*

Glamorama
Kenita Larraín en una foto de archivo de 2015 y en un pantallazo de Sigamos de Largo, Canal 13, esta semana.

La otra cara que Kenita Larraín nunca contó sobre el episodio de la silla de ruedas y que ahora revela emocionada

Autor: Fran Varela / 16 septiembre, 2020

Esta fue una de las preguntas que le hicieron a Kenita Larraín esta semana en Sígamos de Largo:

“¿Qué borrarías de Google para que tu hija no lo viera?

A: La portada del aeropuerto saliendo en una silla de ruedas.

B: Fotos tuyas en diminutos bikinis.

C: Las especulaciones de tu amorío con el Sol de México”.

Como respuesta, la ex modelo, ingeniera comercial y numeróloga reveló una historia inédita relacionada con el episodio de la silla de ruedas en el 2005 –RECUERDA LO QUE PASO AQUI-. Estas fueron sus palabras en el late de Canal 13:

Kenita Larraín: “¿Sabes qué? Por mucho tiempo me dolió el tema de la silla de ruedas, pero está tan superado. Era un momento que yo estaba mal emocionalmente y físicamente y ahora lo atesor”

Fran García-Huidobro: “Pero fue mala onda esa portada, primero porque mucha gente no te creyó. Segundo porque se filtraron algunas conversaciones entre tú y entiendo que una periodista de la La Cuarta. Y tú habías tenido un accidente grave que podía haber terminado mucho peor”

Larraín: “De hecho, hay mucha gente, periodistas y opinólogos que se las dieron de médicos. Porque efectivamente a mí me llevaron a la Clínica Las Condes y los médicos dijeron que me dejaban en Cuidados Intermedios por las heridas y la lesión que tenía en el cuello.

“Lo peor que tenía eran las vértebras del cuello. Entonces eran médicos, eso era lo más gracioso de todo. ¿Pero sabes qué? Yo atesoro momentos lindos, porque sí fueron dolorosos pero por otro lado una vez más fui consecuente conmigo cuando la relación ya no iba más.

“Y ese momento en la clínica… Bueno, yo vengo de una familia de padres separados, donde mi papá se volvió a casar y donde nunca hubo buena onda entre mi mamá y la señora de mi papá. Entonces todo el desenlace, que los que tengan historia parecida podrán empatizar conmigo… A pesar de que ese momento fue muy doloroso, porque se estaba terminando un matrimonio, se estaba especulando y todas las cosas que ocurrieron en ese momento; ese fue el día que todos estaban tan preocupados por mí, que todos dejaron de lado sus intereses personales y estaban todos al lado mío.

“Yo en un momento veo entrar a mi mamá y después veo entrar a la misma sala a mí papá con la señora, y todos preocupados de mí, hablando, porque estaban muy preocupados, muy angustiados. Y fue un momento tan maravilloso, hasta me emociono… (llora). O sea, me ponen la silla de ruedas y no me emociono, pero con este momento sí”

García-Huidobro: “Yo entiendo, es como triste que tenga que pasar una situación tan fuerte como lo que te pasó a ti para que se olviden los rencores. Los hijos son más importantes que las parejas. ¿Y se han seguido viendo? Ahora que son abuelos”

Larraín: “Que heavy. Hace mucho rato que no lloraba. Hace muy bien, yo cuando tengo pena lloro. ¿Es que sabes qué? Fue un momento tan bonito. Por eso te digo, como que todos piensan que fue lo peor y qué sé yo. Pero yo me quedo con esto, la reconciliación de mi familia.

“Después de eso todas las Navidades las pasamos juntos en mi casa y se unen las familias. Antes de eso era si uno estaba enfermo, ‘si iba tal persona yo no voy…’ Era como todo así, entonces era muy complejo y era doloroso.

“De hecho, cuando nosotros recibimos el título, mi hermano como arquitecto, yo como ingeniera comercial, y era siempre así como un dolor de estómago. ‘¿Quién va a ir? Si está esa persona…’ Era una cosa muy dolorosa y ese fue el momento en que se solucionó.

“Y respecto a la pregunta, no sacaría ninguno. No porque no me haya equivocado, me equivoqué mil veces y tuve millones de aciertos también, tuve de ambos. La vida es una gran universidad.

“Muchas veces somos súper criticados porque uno comete un error, y estamos aquí para aprender, tenemos el derecho a equivocarnos. El tema es no quedar para siempre en los errores y avanzar, evolucionar como ser humano”.