*

Glamorama
Jenny Cavallo en una imagen tomada de la pantalla de No Culpes a la Noche, en TVN, en octubre de 2019.

La cuarentena de Jenny Cavallo con sus hijos de 6 y 4 años: “Los niños han sido maestros para nosotros… Entendieron que no podían salir porque había un virus y se acabó, nunca más pidieron salir”

Autor: Equipo Glamorama / 20 junio, 2020

“Mi fantasía fue peor que la realidad, yo creo que eso me salvó. Cuando dijeron ‘hay que encerrarse en un departamento con dos niños chicos’ yo pensé ‘esto va a ser la depresión absoluta, el caos y la disfuncionalidad’. Y fíjate que no”, cuenta Jenny Cavallo.

La comediante y sicóloga de 45 años se conectó, hace un par de semanas, con El Aperitivo, espacio que se transmite en vivo por el instagram de Velvet.

En la conversación Cavallo se refirió a su profesión, habló de la microserie SOS Mamis y sobre temas de género.

También detalló como ha sido la cuerentena junto a su marido y dos hijos. Esto fue parte de lo que dijo sobre el encierro:

“Me sorprendió que la realidad fue mejor de lo que pensé que podría haber sido. Flexibilidad, ese es el gran concepto.

“Y los niños han sido maestros en esto. O sea, han sido maestros para nosotros, nos han enseñado un montón de cosas. La capacidad de adaptarse, de no cuestionar, de entregarse y fluir.

“Los niños entendieron que no podían salir porque había un virus y se acabó, nunca más pidieron salir. Entendieron que la vida era esta y que este es nuestro lugar, empezaron a descubrir la casa y ahí se ven bastante saludables… La Florencia tiene 6 y Dante tiene 4”

Jordi Castell, anfitrión del espacio: “Son chicos. Y si entendieron tan fácilmente algún tipo de conexión cercana deben tener con el papá o con la mamá, para que entiendan altiro”

Jenny Cavallo: “Sí, con los dos. El ambiente es medianamente armónico en la casa y eso hace que se tome con naturalidad y que, en el fondo, esto es y punto. Sin tanta pretensión, sin pretender que la vida sea la misma que la de antes, flexibilizando la rutina, con mucho amor y con tolerancia.

“O sea, los niños están felices a costa de uno, porque uno tiene que tener más paciencia, tolerancia, amor y todas esas cosas, que es un esfuerzo igual”

Castell: “¿Cómo has funcionado tú con tu marido ahora encerrados? Porque uno no está reseteado para estar encerrada con la pareja”

Cavallo: “No. Es una arte mantener el equilibrio en la pareja. Nosotros estamos hace once años juntos y tenemos los niños, entonces es un ejercicio permanente de paciencia y de superar los roces, porque claramente hay tensión en el ambiente cada cierto tiempo. Por tonteras, pero es que imagínate estar tiempo completo, 24 horas al día viéndose, igual es agotador.

“Hay que exagerar en la amabilidad, hay que estar siempre muy consciente y despierto para darse cuenta que estamos en una situación un poco extrema y que tenemos que poner de nuestra parte para llevarnos mejor.

“Además, el bien superior, que son los niños, que a mí me interesa mucho, entonces no podemos estar tirándonos las ollas por la cabeza frente a los niños. Tratamos de mantener la armonía y lo logramos”.