*

Glamorama
Fran Undurraga en una foto que compartió en su Instagram @franundurragada en septiembre de 2020.

“Llegamos a la casa y pasaron un montón de cosas horribles…”, relata Fran Undurraga sobre uno de los ex pololos que la violentaron

Autor: Equipo Glamorama / 6 marzo, 2021

En septiembre de 2013 Francisca Undurraga realizó una denuncia por violencia por parte de su entonces pololo.

En 2016 habló del tema llorando en el matinal de Canal 13 y este viernes ahondó en Podemos Hablar, estelar de conversación en el que participó junto a Fran García-Huidobro, Millaray Viera, Iván Moreira, Julio César Rodríguez y Juan Falcón.

Estas fueron parte de las palabras de la figura televisiva que fue panelista de Toc Show y participó en el reality Doble Tentación:

“Estoy en terapia, con sicóloga y siquiatra. No me da vergüenza decirlo porque mucha gente lo hace, sobre todo en esta época de pandemia que uno tiende a estar más con uno mismo y aceptar y darse cuenta cuáles son sus problemas y decir ‘paremos un poco. Quiero empezar a mejorar’.

“Yo desde chica siempre tuve el patrón de caer en ciertas relaciones tóxicas. Y obviamente después, con el tiempo, tú las empiezas a normalizar”

Elfenbein: “¿Cómo definimos tóxicas?”

Undurraga: “Tóxicas, donde hay violencia de por medio, violencia verbal, física”

Elfenbein: “Te pasó ambas cosas”

Undurraga: “Ambas cosas y era algo repetitivo en la mayoría de mis relaciones. Yo normalizaba y me quedaba ahí. Y hasta hace poco, hablando con mi sicóloga le decía ‘tal y tal cosa’. Y me decía ‘Fran, eso no está bien. Lo que pasa es que tú has sufrido tanta violencia que tienes una tolerancia tan alta que para ti cosas que son inaceptables tú las aguantas sin problema”

Elfenbein: “¿Por ejemplo?”

Undurraga: “Es que no quiero entrar en detalles”

Elfenbein: “Es que hablas de muchas relaciones donde tuviste episodios de violencia sicológica y física”

Undurraga: “Por ponerte un ejemplo, la primera relación que tuve estuve con un hombre siete años mayor que yo. Una vez salimos de un carrete, íbamos caminando por el borde costero de Viña, donde hay un acantilado, estaba la Kmasú en ese tiempo, muy antiguo. Y empezamos a pelear y me decía ‘cállate o te tiro’. Y me empujaba como donde estaba el precipicio.

“Y después llegamos a la casa y pasaron un montón de cosas horribles. Y después de eso…”

Elfenbein: “Lo dejaste de inmediato”

Undurraga: “No, no lo dejé. Seguí con él y me costó mucho. Volví a repetir el patrón más grande, después, a los 23, 24 años. Y le decía a mi sicóloga ‘¿por qué yo sigo con estas relaciones?’. Y me decía ‘el problema es tuyo porque creas una adicción´.

“Las relaciones violentas además de generar una dependencia emocional generan una dependencia sicológica, porque ese sube y baja de emociones, de adrenalina, te genera unos neurotransmisores muy parecidos a los que te genera la droga. Por eso cuesta tanto salirse.

“Por eso de repente, cuando tú ves en la casa a las mujeres golpeadas y dices ‘qué es weona que no sale de esa relación’. No es que no quiera, es que no se puede. Y de verdad que tienes que tener una motivación muy grande para poder salir de ahí, ya sea si tienes un hijo, o tus papás, mamá, para poder salirte.

“Imagínate. Después de treinta y tantos años me doy cuenta que la que estaba mal era yo, que a mí me faltaba un cariño y una necesidad de cariño tan grande que estaba dispuesta a aguantar cualquier cosa por tener una pareja al lado”

Elfenbein: “¿Lo lograste?”

Undurraga: “Yo creo que sí. Ahora estoy más selectiva y estoy primero yo. Veo una cosa que no me guste y chao. No necesito de nadie para ser quién soy ni para ir donde quiero ir. Y si el día de mañana quiero tener hijos, congelo mis óvulos, que lo tengo más que pensado”.