tenía la certeza de que no iba a volver ni me iban a llamar para la tele, y lo hicieron. Lo siguen haciendo y se los agradezco.

“Pero cuando uno salta es porque evidentemente… Hubiese sido un calvario eterno haber sido discriminado y haberme quedado callado. Me ha tocado conversar con personas que les ha pasado eso y que no lo han podido hacer por distintos miedos, por perder la pega, porque tienen hijos, y el calvario no termina nunca. El mío ojalá algún día logremos sanarlo. El silencio nunca lo ocupo”.