*

Glamorama
Coni Picolli en una foto que compartió en su Instagram @coni_piccoli en marzo de 2020.

Coni Piccoli y el odio en redes sociales: “Es gente que está muy aburrida nomás y no tienen nada mejor que hacer que comentar algo malo…”

Autor: Equipo Glamorama / 13 febrero, 2021

“Lo que más me da risa es que cuando ves un comentario hater, te metes al perfil y dice ‘vive y deja vivir’, ‘paz y amor para todos nosotros’. Es muy chistoso”, opina Coni Piccoli sobre los comentarios de odio en las redes sociales.

La figura televisiva de 28 años debutó en 2005 en BKN, en Mega, junto a Vesta Lugg, Camila López y otros. Posteriormente protagonizó Karkú en TVN, junto a Kel Calderón y Luciana Echevarría como parte del elenco.

La actriz hoy es influencer de Instagram y, hace unas semanas, se contactó con el espacio matinal de entrevistas que Carolina de Moras realiza en Instagram, donde se refirió a los comentarios negativos. Esta fue esa conversación:

Carolina de Moras: “Yo siento que te cuidas un montón también, le tienes susto a la sobre exposición”

Coni Piccoli: “Totalmente”

De Moras: “No te gusta que te critiquen, que hablen de ti, ¿te molesta mucho eso?”

Piccoli: “No me molesta tanto a mí, porque igual estoy acostumbrada, pero cuando veo a mi familia preocupada por eso me da lata. Porque a mí, de verdad, los haters y todo eso, toda la vida esa cuestión.

“Obviamente cuando tenía 13 o 14 años me afectaba un montón, lloraba y ‘ese niño me odia, ¿por qué me odia?’. Pero hoy en día para mí es gente que está muy aburrida nomás y que no tiene nada mejor que hacer que comentar algo malo. Entonces no me importa.

“Además uno también tiene que ver de quién viene. Lo que más me da risa es que cuando ves un comentario hater, te metes al perfil y dice ‘vive y deja vivir’, ‘paz y amor para todos nosotros’. Es muy chistoso.

“Pero en general me molestaba que le afectara a mi familia. Cuando existían estos programas de farándula era muy terrible. Yo nunca estuve muy metida en eso, pero obviamente cuando no tenían mucho más que hablar, hablaban de gente como yo.

“Es súper visceral la respuesta de uno, porque uno está enojado, dolido o también te puede molestar un comentario, ¿por qué no? Igual somos personas, sentimos y si te dicen cualquier cosa que a ti te afecte uno contesta.

“Ese es el problema de esta exposición, que al final uno de repente quiere contestar y mandar a la chucha todo, dices cualquier tontera y se agarran de eso para siempre y quedaste con eso.

“Eso es lo que a mí no me gusta de la exposición. Al final la gente que trabajaba en estos programas de farándula tenían una pantalla de tres horas para hablar de ti y tú tenías 30 segundos. No existía un debate o algo.

“Y si no dices nada también. ‘Es que no habló, que se cree no sé qué’, y es que todas las posiciones que tomes al final van a ser criticables y juzgables”.