*

Glamorama
Carlos Menem, Cecilia Bolocco y su hijo Máximo de cinco meses en una foto de archivo tomada de la web.

La nula relación que tuvo Carlos Menem con su hijo Máximo y la guerra de Zulemita contra Cecilia Bolocco

Autor: Cristián Farías Ravanal / 14 febrero, 2021

“Me da un dolor ver a Máximo sin su papá…”, declaró Cecilia Bolocco en 2005, Fue una de las primeras ocasiones en que evidenció públicamente la nula relación que tenía Carlos Menem con su hijo.

Entonces el niño estaba por cumplir dos años, su madre conducía un estelar en Mega y su padre residía en Buenos Aires totalmente dedicado a su carrera política.

“El corazón acusa el golpe, porque lo amo, lo respeto muchísimo, pero en definitiva su vida es la política y con suerte yo vengo después, en segundo lugar. Sí, con suerte. Y ahí también Máximo, con suerte en segundo lugar”, agregó la animadora llorando en el estelar Mucho Gusto que conducía Luis Jara.

La pareja ya estaba separada pero los papeles de divorcio solo se finiquitaron luego del paparazzeo a la ex reina de belleza junto al italiano que hace negocios en Chile Luciano Marocchino.

En 2007 un paparazzi contratado por la revista SQP cobró mil dólares diarios por fotografiar a la pareja que vivía su primer encuentro amoroso en la casa de ella en Miami.

Desde entonces la diseñadora luchó porque su hijo tuviese algún tipo de relación con su padre. Una pelea que perdió en medio de los continuos ataques de Zulemita, la hija y guardiana del ex mandatario, quien actuó en contra de la ex reina de belleza desde que empezó a pololear con el político fallecido este fin de semana a los 90 años.

A este lado de la cordillera Cecilia Bolocco contestaba cada vez que le preguntaban que su rol era de “papá y mamá”. Mientras al otro lado las reacciones de los Menem fueron subiendo en su tono agresivo. Hasta que Diana Bolocco, también madrina de su sobrino, perdió la paciencia y se desahogó públicamente:

“Cecilia ha sido mamá y papá de Máximo durante 14 años. No ha recibido apoyo de ningún tipo por parte de su papá. Máximo no recibe un llamado siquiera para el cumpleaños, para la Navidad por parte de su padre.

“Lo único que han hecho con Máximo es hacerle daño. Las únicas veces que Máximo ha podido ir a verlo a Argentina es porque ha nacido de él, de un interés de él por acercarse a su papá, y siempre ha sido tremendamente difícil.

“La Cecilia lo ha acompañado y ha recibido humillaciones gigantescas como dejarlo en la calle, y van los custodios a buscarlo. Ni siquiera puede acercarse a la casa donde vive Carlos.

“Las puertas no están abiertas para Máximo. Máximo ha hecho esfuerzos gigantescos y constantes por comunicarse con su papá y él ni siquiera le contesta el teléfono.

“A lo que se ha dicho a través de la prensa argentina, por medio de su hija, no me voy a referir, me parece de una bajeza gigante, sobre todo cuando él nunca ha estado presente y no ha apoyado a Máximo desde ningún punto de vista. Me refiero ni económico, ni emocional, ni de crianza.

“Máximo no tiene papá, esa es la verdad”.

Sin embargo la madre y su hijo siguieron intentándolo, hasta que en 2018 realizaron un viaje a Buenos Aires el cual tuvo consecuencias traumáticas.

En la primera visita a la casa del barrio Belgrano donde vivía el ex Presidente, Zulemita Menem retó a Máximo. En un segundo encuentro, a los pocos minutos el chico decidió retirarse ante la llegada de Carlos Nair Menem, quien ha hablado mal de Cecilia y Diana Bolocco.

En su último día en Buenos Aires, el niño llegó nuevamente hasta el domicilio de su progenitor, pero esta vez ni siquiera le abrieron la puerta, ya que le dijeron que Menem se encontraba en el Congreso, aunque el senador rara vez asistía.

Ahí, rechazado y en plena calle, el niño de 14 años habló en directo con un programa transandino y reveló:

“(Vengo a juntarme) Con mi papá, no sé quién está adentro en realidad. No hemos hablado. Quiero poder venir y estar solo con él, cosas así. Quiero una vez por lo menos estar solo con él, pero siempre hay gente.

“(Mi mamá) Siempre me ha apoyado, que me quiere mucho y, bueno, lo venimos a ver.

“Estoy aburrido de yo tener que venir sin que él sepa. Yo llegué y él ni sabía que yo estaba acá. Ni siquiera sabía si me iban a abrir la puerta. El no sabía, yo solo vine por mi cuenta, con mi mamá.

“Tengo mi familia en Chile que me apoya siempre. Pepo (el empresario José Patricio Daire, novio de Cecilia Bolocco), que es como mi papá. No me hace falta un papá. Yo solo lo vengo a ver porque quiero ver a mi papá biológico, para verlo, saber como está.

“No lo veo desde noviembre de 2016. No me hace mucha falta, en verdad. Lo único que he hecho con mi papá es estar ahí con él, no hablamos mucho. Nos abrazamos, nos decimos te quiero.

“(Me gustaría) Poder comunicarme con él fácilmente, saber cuando yo venga o cuando él vaya, o si él me pueda ir a ver alguna vez. Si él me llama, cosas así.

“Cuando chico (lloraba) mucho.. Antes de Pepo. El no me mandaba regalos y mi mamá me hacía regalos gigantes y me decía que eran de él para mi cumpleaños. Juguetes como autitos gigantes y cosas así.

“Mi mamá me dice que es mi papá y lo tengo que querer como sea, y por eso ella me trae.

“No solo mi madre, soy yo también, que nunca hemos tenido una relación buena con Zulemita. Yo la conocí de verdad el viernes. Empezamos a hablar del tema y explotó y me empezó a decir ‘mocoso’ y cosas muy feas y yo no estoy para eso. Mala, pésima (relación con Zulemita). Nos saludamos pero las peleas eran increíbles, ella me gritaba y yo llorando, obviamente”.

Regresaron a Santiago muy mal. Meses después Máximo debió ser operado de urgencia por un tumor en cerebral. Su papá viajó, lo visitó en la clínica durante unos minutos y regresó a Argentina, a pesar de que el chico estaba de cumpleaños días después siguientes.

Posteriormente, cuando en 2019 Cecilia Bolocco recibía los resultados de la biopsia y debía buscar rápidamente el tratamiento para el cáncer descubierto a su hijo, Zulemita atacó otra vez. En un programa afirmó:

“Te estoy diciendo que no le atiende el teléfono a papá. Las veces que ha llamado mi padre es imposible. No tengo idea si lo hace porque no tiene un tema resuelto con mi padre. Sinceramente no la conozco. Conozco su modo de actuar, porque hace años que nos vienen sucediendo cosas, pero no puedo decir si lo hace con algún fin en especial. Si por el tema de los medios, como es una persona mediática, si le sirve esto para…”

Por primera vez la animadora reaccionó de inmediato y a través de un categórico comunicado donde decía que “no aceptaré que se juegue y especule acerca de la difícil situación por la que estamos pasando y demando respeto por la salud y recuperación de mi hijo”.

Hace unas semanas ella y Máximo viajaron para despedirse de Carlos Menem, quien ya estaba en coma. “Fue liberador”, declaró Bolocco al regreso. Aunque solo su hijo entró a la habitación a decir adiós.