*

2080562.jpg

El violento incidente entre el Negro Piñera, Passalacqua y su pololo afuera del VIP del Festival

Autor: admin_copesa / 26 febrero, 2015

Miguel “Negro” Piñera no se pierde ninguna noche de Festival. Llega con mujeres, sin mujeres, alguna modelo, amigos o solo. Pero llega. Infaltable. Todo, según él, gracias a la amistad que tiene con la alcaldesa de Viña Virginia Reginato, a quien agradece cada vez que la prensa lo aborda.

 

Y había pasado tranquilo. Ningún escándalo. Pura buena onda y paz. Pero este miércoles vivió la noche del terror –MIRE AQUI LOS MEJOR Y PEOR VESTIDOS DE LA CUARTA JORNADA DE VIÑA 2015-. El hombre llegó manejando su imponente Hummer negro a la Quinta. Iba con un amigo. Por un momento se detuvo, debido al tráfico que había al interior del recinto. En ese instante aparece Ítalo Passalacqua con su pareja Pato Herrera por delante del auto del “rey de la noche”. 

 

Sin embargo, pasó lo inesperado. El “Negro” aceleró inesperadamente su Hummer hacia donde iban caminando Italo y Pato. Este último pensó que le había tirado el auto encima y lo encaró con rabia. “¡Para, hue…!”, gritó Herrera. No pasó a mayores, pero el pololo del crítico de cine terminó hecho una furia. 

 

Su cara lo decía todo. No dudó en descargarse con la prensa. “Me carga lo petulante, lo pretensioso y desubicado que es. Estaba con Ítalo y nos tiró el auto encima”, afirmó Herrera. Y continuó: “Me molesta la actitud de él, la misma de (Leonardo) Farkas. El creerse más que el resto. Estamos en un lugar donde nos piden que nos corramos, porque saben que vamos pasando, con Ítalo, que le cuesta moverse, y nos tira el auto encima ¡Si nos vio!”.

 

Passalacqua puso lo suyo. “Es desubicado, pero a él le gusta llamar la atención. Lo peor que le puede pasar es pasar inadvertido… Es desacertado”, opinó molesto el periodista. “Es una falta de respeto, porque él no tiene nada. No canta. No hace nada ¿Viene a la Quinta a lucir qué?… Es para llamar la atención”, lanzó Pato.

 

Segundos más tarde, apareció el “Negro” y dio su versión. “Lo que pasó es que yo venía, me estaban empujando de atrás, Carabineros me estaba haciendo avanzar, había un auto detrás de mí, e iba pasando Don Ítalo con Pato, yo frené y, Patito lo está cuidando, lo que me parece muy bien. Pato, te felicito que cuides a Ítalo, necesita mucho cariño de tu parte….En ningún momento hubo una mala intención. Es un cahuín barato”, explicó el hombre.

 

Y también defendió a Farkas. “No es prepotente. Es muy generoso. Ayuda anónimamente a muchos, en especial a los deportistas, así que me comparan con Farkas, es un honor”, comentó el “Negro”.

 

Luego caminó hacia la pareja. Lo miraron con resquemor. La idea del “rey de la noche” era limar asperezas. “Pato, de verdad, disculpa, disculpa… Don Ítalo, amigo mío, fue sin querer. Venían presionándome de atrás, para que avanzara”, les dijo. Después siguió conversando con ellos. Finalmente, todo quedó solucionado. Se dieron un abrazo y fin de la batalla.